Análisis Abierto

Venezuela no es Granada, Diosdado no es Coard y Padrino no es Austin

Venezuela no es la Granada de 1983, un año en donde a aquel hermoso país le robarían uno de sus mayores sueños, la libertad. Fue el egoísmo, la intriga y la ambición que triunfaron para derrocar un movimiento popular que buscaba el bienestar social e integral en el trabajo, la alimentación, la educación, la ciencia y la vivienda como futuro brillante para todos los granadinos sin excepción. Maurice Bishop fue la espada que cortaría siglos de dominio británico sobre aquella grandiosa isla en el atlántico caribeño que aspiraba encontrar la verdadera independencia política y económica para poseer autodeterminación y soberanía con agenda propia. El Movimiento New Jewel (acrónimo inglés de "New Joint Endeavor for Welfare, Education, and Liberation") que traducido al castellano significa "Nuevo Esfuerzo Unido para el Bienestar, la Educación y la Liberación" y fonéticamente "Nueva Joya" fue la plataforma política utilizada por Bishop para abordar el Poder de manera organizada pudiendo tomarla definitivamente en 1979.

Una cosa es ser Oposición y otra es ser Gobierno, mientras se es opositor se puede correr el riesgo de vociferar criticando y hasta a veces sin razón, pero si la acción es irracional no se puede cometer cuando se es gobierno porque la factura se cobra muy costosa. Razón tenía el comandante y presidente HUGO CHÁVEZ cuando vaticinó: "no es lo mismo estar en la calle haciendo protestas o estar en el aula universitaria dando discursos o estudiando la política, la revolución, revoluciones que venir aquí; o no es lo mismo estar en la escuela de guerra que venir a la guerra". (Aló Presidente N° 278. 25 de Marzo de 2007. Hato Calleja. Estado Barinas). Bishop, ya como presidente tenía sobre sus hombros encontrar la fórmula perfecta de la unión del pueblo granadino pero sabía que ese comienzo sería tortuoso; puesto que debía enfrentarse contra los paradigmas políticos de cada uno de sus aliados y compañeros del Partido. Al gobierno revolucionario del pueblo de Granada no la derrotó sólo el imperialismo, fueron las ambiciones de sus líderes principales quienes la sirvieron en bandejas a Washington para que este la terminara de destronar; es decir, si hubiera habido unión, hoy estaría Granada brillando con luz de Socialismo.

El imperialismo siempre ha sabido escurrirse por los umbrales de la intriga para sembrar discordia y vanidad entre líderes para que se sientan lisonjeados o imprescindibles; estrategia que le ha sabido servir a la Agencia Central de Inteligencia (en inglés, Central Intelligence Agency; CIA) sobre todo cuando la madurez y claridad política no ha podido lograr consolidarse en los liderazgo políticos. Cosa que no pudieron comprender Bernard Coard y Hudson Austin; miembros principales de aquel movimiento social que nacía de las entrañas de Maurice Bishop. Coard no logró aceptar las políticas de aquel abogado revolucionario y amigo de infancia; quizás su débil formación ideológica se dejó convencer por aquellas doctrinas liberales de la Universidad Brandeis (EEUU) y la Universidad de Sussex (RU) que le formaron y permearon sus ideas de izquierda; posiblemente esto fue lo que cambió al Coard quien daba alguna vez discursos en el Mercado Central de Saint George y al nuevo Coard que salía de prestigiosas universidades liberales. Quizás.

El Pueblo de Granada aún no tenía claro lo que había que desaprender para luego aprender; una cultura con códigos esclavistas y economía liberal durante siglos de coloniaje no era fácil de desmontar; incluso, la Constitución todavía guarda herramientas legales para someter a Granada a los designio de Reino Unido a pesar de haberse independizado en 1974; un claro ejemplo es la figura de "Gobernador General", cuyo cargo es nombrado hasta la presente por la monarquía británica y es su representación en Granada; es decir, una especie de semi independencia la de 1974, cosa pa´loco. Por ello era necesario realizar cambio profundo en ese país porque no hay nada más peligroso cuando un Pueblo defiende a su propio verdugo y de esto tanto Bishop y Coard ya lo sabían. Fue motivo suficiente para que Coard dirigiera sus discursos hacia los sectores reformistas quienes sellaron la idea de que también era un líder en la Nueva Joya. Mientras Bishop fortalecía las alianzas entre Cuba y la Unión Soviética; a su vez, profundizaba la Revolución, pero Coard esto le preocupaba y por ello comenzó a utilizar el Partido para sembrar las intrigas y así debilitar el liderazgo de Maurice. Se iniciaron las pugnas entre sectores socialistas y reformistas.

El 14 de octubre de 1983, mientras Bernard Coard era Ministro de Finanzas, Comercio e Industria y Vice-Primer Ministro logra deponer a Maurice Bishop de la presidencia y posteriormente ordena colocarlo bajo arresto domiciliario el 19 de octubre; pero tal detención fue rebatida por una manifestación multitudinaria que exigía su inmediata libertad. Hora más tarde de la liberación de Bishop y detrás de la cortina de la infamia y la cabina de la traición se escondía la intención perversa del general Hudson Austin. Visualizó que si Bishop volvía al Poder él sería desterrado de las Fuerzas Armadas por traidor; es entonces que decide asesinarlo junto a sus más cercanos colaboradores y algunos miembros de su gobierno y; con ello, a su pareja sentimental Jacqueline Creft. Ésta acción obligó al general a reconsiderar la toma del Poder y deponer enseguida a Coard; puesto que si Austin había asesinado a Bishop era él quien debía ejercer la presidencia para garantizar su libertad ante tal crimen.

Mientras esto transcurría el ojo piramidal desde Washington sólo se encargaba de acelerar las lisonjas e intrigas; estaba bajo una especie de no interrumpir al enemigo en sus errores; enviaba mensajes al general Austin garantías de apoyar tal Golpe de Estado. Lo que no sabía el general era que los EEUU no confiaban en él y jamás lo harían; detrás del "apoyo" se escondía la peor infamia jamás vista en Granada, se ponía en movimiento la operación "Furia Urgente" de la mano del presidente Ronald Reagan (EEUU) que no era sino la Invasión de Granada. Para Washington, Hudson no era de fiar, requerían a un verdadero liberal sin ningún vestigio o ADN de socialista y Hudson Austin no calificaba para el cargo por haber sido un ex New Jewel socialista y ese sentimiento podría revelarse en cualquier momento. El 19 de octubre luego de asesinar a Bishop y con tan sólo cinco días como presidente Bernard Coard, es derrocado por el general Hudson Austin. Su efímero gobierno sólo duró seis días expirando el 25 de octubre de 1983 cuando la Invasión de Granda se materializó.

La operación "Furia Urgente" no fue más que un Golpe de Estado propiciado por los EEUU con complicidad de varias naciones caribeñas como Barbados y Jamaica; de hecho, Washington tuvo que utilizar la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECS por sus siglas en ingles) para solicitar formalmente el apoyo a la invasión (para esconder sus colmillos) justificándola en una serie de falsos positivos que ya habían inventado los EEUU como: la promoción en Granada de la militarización con gobierno de la Unión Soviética y de Cuba; la construcción de una base aérea para el transporte de aviones con bombas nucleares, ayudar a los centroamericanos con armas para los insurgentes o guerrillas, proliferación del Comunismo marxista leninista como sistema desestabilizador, etc.; todo esto fue usado como excusa por el presidente Reagan para declarar a Granada como una amenaza potencial para la región y los EEUU. Ya desprestigiada Granada, tenían un ambiente óptimo ante la Comunidad Internacional para justificar la invasión militar pero requerían algo más contundente y la tuvieron que forzar: Washington declaró que un grupo de estudiantes y ciudadanos estadounidense en Granada habían sido secuestrados por el gobierno de Austin. Historia fantasiosa que justificó definitivamente la invasión. Tal como lo había denunciado varios congresistas así como el representante demócrata Louis Stokes afirmando: "Ni un solo niño estadounidense ni un solo ciudadano estadounidense estaba de alguna manera corriendo peligro o puesto en una situación de rehén antes de la invasión". A pesar de que el Reino Unido y Canadá no estaban de acuerdo con la invasión manifestando públicamente sus posiciones, sus acciones miraron hacia otro lado y dejaron congelar sus preocupaciones. Con la guerra de Las Malvinas un año atrás (1982) apoyada por los EEUU era razón suficiente para hacerse los locos con Granada. El favor se debía.

A Venezuela se le quiere imponer una agenda y un sistema político igual a que ya tenía antes de la Revolución Bolivariana; pero tales pretensiones han venido fracasando desde la llegada del Comandante HUGO CHÁVEZ al Poder. Ahora su conductor, el presidente Nicolás Maduro tiene sobre sus hombros la consecución y consolidación de la Revolución. Similar a Granada del 83 a Venezuela se le quiere acusar de amenaza para la región; se le inventan falsos positivos como el pretendido por el presidente Iván Duque de Colombia que de manera descarada le mintió al mundo desde la 74º Asamblea General de la ONU mostrando varias fotos de presuntos guerrilleros operando desde territorio venezolano. Los EEUU han tratado de utilizar organizaciones multilaterales como la OEA (Organización de Estados Americanos) para justificar la intervención y la injerencia en los asuntos internos de Venezuela. Como también han inventado un organismo regional llamado "Grupo de Lima", que no es más que un club de cómplices en contra de Venezuela que busca "diplomáticamente" a través del lobby-chantaje presionar gobiernos para favorecer el derrocamiento de la Revolución Bolivariana.

Los EEUU quieren un escenario como el de Granada; tienen a sus rodillas la OEA para activar ilícitamente un TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) obsoleto, hipócrita y contradictorio. También tienen una OECS encubridora como es el Grupo de Lima. Pero, no poseen las condiciones óptimas para una invasión ya que no han logrado obtener el derrocamiento del presidente Maduro a través de un Coard o Hudson de la Granada del 83. Washington ha aspirado lisonjear a los compañeros Diosdado Cabello y Vladimir Padrino López enviando emisarios y mensajes; ambos hombres claves de la Revolución Bolivariana. Han intentado crear intrigas entre ellos para debilitar al Partido y fomentar la desunión. Pero lo que no sabe el gobierno de los EEUU es que estos compañeros tienen claro que al imperialismo ni un tantico así. También saben que el Departamento de Estado quiere a un Guaidó dócil, domesticable y servicial al estilo de un Paul Scoon de Granada; es decir, un títere; pero este no les ha servido por su ineptitud desenfrenada e infantil; y más que saber dar un Golpe se lo auto da a cada rato.

La Revolución Bolivariana lleva consigo más de 20 años; ha podido demostrar que no es una amenaza. Lo demuestra incluso los diversos cambios de gobiernos en la región como el caso de Brasil, Argentina, Paraguay y Ecuador; estados que estuvieron gobernados por aliados de la Revolución y luego fueron conquistados por sectores de la derecha pro imperialista; es decir, no hay amenaza a la región. Mientras el gobierno bolivariano ha gobernado no ha invadido país alguno; cosa que no se puede decir de los EEUU que ya lo ha hecho; en menos de 20 años son varias las invasiones que ha ejecutado como a Irak, Afganistán, Libia y Siria. Ahora pretende hacerlo contra Irán, Corea del Norte y Venezuela. Entonces ¿Quién es la amenaza? Venezuela no es la Granada del 83; el presidente Nicolás Maduro sigue gobernando; el compañero Diosdado no es Bernard Coard y mucho menos Vladimir Padrino es Hudson Austin. Podrán invadirnos en algún momento si es que se atreven, pero el problema lo van a tener cuando tengan que salir.

El legado de Bolívar

 

Nos quieren llevar a la guerra, pero ese camino lo conocemos con Bolívar

Con Bolívar nacimos, morimos y volvemos a nacer

Nos quieren llevar a la guerra, pero ese camino lo conocemos con Bolívar

Si echamos a los españoles, también echaremos cualquier otro invasor

Nos quieren llevar a la guerra, pero ese camino lo conocemos con Bolívar

Si Vietnam pudo, también nosotros podremos

La Patria de Bolívar es la Patria grande

Nuestro mejor tesoro es la libertad

La vida no vale nada si se trata de defender la Patria

Morir por mantenerla es nuestra única opción

Y si tratan de arrebatárnosla ¡NOSOTROS VENCEREMOS!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1345 veces.



Carlos Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282957.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO