El culí de Margarita, cuenta su historia no contada, pero muy mal

El guacharaco Carrao, se rascaba el pescuezo con su pata de derecha. Se le notaba muy contrariado. Es mi familia, decía repetidas veces. Un Culí, es como mi primo hermano y uno se molesta que a la familia la dejen mal parado hasta en una vaina tan fácil, como es la de echar un cuento. El primo hermano Culí de Margarita, echó este cuento sobre sus 13 años en la alcaldía de Marcano no muy bien. https://www.aporrea.org/actualidad/a285318.html

Pipo, que es el fiel amigo de Juancho Marcano sabe echar sus cuentos muy bien y ahora me anda sacando la piedra, porque el primo Culí no supo echar su cuento, respecto a los 13 años que estuvo en la alcaldía de Marcano.

Camarada Mamanta, hay muchos gerentes públicos que todavía tienen la idea metida en la cabeza, que los resultados de una gestión, son la cantidad de bolívares que utilizaron, que a veces, se meten en dos mapire. Con esa idea, suelen gritar a los cuatro vientos, el dinero que usaron y lo medular no es esa cuenta. Importa precisar y explicar muy bien, cómo usaron los recursos y cuales problemas lograron resolverse con los aportes que recibieron por concepto de situado y de impuestos. Una lista de obras no es necesariamente un logro. Los logros expresan las incidencias y los impactos sociales de estas obras.

En base a esta lógica, me dice Pipo, que es mucho más adelanto que yo en estos menesteres, que los alcaldes y gobernadores de ayer y hoy, acostumbran a preparar por lo menos dos tomos sobre su gestión con montones de datos sobre las supuestas inversiones, pero dejan el cuento hasta ahí. Sus informes escritos son como poncheras de datos sobre los bolívares "invertidos". Por ejemplo: 1) Entregamos a productores miles de millones de bolívares, 2) Otorgamos miles de créditos para la producción agrícola y 3) Asignamos a los consejos comunales millones de bolívares para proyectos. No suele verse, la historia de los millones y cuanta gentes beneficiaron con los productos de los proyectos.

El primo Culí va un poco más allá de echar el cuento malo. Se limita a colocar una lista de obras y no hay manera de observar otra cosa. Es más -decía el carrao-, leí, que el Culí tiene en esa lista a Juan Gabriel porque lo trajo desde México. ¿Y Francisco Mata y Chelía Villarroel? Son 13 años con una lista. Pipo, que es el fiel camarada de Juancho, sabe hacer una lista rapidito. Esto de la lisa no tiene ciencia y el primo Culí González, se limita a contar su historia no contada así sin ningún nivel de exigencia.

Supóngase por ejemplo, que los alcaldes que vinieron después del primo Culí González, salgan con una lista más larga, que la mostrada por él en 13 años. ¿Cómo queda el primo? Supóngase, que el presidente anterior a él, que pudo ser muy malo y justificó la llegada del primo Culí, diga que ejecutó 5 obras más que el primo Culí. ¿Cómo queda el primo César (Culí ) González?

Si revisan esta lista de obras que entregó el primo Culí en un reciente artículo publicado en Aporrea, no será complicado descubrir, que la gran obra de César (Culí) González es mucho cemento. Ahí en la lista se ve mucho cemento y quién puede decir, que cemento en señal de una buena gestión. No hay gente en la gestión del camarada César González y eso es un hecho muy curioso, porque yo que soy un guacharaco que no fui a la escuela, como el primo Culí, sé por lo que me ha dicho Chela la Ñeca, que las obras o proyectos son la coordinación de un conjunto de recursos para resolverle problemas a la gente y por ahí es que deben andar las explicaciones sobre lo bueno y lo malo de una gestión. En una gestión debe haber impacto y los impactos se miden en la gente. La gestión del Culí en 13 años le falto la gente.

Imagínese, que una junta comunal de Barcelona, lea que el primo Culí ejecutó el "embaulamiento del río Guayacán" y no tenga una idea de este río, que yo supongo debe ser una corriente de agua intermitente o una quebradita. No un río con toda su corriente y dimensión. Yo, que ando aleteando las montañas de Tacarigua, sé que si hay río rió en Margarita, como el río el tigre en Guanipa, debe estar muy clandestino. Yo me baño, cuando me toca, en los manantiales que bajan de las montañas de San Sebastián y se me caería la cabeza de vergüenza, si digo, que me baño en un rio de Tacarigua Adentro o San Sebastián.

Una gestión debe tener gente. Debe explicarse las incidencia y los impactos. Importa también explicar el tiempo. Pudo explicar el primo, cuántas obras por año ejecutó y cuantas familias benefició con la lista de obras. Así, no sabemos si el primo hizo una buena o mala gestión porque no hay nada con la cual comparar.

No es este un error que le cae solamente al primo Culí. Es un error o una manea no correcta de echar los cuentos de gestiones públicas, que se quedan en cuentos malos. La gente y los impactos son claves en estos cuentos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1944 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: