Prioridades (II): El gran reto de las Alcaldías del país ¿Cómo hacerlo? Aquí aportamos algunas primeras ideas si a alguien le interesa

"Priorizar es la gran prioridad" Se nos ocurre decir ahora. ¿Cómo y con quién hacerlo? Ese es nuestro reto. Aquí hay unas primeras ideas.

LAS ALCALDÍAS DEBEN PRIORIZAR JUNTO AL PUEBLO PARA SER SUS VOCEROS Y PODER HACER MÁS CON MENOS

Ayer, 11 de diciembre, el Presidente Nicolás Maduro Moros convocó a los Alcaldes Bolivarianos del país para celebrar y recordarnos que van dos años de gestión (mitad del período) y, nos falta mucho por andar: Fue una buena oportunidad para recordarles y exigirles que:

  1. Hay que GOBERNAR por, para y, sobre todo, junto al pueblo.

  2. Se necesita mejorar y elevar la coordinación político-administrativa entre el gobierno nacional y los gobiernos municipales.

  3. Se impulsará la renovación y el cambio de los gobiernos locales.

  4. Se necesita ser más eficaces y eficientes, es decir: hacer más con menos. Y por último, lo que soporta todo estas exigencias:

  5. Hay que PRIORIZAR los PROBLEMAS y saberlo HACER, para poder luego PRIORIZAR los proyectos y las acciones.

Así fue divulgado en su cuenta de twitter y de facebook:

"La tarea principal de los alcaldes y alcaldesas del país es gobernar con el pueblo, siempre junto al pueblo, identificando prioridades para ser cada vez más eficaces y eficientes. ¡Si Se Puede!"

https://twitter.com/i/status/1204798679846195210

"Durante el encuentro con los alcaldes y alcaldesas de todo el país, asumimos la necesidad de elevar la coordinación política y alcanzar una mayor cercanía entre los gobiernos municipales y el gobierno nacional.

Establecimos como meta la instalación para el primer trimestre del 2020 del Consejo Bolivariano de Alcaldías de Venezuela, con una estructura capaz de establecer prioridades y garantizar, en la medida de lo posible, los recursos necesarios para hacer más con menos.

Asimismo, orienté presentar para el 10 de enero un Plan Espacial de Desarrollo Económico y Físico de los municipios a nivel nacional. Impulsaremos la renovación y el cambio en los gobiernos locales y asignaremos recursos para iniciar el año 2020 con fuerza."

https://www.facebook.com/NicolasMaduro/videos/2477524132523064/

APLAUDIMOS ESTAS ORIENTACIONES DEL PRESIDENTE Y APROVECHAMOS PARA RECORDAR ALGUNAS IDEAS

Ya lo hemos venido diciendo desde hace mucho tiempo, por distintas vías. Nos complace que, cada día, se tome más conciencia de la necesidad de PRIORIZAR y, por supuesto, de aprender a hacerlo.

Tal vez, ahora hemos tomado consciencia, porque las circunstancias de escasez de recursos nos están obligando a tener que hacer más con menos, en pocas palabras: ser más eficientes.

Por ello, hoy día, queremos recordar el último artículo publicado en Aporrea sobre este tema, titulado "Prioridades" (I), donde hablabamos de la necesidad de PRIORIZAR. Lo dijimos, una vez más, hace cerca de 4 años (26/02/2016) No sé por qué razón, como muchos otros artículos siempre quedan esperando una mejor ocasión para darle continuidad. Lo retomo a propósito del señalamiento del señor Presidente. Cometimos el error de no darle continuidad, lo reconocemos y estamos atentos a corregir. Son descuidos nuestros. Repetiremos su contenido, como la esperanza de continuar pronto algunas otras ideas sobre el tema. Ver:

https://www.aporrea.org/actualidad/a223575.html

Allí decíamos, vamos a recordar, entre otras cosas:

NUESTRA CRÍTICA Y AUTOCRÍTICA:

Primero es lo primero. Hay que comenzar por el principio: PRIORIZAR.

Tengo la impresión que nos estamos dispersando en muchos y variados asuntos. Y no tenemos tiempo para distraernos, desgastarnos y errar tanto. Ya está bueno. Esto nos puede conducir a una dirección distinta a la que deseamos. No basta decir que lo económico y lo social es prioritario y actuar de ipso facto. Pudiéramos estar actuando a la ligera o retrasándonos en lo que es urgente. ¿Tenemos claridad de la dirección, el sentido y la velocidad que debemos tener? ¡Se puede ir a alta velocidad hacia el despeñadero y muy lento hacia el lubricán!

Hay necesidad de soluciones inmediatas, a cortísimo plazo: ¡YA!

Otras soluciones o proyectos deben y pueden esperar su debida maduración, so pena de estar utilizando el limitado vector de recursos (políticos, económicos, organizativos, legales y temporales) disponible y que se ha visto afectado hoy. Es hora de CREATIVIDAD, INNOVACIÓN, INVENCIÓN, ORIGINALIDAD. Debemos tomar medidas, acciones y operaciones acertadas, no improvisadas. Operaciones bien pensadas y calculadas: de alto impacto, e inmediatas, que nos permitan obtener ¡Victorias tempranas!

¡Logros urgentes!

¡Resultados rápidos!

Ya está bueno de más de lo mismo.

¿Qué hacer entonces?

Con ser oídos receptivos no es suficiente.

Debemos escuchar, rectificar y actuar.

Escuchemos el verdadero clamor de nuestro pueblo cuyo eco se escucha en las colas de farmacias, supermercados, en la venta de cauchos y baterías, en los bancos, en los buses y también en las agencias de viaje y hasta en las funerarias.

No es hacer por hacer.

Cualquiera puede hacer un disparate o lo que se le antoje.

Tenemos que hacer y hacerlo bien, porque como lo dice la Biblia, refiriéndose a Santiago 4:7:

"Así que, al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado".

Es verdad: GOBERNAR ES HACER, pero hacerlo BIEN no mal, como lo han hecho algunos gobernadores, Alcaldes, Ministros y Viceministros y por qué no decirlo, a veces, el propio Chávez y Maduro.

¿Acaso no se equivocaron ambos?

Podemos, por desesperación o incompetencia, querer hacer lo que no se debe hacer: lo malo. La racionalidad de nuestras acciones de hoy las juzgará el futuro. No nosotros, aunque lo hagamos hoy. La historia y el pueblo nos juzgarán. Y no sólo en las contiendas electorales al ser derrotados. Sino, en la dura pesadilla de la que tendremos que despertar por haber fallado, una vez más, al no rectificar a tiempo y no haber hecho, oportunamente, lo que teníamos que hacer ¡just time!

Aquí es donde la TEORÍA, los intelectuales, los académicos y los profesionales de nivel, deben hacer su aparición, con inusitada fuerza, para orientar la acción.

Ya se sabe, aunque muchos líderes, políticos y sociales, que son pragmáticos y actúan desesperados - gobernados por las circunstancias - no lo entienden:

NO HAY NADA MAS PRÁCTICO QUE UNA BUENA TEORÍA.

Se ha dicho innumerables veces: NO HAY ACCIÓN REVOLUCIONARIA SIN TEORÍA REVOLUCIONARIA. Y no se ha dicho mucho - ni por grandes pensadores- lo sabemos por experiencia:

Debemos conciliar: TEORÍA, MÉTODO Y PRÁCTICA. Es decir:

INVESTIGACIÓN-CONOCIMIENTO (cerebro izquierdo), REFELEXIÓN-CREATIVIDAD (cerebro derecho) y ACCIÓN-OPERACIÓN (cerebro central) ¿Si lo habremos explicado bien? En tiempos de crisis el pragmatismo predomina. Se hace necesario entonces pensar antes de actuar y hacerlo de manera integral, sistemática, trialéctica (tecno-política y espiritualmente) y en forma situacional. A la vez, debemos pensar basados en conocimiento riguroso de la realidad.

Debemos saber y comprender que:

"El todo es más que la suma de las partes"

La mejora por separado de los "conucos" o "feudos" de cada Gobernación, Alcaldía, Ministerio o institución, sea pública o privada, no garantiza la mejora de la totalidad del sistema de gobierno que cada día es más anodino. Por eso hay que PRIORIZAR ¿Qué es lo verdaderamente prioritario? ¿Alimentación, Medicinas, Transporte, Seguridad, Inflación, Corrupción…?

"Todo sistema tiende a la entropía", sobre todo, si es cuasiestructurado.

Recordemos que, por segunda Ley de la Termodinámica, el universo tiende al caos y a la destrucción y los gobiernos no escapan a esta ley tendencial: "La entropía de un sistema es el desgaste que el sistema presenta por el transcurso del tiempo o por el funcionamiento del mismo. Los sistemas altamente entrópicos tienden a desaparecer por el desgaste generado por su proceso sistémico. Los mismos deben tener rigurosos sistemas de control y mecanismos de revisión, reelaboración y cambio permanente, para evitar su desaparición a través del tiempo."

(Ver información en internet)

Eso le ha pasado al CAPITALISMO e incluso a muchas religiones, sólo que a diferencia nuestra, ellos han sabido autocriticarse, rectificar y actuar para cambiar y transformarse si se hace necesario. Los éxitos del pasado no garantizan los éxitos del futuro. O nos adaptamos, como nos enseñó Darwin, o el más fuerte se tragará a más débil. Hoy es hora de pensar si la alternativa al CAPITALISMO es el SOCIALISMO, como lo hemos conocido, o si este requiere una "tropicalización" o adaptación o, si es que requerimos un nuevo modelo del cual sólo tenemos preparado su ismo ¿Será como dije alguna vez el AMBIENTALISMO? ¿Podría ser un SOCIALISMO INTEGRAL, PROPORCIONALISTA Y SITUACIONAL?

¿INVENTAR POR INVENTAR?

El proceso que vivimos -por "ley natural"- tiende a su desorganización y su posible muerte, sólo lo salvará una férrea voluntad y una acción permanente y creativa de monitoreo, control y seguimiento. De rectificación y ajustes. Por eso frente al CAMBIO que sólo va dirigido a la forma y a las reformas, es necesario anteponer la TRANSFORMACIÓN, que va dirigido al fondo y a las estructuras.

Debemos, además, entender y aplicar el principio del "juego triádico" y comenzar a seleccionar y, por supuesto, a formar aceleradamente, a nuestros líderes, dirigentes, gerentes y gobernantes, no sólo en los aspectos técnicos propios de su área de trabajo sino en lo POLITICO (con mayúsculas) y por qué no, en lo político (con minúsculas) y en este contexto, donde el cáncer de la CORRUPCION parece adueñarse hasta de nuestros pensamientos, debemos tomar en cuenta la FORMACION ÉTICA, MORAL Y ESPIRITUAL

Bueno es recordar lo que nos legara el pensamiento crítico de quien fuera mi profesor desde finales de la década de los 70, el Dr. Carlos Matus Romo: "El problema de la corrupción no son los corruptos, es la mediocridad del sistema de gobierno" Es la incompetencia gubernamental la que ha impedido que este cáncer social haga metástasis. Y no es sólo una rémora del CAPITALISMO, los SOCIALISMOS REALES, e incluso los SOCIALISMOS IRREALES, también.

Y ¿Por qué tenemos que comenzar por el principio? porque hay quienes por desconocimiento, o por alguna otra razón, comienzan de atrás para adelante. Y no saben cómo responder qué fue primero ¿el huevo o la gallina? No saben, lamentablemente, diferenciar con claridad causas y efectos y mucho menos, síntomas y signos o consecuencias actuales y potenciales, ¡Y tan fácil que es!

No saben que no saben. Son como dijera Matus "ignorantes al cuadrado"

Tal vez por no saber descifrar, o decodificar, la madeja intrincada de relaciones causales, nos enredamos y terminamos con "la carreta delante de los bueyes". Y lo sabemos: no es fácil. No sólo parece difícil, es difícil. Muy difícil. Se sabe. Es como la inversa de la visconversa o alverés. No sé si me explico. Para quien tenga capacidad de gestión: conocimientos y experiencia, es decir: experticia; es facilísimo hacerlo bien y con mucha creatividad. Y si tiene liderazgo proactivo y reconocido, no tenemos dudas que, triunfaremos.

A muchos gobernantes e incluso empresarios y políticos tradicionales, no le resulta fácil entender lo que voy a tratar de expresar resumidamente.

Ojalá pueda explicarme con claridad

¡Por vida de Dios!¡Tan fácil que es!

UNA PROPUESTA PARA RECTIFICAR, REIMPULSAR Y REAJUSTAR:

La propuesta -que hacemos en este artículo- es, fundamentalmente, metodológica porque sería un abuso y una contradicción, de nuestra parte, que frente a un problema "X" sepamos ya, por anticipado, que es lo que hay que hacer sin, previamente, hacer lo que aquí proponemos como pasos metodológicos para procesar y ayudar a resolver nuestros problemas.

Eso ocurre, probablemente, por no manejar el concepto teórico, saber manejar al dedillo y poder diferenciar la características y el método de resolución, solución y disolución de los problemas estructurados, los problemas cuasi estructurados de los problemas inestructurados. E incluso, de saber identificar y diferenciar los micros, macros y mega problemas. Parece difícil. Y es difícil, para los neófitos.

LOS PROBLEMAS NO SON TAN OBVIOS como parecen. Y las soluciones menos. Sino ¿Cuándo inventaremos si ya todo tiene solución? ¿Vamos a hacer siempre lo mismo? ¿No será que nos ha faltado creatividad e ingenio? Ya lo decía Albert Einstein:

"Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo"

Bien, lo primero que todo buen gobernante o empresario inteligente debe hacer –antes, durante y después de- es identificar, seleccionar, jerarquizar y priorizar problemas. Y, luego de priorizarlos, debe entonces procesarlos. Es decir, debe:

Identificar su sintomatología (signos y síntomas) o vector de descripción del problema (VDP), que es la forma como se manifiesta el problema en la realidad. Lo saben los médicos, el dolor de cabeza lo siente el paciente (síntoma), mientras que la fiebre o la tensión arterial (signo) lo puede determinar el médico con un termómetro o un tensiómetro. Hay cosas que la realidad nos lo dice con sólo auscultarla (colas, desabastecimiento, etc) pero, al interior del pueblo hay dolores, angustias y miedos que sólo él o ella lo sabe y que, muchas veces, no sale a flote tan fácilmente ¿Me explico?

Conocer los antecedentes o condicionantes históricos, es decir, hechos del pasado reciente, o más lejano, que explican por qué hoy existe un determinado problema Por ejemplo: ¿Cómo ha influido hoy en nosotros las guarimbas, el paro petrolero, el golpe de estado del 11 de abril o la rebelión militar del 4F y el 27N, el viernes negro, la muerte de Chávez, el golpe financiero, el elevado precio del petróleo, el deslave de Vargas, los triunfos electorales del pasado, los ministros de Agricultura y Tierras o de Planificación y Finanzas que tuvimos, la carta de Jorge Giordani, las traiciones de tantos aliados al proceso, las sequías…?

Develar las relaciones causales e identificar las causas más inmediatas o fenoproductivas (flujos de producción), es decir, aquellas que expresan los aspectos o hechos más evidentes. Por ejemplo: la escasez de productos de primera necesidad es consecuencia evidente y manifiesta del bachaqueo, el acaparamiento, la baja producción e importación, las distorsiones en los procesos de venta y comercialización…entre otras razones. Las causas fenoestructurales o acumulaciones: socio productivas, socio políticas, socio tecnológicas…lo representan, por ejemplo: las mafias de contrabandistas y especuladores aliados a quienes deben evitarlas, la deficiencia de los organismos públicos que no controlan y toman medidas preventivas y oportunas, la incapacidad empresarial para dar respuesta inmediata a la producción, la falla en los sistemas automatizados y las mal llamadas salas situacionales de monitoreo, control y seguimiento, entre otras causas y, finalmente, las causas genoestructurales o reglas del sistema, que expresan las estructuras menos evidentes y que son las explican -en última instancia- las razones de fondo de los hechos fenoménico y aparenciales que se expresan con fuerza en la realidad. Entre ellas podemos citar, por ejemplo: las indefinidas relaciones de propiedad a favor del capital y el predominio de relaciones sociales de producción de explotación y dominación; las estructuras mentales y los valores culturales, creencias o ideologías más arraigados en la sociedad, entre otras.

Pudiéramos en breve decir, por ejemplo, sin que sea algo definitivo que: el predominio del sistema socio productivo dominado por la lógica del capital y no del trabajo y menos de la riqueza natural, ha traído como consecuencia un predominio del egoísmo sobre formas cooperativas y de colaboración social que ha generado una competencia darwiniana, desenfrenada y desbocada -propia del influjo cerebral reptileano en los gobernantes y gerentes- que hace poco solidarias las relaciones entre los individuos, grupos, instituciones u organismos que conforman la sociedad, y esto nos ha llevado a un lucha desleal, frontal y a la potenciación de la viveza criolla entre tres sectores, clases o niveles de la sociedad: oficiales, anti-oficiales y oscilantes. Trayendo como consecuencia, una desigual competencia o lucha de poderes que se manifiestan, aunque parezca mentira, en largas colas en los mercados, malestar y desconcierto en las grandes mayorías y desesperanza hasta en los más esperanzados. La lógica del capital y el neoliberalismo rampante en una sociedad "socialista", sumado a la incapacidad de nuestros gobernantes, está haciendo estragos.

Debemos también identificar las consecuencias actuales y, si somos hábiles y previsivos, debemos identificar las consecuencias potenciales o futuras, en caso de mantenerse las tendencias actuales y no enfrentarse, adecuadamente, los nudos críticos o causas claves. Pues la toma de conciencia de los efectos potenciales nos puede servir de catalizador para tomar la decisión de rectificar y actuar a tiempo. Muchos de los problemas de hoy se pudieron evitar tomando debidas acciones en el pasado. Por ejemplo: hoy sufrimos las consecuencias del desabastecimiento de medicinas -enfermedades y muertes innecesarias- o de alimentos y repuestos para vehículos –desnutrición, fallas de transporte, etc- y malestar en la población que se expresó en el voto castigo del 6D de 2015. A la vez, a futuro, hay quienes especulan que de seguir esta situación, pudiera haber un golpe de estado, una guerra civil o una intervención militar y, en el mejor de los casos, una explosión social o la convocatoria y pérdida del revocatorio del mandato del Presidente Nicolás Maduro.

Finalmente, deben identificarse aquellas causas relevantes del entorno que están afectando las causas mencionadas anteriormente. Por ejemplo: la crisis del capitalismo mundial sobre todo en el área financiera, las derrotas electorales en Argentina, Bogotá y el referéndum en Bolivia, la crisis alimentaria mundial, la baja de los precios del petróleo, las guerras en todo el planeta, los desequilibrios medio ambientales, por citar unos ejemplos. Seguramente, algunas de estas causas estarán dentro de nuestro juego y de nuestra gobernabilidad (porque tenemos control sobre variables relevantes) y otras de esas causas escaparan a nuestro juego y a nuestra gobernabilidad y, por tanto, será muy difícil o casi imposible actuar directamente sobre ellas.

Un ejemplo de ello son aquellos eventos naturales fuera de nuestro control, como puede ser un terremoto, un tsunami, deslaves, etc. La decisión del gobierno norteamericano de invadir nuestra territorialidad. O, la muerte inesperada de alguno de nuestros líderes, como fue el caso del Presidente Chávez. Siempre existirán causas que forman parte de nuestro juego que, aunque no podamos intervenir directamente, podemos actuar indirectamente o podemos negociar, denunciar o demandar, con otros, su posible solución o intervención. Otras causas, definitivamente, no podremos hacer nada o casi nada. Nos queda actuar, tal vez, reactivamente y como si fuera una emergencia inevitable que atender.

LA ACCION TRANSFORMADORA QUE DEBEMOS EMPRENDER

Nuestra acción en lo personal, por ahora, se limita a investigar, reflexionar, escribir y publicar. No tenemos poder de decisión. Cuando lo tuvimos lo hicimos o, por lo menos, lo intentamos hacer. Seguramente con aciertos, logros y victorias y, también, con errores, fallas y desaciertos. Siempre nos animó y nos seguirá animando estar consciente de nuestros errores para intentar corregir a tiempo. No siempre lo hemos logrado. No es fácil, a veces. Lo sabemos. Es la verdad. Pero, debemos intentarlo. Una y otra vez. Sin descanso. Perseverando. Con constancia. Ahora tenemos mayor experiencia y experticia y podemos hablar con propiedad pero no tenemos el poder de actuar. Salvo el de ayudar a generar una opinión pública. Corresponde entonces a otros y otras que tienen como hacerlo y si comparten estas ideas, ponerlas en práctica. Si nos lo piden con mucho gusto colaboraremos. Estamos a la orden. Siempre y cuando sea para hacerlo como lo exponemos. Lo otro es pérdida de tiempo. Y el "tiempo es oro". Ya nos lo dijo hace años, César David Rincón, quien nos impactó al lanzar al viento su poema:

"SOMOS TIEMPO QUE SE AGOTA"

¿Será que ya se nos agotó el tiempo? Investiguemos, reflexionemos y hagamos. Critiquemos, rectifiquemos y actuemos. Antes de que se agote el tiempo: Prioricemos. No podemos continuar "arando en el mar y sembrando en los vientos" Si perdemos esta oportunidad nos costará recuperarla.

PRIORICEMOS

Con esa palabra terminábamos esa primera parte del artículo y ahora, a propósito del llamado del Presidente Nicolás Maduro a los Alcaldes y Alcaldesas Bolivarian@s no nos queda más que repetirlo nuevamente:

¡PRIORICEMOS!

Eso sí, prioricemos, con adecuados MÉTODOS y junto al PUEBLO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 570 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285248.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO