El SAIME se suma al robo sostenido al pueblo venezolano

Imposible perder la capacidad de asombro en el país, la oposición o algunas instituciones del gobierno no terminan de robarnos.

Leo con mucha incredulidad los nuevos precios del pasaporte y de la prórroga, (https://www.vtv.gob.ve/saime-tramites-pasaporte-petro/) y la incertidumbre es total. El SAIME se suma al robo sostenido, al cual ya nos tienen acostumbrado los empresarios y toda la calaña de sinvergüenzas contrarios al bien común.

Es paradójico y risible cuando escucho el nuevo modelo de arquitectura financiera del país, con la aparición del PETRO, debido a no deja de ser excluyente, el cual, al igual que en el modelo financiero cubano, utiliza el peso convertible en las transacciones cotidianas, sustituyendo casi en su totalidad al peso como moneda cubana, al punto de dejar de existir en el comercio formal, aunque los salarios se siguen pagando en peso no convertible.

Al igual que en nuestro país, los salarios se siguen pagando en moneda nacional –bolívares-, con un salario mínimo ya en el orden de los CINCO DÓLARES de acuerdo al cambio oficial; sin embargo, la economía se encuentra totalmente dolarizada, y, hoy, los venezolanos nos hundimos aún más en la pobreza, al recibir el anuncio oficial de los nuevos costos del Pasaporte y la Prórroga: "(…) Según lo reseñado en las redes sociales, el valor para tramitar pasaporte está establecido en 3,35908632 Petros, mientras que la prórroga es de 1,67954316 Petros. En el caso de los venezolanos en el exterior se mantiene en $200 para el Pasaporte y Prórroga en $100.. Con la observación de que para poder cancelar el trámite vía web, el usuario deberá tener la cantidad disponible en su cuenta bancaria (…)".

En este orden, informan que puedes pagarlo en PETROS, la pregunta es quién puede ahorrar en PETROS o comprar PETROS en el país, con la contracción tan grande de la economía nacional, es absurdo pensarlo. Sacar un pasaporte norteamericano tiene un costo de 100 dólares y sus nacionales ganan en dólares. Seguramente la estrategia se le ocurrió a algún asesor de los que abundan en el país, como forma de recabar divisas, cobrar 200 dólares por pasaporte a los venezolanos que están en el extranjero y 100 dólares por la prórroga, igual, ahora a los venezolanos que estamos en el país, ¿quién en su sano juicio entiende tamaña desproporción?

En este sentido muchos venezolanos que han emigrado viven una realidad muy diferente en algunos países de Latinoamérica, en la cual REUNIR los 200 dólares o los 100 dólares se le hace cuesta arriba por los pocos ingresos que perciben, es criminal imponer tan altos precios. Otros compañeros venezolanos que han emigrado a los Estados Unidos, podrían, eventualmente, pagar esos precios, siendo uno de los pasaportes más costoso de país alguno.

No es excusa el costo del papel para la impresión del pasaporte, nos hemos acostumbrado a importar todo lo que se consume en el país, ya que las COMISIONES en el proceso de transacción llenan a unos cuantos traidores del proceso Revolucionario más allá de la camisa roja que se ponen y del hipócrita discurso con que nos venden el supuesto compromiso que tienen con la patria, es una locura que alguien debe contener. ¿Porque no producir aquí el papel?

Tampoco es relevante el que no se haya sabido defender nuestra moneda y nuestra economía en clara violación de la Constitución de La República Bolivariana de Venezuela, la cual establece de manera taxativa: "Artículo 320. El Estado debe promover y defender la estabilidad económica, evitar la vulnerabilidad de la economía y velar por la estabilidad monetaria y de precios, para asegurar el bienestar social (…)".

Menos aún relevante es la absurda propuesta que refiere a la "nueva arquitectura financiera del país", nadie le explica al país las razones de decisiones tan impopulares, que lejos de contribuir a mejorar el carácter social de la sociedad, contribuyen al desasosiego y al estrés, sumando una nueva fuente de preocupación al momento de querer viajar y no poder hacerlo, y no vengan los depredadores de oficio de las redes sociales a decir que si quieres viajar es porque tienes dinero y puedes pagar 200 o 100 dólares por el documento que te acredita como nacional del país.

Presidente, camarada Nicolás Maduro, al igual que muchos los venezolanos, le invito a que, conjuntamente con el equipo responsable de la planificación económica del país, someta a una revisión exhaustiva tan impopular medida, que lejos de contribuir a la paz y bienestar de la nación, genera zozobra e incertidumbre, por cuanto se constituye en una medida que representa, paradójicamente, la antítesis de "…la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo…" las cuales se constituyen en algunos de los fines esenciales del Estado de conformidad con lo establecido en nuestra Carta Magna (artículo 3). Indiscutiblemente, dicha medida representa la antinomia del bien común, por ser excluyente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2049 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284527.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO