¿Qué será de este país en el 2020?

¿Seguiremos igual, mejor o peor?, porque a decir de muchos que están ejerciendo las funciones de gobierno, somos felices, muy felices, quizás un tipo de felicidad que no conocíamos, por lo que hemos de decir que, los que se fueron, salieron de vacaciones a disfrutar fuera del país, pero pareciera ser que la gran mayoría como que no quiere regresar a ser felices con nosotros, a lo mejor, no extrañan nuestra felicidad, que ahora tenemos Petros, y colas que dejan mucho que decir, y cada cosa, cada día que pasa más caro, y nuestra felicidad que otros miran rebosante, nadie se da cuenta, ni dice nada sobre eso, que despierte al gobierno, y así andamos, no a la buena de Dios, sino a la buena del gobierno y de los comerciantes que el que se queja, tiene que ser bien ingrato con este gobierno que los deja hacer y lo más seguro: los seguirá dejando que hagan con el pueblo, lo que a ellos les convenga, o sea, por el bien de ellos, y dale que hay Petros.

El Petro emociona y la gente sale deseosa de hacer con el Petro, lo que no puede hacer con el dólar, porque el Petro como criptomoneda muy a la moda venezolana es del gobierno, a cambio el dólar, no se sabe de dónde sale, y mire que dólares es lo más que hay y, las personas que los sacan para pagar no son capitalistas, ni comerciantes, pero ellos también son muy felices pagando lo que compran con los dólares y aceptan lo que les den al cambio, ellos no imponen, a ellos les imponen y, toma tu dólar y, otros voceando en cualquier calle, en cualquier plaza, compro dólares y hasta paga en Petros, o sea que el Petro está encaminado a llegar arriba y, hasta posible será, que el año por entrar, el venezolana que trabaja con el gobierno cobrará en Petros y como somos felices, el año que está por entrar, nos conseguirá felices, más atorados de felicidad, y venga ese abrazo mi hermano, y ya te tragaste tu Petro.

Pero siempre hay los malas agradecidos, los que de todo se quejan, y no sé si razón tienen, porque cuando van a comprar se consiguen que lo que necesitan para su dieta diaria está a cada momento más caro, y bien caro como atraco a su bolsillo y se percata que el gobierno está lelo de felicidad, pensando que más hacer con el Petro, pero de tomar medidas que vayan en su auxilio, que ellos no tienen, ni Petros, ni dólares y pocos soberanos, pues los bancos dan también lo que cada día les venga en ganas y, tiene que estar a diario metido en una cola, para poder adquirir algo con su efectivo que, enseguida se lo sacan y otra vez limpio y, en esa cansona rutina está la vida del venezolano con una felicidad que, no se les ve, pero el gobierno afirma que somos felices y, para quejarse, obstinados de tener problemas que no le son fáciles de resolver y el gobierno que no ayuda, se va a compartir su felicidad con otros infelices que también tienen sopotocientos problemas que, ni nos los imaginamos y como estos que se van de esos países también se van a ser felices en otros países que, mire usted que hasta en jaula están metidos en la frontera de México con Estados Unidos, pero a esos niños, no se les ve cara de felicidad y eso que Trump Lucha para que sean felices, muy felices que es su lucha a diario -oh yes-.

Se nos va este año, y no tenemos ni una burra ni una chiva, no nos deja un mundo de felicidad, pero seguimos con nuestra soledad a cada paso que damos, pero no nos quejamos, decimos y esperamos, que siempre el año que entra será mejor de eso no debe haber dudas, porque todavía seguimos vivos y el que está vivo tiene esperanzas, claro los que están muertos en vida es como sino existieran, y como dicen por allí que, la esperanza es lo último que se pierde, aferrado en este país estamos a ella, mientras, no salgamos y, un año más en nuestras vidas como un nuevo año que nos sirva para esperar, la dicha y la felicidad y, ojala Maduro reflexione y aparte todo lo malo que hubo este año en su gobierno y se dé cuenta que hay tanto por hacer y mejorar y sobre todo ver, que vea, hable menos y haga más que, en este país más son los que sufren, porque hay el pobre que jode, pero, paz y paciencia, que es la conciencia de un pueblo que no tiene nada que agradecerle a los Estados Unidos y, que unidos nos debe conseguir este nuevo año 2020. Pero hago constar que he esperado y espero cosas buenas del gobierno de Maduro. ¡Feliz Año!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1337 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285723.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO