¿Vivimos viviendo, o sobreviviendo?. El drama entre salarios y calidad de vida

"Los trabajadores de Venezuela merecen lo mejor de lo mejor". Hugo Chávez(*)

El mundo del trabajo ha venido cambiando en Venezuela producto de las realidades socioeconómicas que nos ha correspondido vivir en los últimos años. Quienes dependen de uno o de dos sueldos y hasta de tres no pueden cubrir los gastos de la canasta alimentaria y mucho menos la canasta básica de productos (alimentos, de higiene personal y del hogar) y mucho menos pensar en actividades recreativas antes cotidianas como ir al cine, a la playa o "tomarse unos tragos" para compartir con familiares y/o amigos, todo lo cual implica un deterioro en la calidad de vida los venezolanos y venezolanas que se había logrado con Chávez hasta el 2012.

En cambio, otros sectores sociales (antes deprimidos en ingresos (como los que realizan oficios no profesionales (quienes prestan sus servicios indexados al precio del dólar como los carpinteros, herreros, plomeros, electricistas, barberos, peluqueros(as), mecánicos, cocineros (as), taxistas, comerciantes de toda índole), o quienes se dedican a la especulación con el dólar, obtienen por sus actividades laborales o especulativas, dinero suficiente para cubrir sus necesidades vitales y darse otro tipo de placeres propios de la vida contemporánea.

Tradicionalmente se manejaba (o se maneja) la categoría de calidad de vida, entendiendo de manera genérica como:

  • La calidad de las condiciones de vida de una persona.
  • La satisfacción experimentada por la persona con dichas condiciones vitales.
  • La combinación de componentes objetivos y subjetivos, es decir, las condiciones de vida y la satisfacción con ellas.
  • La combinación de las condiciones de vida y la satisfacción personal ponderadas por la escala de valores, aspiraciones y expectativas personales y la percepción o valoración de estas condiciones.

No existe, por tanto, un criterio absoluto y una forma de medición única, porque es relativo y aquello que es una vida con calidad para unos, para otros no lo es. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352006000200005

Por otra parte, nosotros hemos venido tratando de desarrollar el modelo boliviano del "Vivir Bien o Buen Vivir". El Vivir Bien no es "vivir mejor" como plantea el capitalismo, no es el concepto individualista, el hedonismo egocéntrico. "Vivir Bien es diferente al vivir mejor, que se le relaciona con el capitalismo. Para la nueva doctrina del Estado Plurinacional, vivir mejor se traduce en egoísmo, desinterés por los demás, individualismo y solamente pensar en el lucro. Considera que la doctrina capitalista impulsa la explotación de las personas para la captación de riqueza en pocas manos, mientras que el Vivir Bien apunta a una vida sencilla que mantenga una producción equilibrada". https://www.economiasolidaria.org/noticias/vivir-bien-propuesta-de-modelo-de-gobierno-en-bolivia.

Sin embargo, cambiar las mentalidades, es más difícil de lo que se dice. El Plan de la patria 2013-2019 establece: "En el segundo gran objetivo histórico, se prefigura la forma de construcción del socialismo para alcanzar la suprema felicidad social del pueblo, esto pasa por acelerar el cambio del sistema económico, trascendiendo el modelo rentista petrolero capitalista al modelo económico productivo socialista , dando paso a una sociedad más igualitaria y justa, sustentado en el rol del Estado Social y Democrático, de Derecho y de Justicia, con el fin de seguir avanzando en la plena satisfacción de las necesidades básicas para la vida de nuestro pueblo: la alimentación, el agua, la electricidad, la vivienda y el hábitat, el transporte público la salud, la educación, la seguridad pública, el acceso a la cultura, la comunicación libre, la ciencia y la tecnología, el deporte, la sana recreación y al trabajo digno, liberado y liberador".

En función de lo anterior, el gobierno bolivariano, sobre todo los decisores fundamentales (presidente y el área económica y productiva del gabinete) deben encontrar a la brevedad posible las claves que sí logró Chávez para recuperar la calidad de vida, o en su defecto, para lograr el vivir bien de nuestro pueblo. En esto, camaradas, se nos está yendo la salud, la vida y la Revolución.

La derecha y sus aliados han logrado dar golpes certeros, en el centro de las necesidades de gran parte de nuestros compatriotas que han pasado de la resistencia, a la cuasi indigencia y por allí encontramos en el seno de nuestro pueblo un malestar permanente, un reconcomio hacia cualquier decisión, promesa o acciones del gobierno, mostrando rechazo y expresiones cada vez más escatológicas que alcanzan altos decibeles, sobre todo cuando se suspende el servicio eléctrico. El grito de "Maduro CTM" es ya un himno de rabia, no sólo en las urbanizaciones de la llamada "clase media", sino también en densos sectores populares. Y esto se acrecienta cuando el pueblo observa el derroche de lujos o aparente riqueza mostrada por algunos representantes del gobierno, en comparación con las privaciones que sufre el pueblo.

Es necesario cerrar o acercar la brecha entre ingresos y necesidades de los trabajadores y del pueblo en general. La política de los bonos a través del Sistema Patria es acertada, pero limitada. Todos sabemos que es un colchón que amortigua el golpe que todos los días se recibe en materia de adquisición de los productos necesarios para mantener un mínimo funcionamiento vital del pueblo.

Ello hay que evitarlo a corto plazo para que no se siga incrementando el caldo de cultivo de la protesta y el malestar popular. Deben los líderes del proceso bolivariano, del PSUV, ministros y ministras (con sus respectivos vices y directores ministeriales), gobernadores y gobernadoras, alcaldes y alcaldesas, diputados y diputadas, recorrer los barrios, las paradas de transporte público, usar de vez en vez ese tipo de formas de movilización popular, hacer una cola en un banco o en algún mercado, recorrer a pie (así sea disfrazados, como hacía Chávez) nuestras calles y palpar, sentir, oír, vivenciar las carencias y necesidades de nuestro pueblo. Tal vez esa experiencia les dé algún tipo de sensibilidad social perdida y plantearse formas de resolver los problemas cotidianos que sufre y malvive este pueblo que, a pesar de ello, aún mantiene la esperanza en un cambio favorable, gracias a las convicciones que tiene, a su conciencia y al enorme esfuerzo de formación política que se ha desarrollado y que ha permitido cohesionar al pueblo en torno al proceso de transformaciones venezolanas.

Pero, ojo, esto tiene sus límites y creo que está a punto de atravesarse.

No lo permitamos.

Recurrimos una vez más a Chávez quien decía: "Que se haga la crítica que hay. No hay que tenerle miedo a que se critique, no, todo lo contrario, la crítica es la que ayuda a corregir ¿verdad? Y no tapar la crítica. (**)

(*)Hugo Chávez. Acto del Día del Trabajador y la Trabajadora. Sala Ríos Reyna. Teatro Teresa Carreño. 30 de abril de 2007

(**)Hugo Chávez en mensaje nacional (cadena presidencial). Palacio de Miraflores. 15 de noviembre de 2012. Tomado de Frases y pensamientos de Hugo Chávez. "EL LEGADO". Compilador Carlos Herrera. Publicado por FANB.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 900 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283225.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO