Trincheras de Ideas

Un adios infinito a la camarada Pura Soto

Partió hacia el cosmos infinito una gran mujer, camarada, patriota, incansable luchadora social y política; una de esos seres imprescindibles, luchadora comunista de toda la vida, de los que un día habló Bertol Brech.

Pura Soto, la hermana de nuestro camarada y amigo Fernando Soto Rojas, se fue sin pedirle permiso a quienes la queríamos, en la madrugada de sábado 12 de octubre se cerraron sus ojos para ir a reunirse con su hermano Víctor Soto Rojas, asesinado por el régimen tiránico y sátrapa de Raúl Leoni y el partido Acción Democrático el año 1964, lanzándolo al vacío desde un helicóptero, cuyo cuerpo nunca apareció.

Buena parte de su vida la dedicó a la lucha por la defensa de los derechos humanos de los venezolanos, particularmente de los revolucionarios comunistas, socialistas, demócratas en general perseguidos por los regímenes adecos y copeyanos. Su gran norte en la lucha por la defensa de los derechos humanos fue su hermano Víctor Ramón. Activista incansable lucha contra los perseguidos y los torturados, los desaparecidos, los arbitrariamente detenidos sin fórmula de juicio de los gobiernos puntofijistas. Casi 40 años dedicó sin descanso con las banderas de la defensa de los derechos humanos, desde el año 1960 hasta 1998, que triunfa electoralmente el Comandante Hugo Chávez y se inicia la Revolución Bolivariana, la veremos en todas las búsquedas, denunciando los crímenes y atrocidades de Betancourt, Leoni, Caldera, Lusinchi, Carlos Andrés Pérez.

Formó parte de la primera Comisión Especial de la Asamblea Nacional de los Derechos Humanos, creada, entre otros objetivos, para buscar en los archivos de los organismos de inteligencia militar y de los organismos policiales, las evidencias de los miles de crímenes del terrorismo de Estado aplicados durante cuatro décadas de los gobiernos de AD y Copei.

Me encontré con Pura recién fundada por el Comandante Hugo Chávez la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Los Chaguaramos. Esos nos permitió el reencuentro y el relanzamiento de nuestra amistad, ahora en el campo de la Revolución, que encarnaba los ideales y los sueños de redención por los que habíamos luchado todas las décadas anteriores. Ella desde la academia, yo desde la "artillería del pensamiento", la imprenta universitaria que fundamos, por mandato del Presidente Chávr}ez, recién creada la UBV.

Mucho se puede hablar y escribir de esta gran patriota, su vida, sus luchas, sus aportes a las luchas de la mujer por su emancipación, las luchas obreras por su redención, la lucha por el socialismo.

Sin dudas su vida, pura como su nombre, es un ejemplo a seguir por las mujeres luchadoras de nuestro país. Su hermano Fernando debe dedicarle a Pura sus escritos donde dé a conocer la obra de esta gran mujer, su perfil de integridad, entereza moral, constancia revolucionaria. Él la conoció como nadie y debe volcar, para las nuevas generaciones de mujeres y jóvenes que se integran al proceso, esa trayectoria.

Paz eterna a la gran camarada Pura Soto.

¡Hasta la Victoria siempre!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 458 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283361.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO