Aquí ni Maduro ni Diosdado sino Bolivar y Chávez son 1 y 2

El auténtico Nº 1 aquí en Venezuela es Simón Bolivar y el Nº 2 es Chávez y eso lo sabe Dronald Trucutrump perfectamente pero para darnos casquillos tanto al pueblo como en particular a Maduro y a Diosdado, el de marras sujeto -Trucutrump- se vino con la terrorista táctica y sangrienta estrategia de atacar con drones supuestamente al, según el verbo ique, Nº 1, el Presidente Maduro.

Sin tener que exprimir mucho la cabeza, tú, dilecto o dilecta lector o lectora, seas patrioto/a o seas escuálido/a, puedes percatarte, si así lo dispones, de lo que está detrás de tan burda y satánica maniobra de esconder los verdaderos objetivos de Dronald ya que no se trata de ir propiamente contra Maduro ni contra Diosdado sino, en principio, de acabar para siempre con Bolivar y con Chávez, tratar de borrarlos de la conciencia colectiva ya que esta palabra, colectivo, les aterra y no los deja dormir; y en segundo lugar esclavizar al pueblo venezolano y saquear toda la enorme riqueza que alberga nuestra patria.

Las ideas pueden vivir pero también morir -perogrullada- y eso lo sabe muy bien el enemigo imperial y de ahí que dispare por mampuesto contra el ideario bolivariano y chavista.

Si nosotros los venezolanos hubiésemos puesto de Presidente a Su Santidad el Papa Francisco o inclusive al mismo Dios -si esto fuere posible- en vez de a Maduro, igualmente Dronald Trucutrump hubiese disparado sus drones contra nosotros, como otrora cuando el magnicidio trunco, y no lo hace contra el Vaticano porque allá no hay petróleo; es decir, que mientras el Papa siga en el Vaticano no corre peligro de ser atacado por Trucutrump pero si Su Santidad se atreviese a, de alguna manera, "venir" a Venezuela, podrían intentar matarlo con drones también, por supuesto con la colaboración de Ivan Duque, lacayo de Trucutrump; luego, que SS Francisco haga mutis, ¡alea jacta est!, nos da igual; pero, para Maduro, que ¡mutatis mutandis!, moscapil, mosca con las pilas puestas.

De ahí que con respecto al bestial ataque magnicida contra Maduro, "valientes" jefes de Estado e inclusive el Papa Francisco no dijesen ni pio porque en bocas cerradas no entran moscas; mas, lo que todos ellos saben pero se hacen los locos es que si el imperio norteamericano llegase a ponerle sus manos a nuestro petróleo ya con eso dominaría al mundo y esclavizaría a todos pero por fortuna eso no ocurrirá porque Venezuela no se rinde puesto que de lo contrario cundiría la esclavitud para tutilimundi y eso no lo vamos a permitir cueste lo que cueste.

El que engaña miente y el que miente engaña pero a otro perro con ese hueso; puesto que Trucutrump no había podido desmembrar al Estado Nación Venezuela, valga que destruir uno a uno todos los poderes del Estado, salvo a la Asamblea Nacional, optó entonces por aplastarlos de un solo coñazo y así apoderase de la pechuga y de los dos muslos pero ahí fracasó.

Entonces, cuando ese bestial atentado aunque afortunadamente frustrado, lo del supuesto Nº 1 del que hablaban los terroristas entre sí no era sino un espejismo para despistarnos una vez avenido el caos luego de la matanza y hacernos meter la pata en la contraofensiva, hacernos descuidar el flanco de fondo que hubiese sido la proscripción de la doctrina militar bolivariana y chavista; pero nosotros no comemos coba y hemos respondido y tenemos que seguir respondiendo con más Bolivar y con más Chávez porque bien sabemos que a Maduro y a Diosdado, de ser necesario asignarle números, nosotros le asignaríamos el 11 y el 12 respectivamente puesto que del 3 al 10 de ese ranking les corresponde al pueblo venezolano, que es decir, a Chávez o a viceversa; el propio Chávez sentenció que "ya Chávez no es Chávez porque Chávez es el pueblo".

Esa estrategia de ponerle números a nuestra dirigencia es una estrategia divisionista tal como aquella vieja doctrina militar monroista y puntofijista impuesta a las entonces FAN -pluralista no en el buen sentido de la palabra- en que "de coronel para abajo era un mundo y de coronel para arriba otro" se acabó acá en Venezuela definitivamente; en contrario, ahora cuando renació la doctrina militar bolivariana, antes pisoteada, la FANB -singular en el buen sentido de la unidad civicomilitar- el imperio pretende dividirnos de nuevo.

El Pato Dronald tendría que subir un palo encebao antes que echarse al pico a Venezuela.

 

Otan:

 

Valgan ique por "ique" y patrioto por "patriota"


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1066 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: