Los flagelos de la economía:

Empresarios mafiosos y sus redes

La lucha contra la delincuencia económica requiere de la acción conjunta entre el Estado y los actores económicos de la Nación. Por un lado, el Estado debe establecer y perfeccionar los controles que permitan desarticular las redes de empresarios mafiosos, que buscan apropiarse de los recursos públicos, así como reforzar la cooperación con otros Estado en materia de lucha contra el crimen organizado transnacional.

Por otro lado, los actores económicos de la Nación deben denunciar, a través de los canales existentes, nacionales o internacionales, a las redes de empresarios mafiosos, por cuanto las empresas de estos últimos representan una real amenaza al buen desempeño de la economía y dañan profundamente la credibilidad del tejido empresarial de la Nación.

A continuación, algunos elementos que generan suspicacia y que habitualmente indican que se está ante la presencia de empresas que nutren o forman parte de las redes de empresarios mafiosos.

Objeto Social Amplísimo

El objeto social establece el conjunto de actividades que va a desarrollar una empresa. Además de lícito y viable, el objeto social de una empresa debe ser concreto. Las empresas que teóricamente se dedican a un gran número de actividades económicas son, en realidad, "máquinas captadoras de recursos públicos" que ofrecen falsas garantías al Estado, y carecen de experticia y de conocimientos técnicos necesarios en las áreas económicas que dicen realizar.

Si bien es cierto que no es ilegal que una empresa aspire desarrollar varias actividades económicas que no guarden relación entre sí, y por ello poseer un objeto social diverso; también es verdad que un objeto social amplísimo y diverso genera suspicacia por la razón siguiente: cuando un emprendedor desea materializar sus conocimientos a través de la constitución de una empresa, generalmente establece su objeto social claramente (su área de experticia) e incluye las actividades conexas. Posteriormente, si desea desarrollar actividades distintas a la inicial, las va incorporando, progresivamente, al objeto social.

Veamos los objetos sociales de dos "Empresas Reales", cuyos nombres, y país de origen, no mencionaremos por respeto a la privacidad.

Empresa 1

Objeto Social

1. La elaboración y comercialización de productos destinados a la alimentación humana y animal. A tal efecto podrá realizar la crianza y sacrificio de toda clase de animales de abasto, así como la transformación de cualquier clase de materias primas: carnes, pescados, lácteos, vegetales, cereales y otros productos que fuera menester.

2. La prestación de servicios de asesoramiento, asistencia técnica, gestión y formación, relacionados con la actividad de elaboración y comercialización de productos alimentarios.

3. Las actividades integrantes del objeto social podrán ser también desarrolladas por la sociedad, bien de forma directa o indirecta a través de industrias propias o mediante la participación en Sociedades con objeto idéntico o análogo.

Conclusión: Se trata de una empresa de alimentos que desarrolla un amplio número de actividades relacionadas con el área de la alimentación.

Empresa 2

Objeto Social

Nota: Dado que el objeto social de la "Empresa 2" es amplísimo, y colocarlo integralmente requeriría varios párrafos, preferimos enumerar algunas de las áreas económicas a las que se dedica dicha empresa:

  1. Alimentos, Bebidas y Tabaco.
  2. Equipo, Accesorios y Suministros de Oficina.
  3. Equipos y Suministros de Defensa, Orden Público, Protección y Seguridad.
  4. Equipo y Suministros de Limpieza.
  5. Instrumentos y Artes Musicales, Juegos, Juguetes, Equipamiento, Material, Accesorios y Suministros para Educación.
  6. Materiales y Productos de Papel.
  7. Ropa, Maletas y Productos de Tocador.
  8. Servicios de Contratación Agrícola, Pesquera, Forestal y de Fauna.
  9. Servicios de Producción y Fabricación Industrial.

Conclusión: Sin conocer la razón social de la empresa (su nombre), es imposible determinar cuál es la actividad principal que desarrolla. Sin embargo, al igual que el ejemplo anterior, se trata de una empresa de alimentos. Si se tratara de una comercializadora, sería mucho más coherente que el objeto de la empresa fuera amplísimo y diverso, y que las áreas no guardaran relación entre sí.

Es importante destacar que las Comercializadoras, Distribuidoras, etc., constituyen una de las estructuras privilegiadas por las redes de Empresarios Mafiosos.

Crecimiento exponencial a cortísimo plazo

El crecimiento económico de una empresa es progresivo y su rentabilidad, en el corto plazo, nunca es exorbitante. Los expertos coinciden en que el crecimiento de una empresa requiere, al menos de cinco etapas:

Etapa 1: Existencia empresarial. Este es el punto de inicio de la mayoría de las empresas. En esta etapa los esfuerzos se concentran en la captación de clientes, y en la inserción en el mercado de los productos o servicios ofertados.

Etapa 2: Supervivencia de la empresa. En esta etapa, el modelo de negocio ya ha demostrado ser viable, y la empresa cuenta con un conjunto de clientes que le permite mantenerse a flote e incluso pensar en ampliar la producción y el personal.

Etapa 3: Éxito empresarial. En esta etapa, la empresa no sólo es rentable, sino también autosustentable. Ahora cuenta con posicionamiento en el mercado y con una estructura organizacional más compleja. En esta fase ya no son los dueños quienes se encargan de gerenciar la empresa, sino que la supervisan indirectamente. La planificación estratégica, para lograr que la empresa escale, es importante en esta etapa.

Etapa 4: Despegue de la empresa. En esta etapa se implementan las estrategias diseñadas para garantizar el crecimiento y consolidación de la empresa (inversión financiera, estudios de mercado, etc.)

Etapa 5: Madurez de la empresa. En esta fase, la empresa ha logrado consolidarse en el mercado, cuenta con recursos financieros constantes que se incrementan progresivamente, procesos sistematizados, una estructura sólida, una amplia cartera de clientes (su subsistencia no depende de un cliente o de una reducida clientela), y una cultura organizacional coherente, entre otras características.

En otras palabras, y una vez conocidas las fases de crecimiento de una empresa, resulta acertado afirmar que una empresa que en pocos años pase de facturar cientos de dólares a millones de dólares simplemente se dedica a actividades poco lícitas. Como se dijo en el artículo anterior, el enriquecimiento lícito requiere tiempo, constancia y dedicación. Y el enriquecimiento ilícito es, por el contrario, inmediato. Los únicos empresarios que se vuelven millonarios de la noche a la mañana son aquellos que ganan la lotería. Los demás lo han hecho a través de prácticas poco transparentes que deben ser identificadas y sancionadas.

Otro elemento, que también genera suspicacia, y del que hablaremos posteriormente, es el de la "constitución súbita de holdings" o conjunto de empresas jurídicamente independientes, pero que se encuentran subordinadas a una dirección unitaria que determina los lineamientos de cada una de ellas.

https://alefleming.wordpress.com

@alefleming



Esta nota ha sido leída aproximadamente 871 veces.



Alejandro Fleming

Doctor en Relaciones Internacionales de la Universidad de la Sorbona (París, 2005).Ministro de Turismo y Comercio (2010 – 2014).Viceministro de Relaciones Exteriores para Europa (2008 – 2010).Embajador de Venezuela ante la Unión Europea (2006 – 2008).Embajador de Venezuela ante el Reino de Bélgica y el Gran Ducado de Luxemburgo (2006 – 2008)

 alefleming@gmail.com      @AleFleming

Visite el perfil de Alejandro Fleming para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285127.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO