Neutro Shorty y su TrapMoney

Ya han pasado unos días. Desde los trágicos sucesos del parque del este.

Al parecer los hemos despachado como un simple error de organización.

Pero la muerte nos llama a la reflexión.

Tres fallecidos adolescentes junto a sus familias enlutadas nos exigen, qué ahondemos un poco más. No hacerlo nos llena de indolencia.

Hay muchos aspectos o que me parecen importantes de analizar. El primero, la mirada indiferente de las autoridades ante las tempranas manifestaciones de disturbio público. Algunos vecinos han contado, como cientos de adolescentes durmieron desde la noche anterior en las inmediaciones del parque. Otras personas han subido a las redes videos de disturbios en el metro a primeras horas de la mañana, donde miles de jóvenes seempujaban para llegar al parque. Ya éstas eran señales de que la tragedia se avecinaba. Pero ninguna autoridad hizo nada.

Muchos entraron temprano al parque. Pero al acercarse la hora del concierto, las autoridades ordenaron cerrar las puertas. Allí ocurre la primera aglomeración y el primer muerto, producto del arrollamiento de miles de personas intentando pasar por la entrada principal.

La distancia entre dicha puerta y la zona del concierto, son un par de kilómetros. Algunos cuentan que acercándose al área del concierto, sintieron impetuosos deseos de trepar por caminos no permitidos, pero de no haberlo hecho, hubiesen sido arrollados por la masa.

Una vez concentrados en el área del concierto se encontraron con la tarima, podríamos decir improvisada, por su altura. Cualquiera que se acercara a la primera fila del público casi podía tocar a los cantantes.

Alli está la segunda falla de tipo técnico, de tipo organizativo. Una tarima demasiado pequeña donde el público podía sentir que si empujaba sólo un poco hacia delante, podría tocar a su artista favorito.

A todas luces se observa, que la implementación de la tarima fue pobre. Hasta en los mítines políticos más sencillos se observan tarimas de varios metros de alto lo cual impediría a cualquier asistente, tocar al orador de turno.

Otros vídeos muestran que el cantante exigía a sus fans, que por favor se echaron hacia atrás, porque él estaba observando, que ya existían algunas víctimas de asfixia en la cercanía de la tarima.

Nos hace suponer un tercer fallo en la organización, que muchos jóvenes hacia la hacia la parte de atrás, no podían escuchar los gritos del cantante solicitando colaboración.

En otros conciertos de mejor organización, se observan parcelamientos, de manera que en caso de algún accidente, personal calificado puede contener grupos manejables. Esos parcelamientos brillaron por su ausencia.

En estos tres aspectos, las parcelas, la tarima y el sonido, puede observarse que la organización fue hecha de manera improvisada, corriendo pues.

Un mensaje publicado por el artista principal dejó ver que, Pepsi, una compañía experta en eventos de este tipo de eventos, estaba como financista. Es imposible pensar que la Pepsi es inexperta en el manejo de grandes eventos públicos. Y es en este punto nos preguntamos, Porque estuvo tan mal organizado? Será que efectivamente el acto estaba suspendido y a última hora decidieron otorgar los permisos? Por qué si las autoridades del parque habían dado la negativa técnica de factibilidad del concierto, a última hora se decidió llevar a cabo el concierto?

Otras instancias entonces, tienen responsabilidad, más allá de la tarima y el sonido.

Como es sabido por muchos el parque del este, tiene muchos años, bajo la administración del frente Francisco de Miranda, la cual es una organización juvenil que nació al calor de la revolución.

Al pasar de los años los dirigentes principales de esta organización ya no son tan jóvenes ni tampoco revolucionarios.

Algunos de sus miembros hoy día son ministros o alcaldes como es el caso de Erika Farías alcaldesa de Caracas y Héctor Rodríguez gobernador del estado Miranda, ambos dirigentes por cierto involucrados en la jurisdicción del parque y hasta ahora silentes a lo sucedido.

Unos días antes del fatídico suceso específicamente el viernes 8 de noviembre las universidades nacionales convocaron a sus estudiantes a movilizarse para calentar las calles a propósito de la movilización que tendrá la oposición venezolana el 16 de noviembre. Es por ello, que la juventud opositora decidió activarse desde el viernes 8.

Esta convocatoria no tuvo éxito, en ninguna de las universidades. La juventud opositora de Venezuela está visiblemente desmovilizada. Sin embargo y a propósito de esta convocatoria, el gobierno decidió llevar adelante alguna movilización para contrarrestar. Pero saben que la juventud psuvista es una minoría. De manera que su movilización no podía ser llevada a cabo con consignas políticas directas, sino a través de un concierto.

De manera que el concierto que ya había sido suspendido por las autoridades técnicas de inparques, lucía como la gran opción (y única dada la premura) para movilizar a la juventud al día siguiente de la movilización de la oposición.

Es por ello que se decide darle continuidad a los planes del concierto. Del trapero neutro shorty en el parque del este. Sus organizadores llevaron a cabo el montaje de la infraestructura de manera rápida, de un día para otro.

La consigna que decidió darse al concierto cuadraba perfecta, el eslogan: Banderas por la paz.

Recordemos que hacía semanas, estaban llevándose a cabo en las capitales de diversos países de Suramérica protestas en contra de los gobiernos. Chile, aún no ha logrado apaciguarse. Ecuador aún esta convulsionado. En Bolivia hasta fue derrocado el presidente.

De manera tal que ante una Suramérica convulsionada y la convocatoria a una marcha próxima en la ciudad de Caracas, las autoridades del gobierno en Venezuela decidieron movilizar a la juventud alrededor de un concierto.

Es así, cuando la política deja de tener argumentos…Sólo quedan los artistas y el show.

Por último y no menos importante. Está la figura del cantante. Para quienes no lo saben en ese concierto también cantaron otros artistas. Pero durante su actuación no hubo fallecidos.

Entonces, debemos analizar la figura carismática del cantante Neutro. Venezolano género, trap, una radicalización o vulgarización del llamado rap.

Nos fuimos rápidamente analizar el discurso de sus canciones que llevó a miles de jóvenes a sufrir aplastamiento para intentar tocar a su ídolo.

Qué contenido hay allí? cualquier sociólogo analizador del discurso estaría curioso de saber, incluso las autoridades que dieron el permiso para dicho acto, deberían estar ansiosos por escuchar esas canciones que llevaron a los jóvenes a trepar paredes.

Y así llegamos al contenido de las canciones de neutro shorty.

En resumidas cuentas. Es un joven de un barrio. Que sufre las penurias que se viven en un barrio. Su padre alcohólico ha muerto. Como muchas familias venezolanas la figura del padre está ausente. Su madre y su abuela son las encargadas de sacar adelante la familia. El joven, puede ver a sus a las mujeres de su familia, de su clan, hacer interminables colas buscando alimentos. No tenia más que una ropa de uso diario, no tiene jabón. No huele a perfume.

La promesa incumplida de pertenecer a una clase media nunca fue cumplida. Y eso, le origina un profundo resentimiento. El consumo de alcohol y droga está a la orden del día. También las escenas de robo, para poder subsistir.

De esa forma, subsistiendo con hambre, estrechez, roba y se droga.

Entre un público de iguales comienza a surgir poco a poco como una figura pública local. Seguramente alguna maquinaria pequeña comenzó a formarse alrededor de él. Hasta que es identificado por algún manager con experiencia que lo lleva organizar conciertos incluso con la Pepsi Cola.

Esa es la figura que se enaltece entonces en sus canciones. El joven pobre resentido y que casi por un golpe de suerte, logra tener dinero fama y ahora su historia miserable y triste, la puede ostentar orgullosamente.

Él no siente que hay algo que mejorar algo que cultivar, pues ya todo lo tiene, ropa, mujeres. Perfume, lo tiene "todo". Una nueva casa que ahora sí tiene techo como lo dice en alguna canción, el éxito ha sido consumado. Sin estudios, sin esfuerzo.

Esa es la figura que arrastró a miles de jóvenes aquel fatídico sábado 9 noviembre.

No todos eran pobres. Había allí parte de la juventud de la clase media. Incluso una de las fallecidas pertenecía a un colegio católico de la clase media.

Ciertamente, había mucha gente muy humilde, que sólo tiene la posibilidad de ir a un concierto gratis de esos que organiza el gobierno para sus fines pseudo políticos.

Más importante en este momento, más allá de la falta de organización, una tarima colocada de manera precaria, de un sonido igualmente deficiente, de la falta de parcelamiento, de una convocatoria del partido dirigente del gobierno a un concierto de música en vez de una concentración política, más allá de eso, está el mensaje que moviliza la figura carismática de neutro shorty.

A mi parecer es el punto más preocupante.

La cultura del dakaso, del bono, del pernil, del dámelo regalado y fácil, de tu me das y yo voto. Eso ha hecho mella en el alma. Si tengo que destruir una puerta, un parque, una vida, el metro, lo que sea, lo destruyo, quiero tener lo que quiero y lo tendré pase lo que pase.

La semilla del arribismo orgulloso, esa semilla de la gratificación fácil, esta sembrada profundamente en nuestra juventud. El orgullo de la pobreza, la ignorancia y el maltrato a la mujer.

Es la única propuesta que podemos dar a la juventud? Alguna otra luz al final del túnel?

No nos queda más que pedir a las autoridades que reflexionen y que este tipo de evento no sigan aupándose. Que entendamos que revolución es cultura y definitivamente esto no es revolución.

Mi sentido pésame a los familiares de los fallecidos.

diana.mahakala@yahoo.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1184 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284325.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO