Una sentencia histórica que da en el mero clavo de lo que se avecina: “Los vamos a j…”

1.- Nunca una expresión ha tenido un sentido más exacto y adecuado al momento histórico que vivimos, sentencia pronunciada por Diosdado Cabello desde las tierras de Yaracuy, mientras realizaba una jornada de siembra de arroz: “LOS VAMOS A J…”. En modo suave: NO NOS DEJAREMOS… Es decir, les vamos a retrucar con determinación fulminante y a cobrarles CON CRECES, si se atreven, los veinte años de horror en los que han estado sumergiendo a Venezuela en caos y horrores de todo tipo. Porque en atreviéndose ellos a cuadrarse con un invasor se definirán de manera total, absoluta, neta y formal dos bandos en confrontación bélica y se acabará para siempre las medias tintas… Como aquel que traza una línea en un terreno y dice: bueno ustedes allá y nosotros aquí defendiendo lo nuestro…

2.- Pensad por un minuto, realmente, un cuadro en el que se produzca un ataque gringo directo o indirecto desde Colombia, y que aparezca un dilecto INVASOR INTERNO proclamando en la calle que está con el enemigo, QUE SERÍA, PUES, UNA MANERA DE LLAMAR a que nos aniquilen para así vejar y apropiarse de la PATRIA DE BOLÍVAR. Imaginad, que lo diga, mientras esté corriendo la sangre de nuestros patriotas en combate, y que grite: ¡VIVA EL CAPITÁN AMERICA DEL NORTE! De inmediato, nosotros tendríamos que asumir nuestras posiciones, y además de proceder a defendernos ¡ATACAR! Ya no nos pondríamos a dar explicaciones de por qué estamos defendiendo la patria, ni a exponer inocentemente nuestro pellejo para que nos quemen, para que nos lancen impunemente sus puputovs, o para que nos agredan bestialmente para que luego corran a la OEA, a la SIP, CIDH o ONU, como malcriados ultrajados, diciendo que le hemos aruñado sus DERECHOS HUMANOS, y que se merecen la libertad para J…, para QUEMAR, INJURIAR, MENTIR y ACABAR CON UN PAÍS. Se estaría, señores, claramente, en guerra total.

3.- ¿Qué dirán los delicadillos opositores?, ¿acaso, que Diosdado es vulgar, grosero, violento, agresivo, ordinario, y ellos todos unos angelitos del cielo? ¿Qué esperan, que en ellos llamando a la invasión, a que nos pasen a todos a degüellos, se aspire a que les echemos flores y agua de colonia, y digamos que son muy bellos y chéveres? Bolívar ante el cuadro monstruoso de Boves y sus asesinos, comprendió que el papel de defender un país no es echarse a llorar y ponerse como corderitos para que nos pasen a degüello…

4.- Si aquí la oligarquía colombiana, aupada por los gringos, se atreven cruzar la raya de nuestra suprema sensatez y soberanía, si aquí fuerzas mercenarias pretenden venir a controlar nuestros recursos, a robárnoslos, junto con los miserables encapillados internos (esos que viven celebrando nuestras desgracias), y unirse a tamaño crimen pidiendo que nos aniquilen, pues, como muy bien lo dice el propio Diosdado, entonces deberán asumir su papel de invasores, y ser tratados como lo que son: enemigos de la patria…

5.- Apoyo absolutamente esa expresión del Comandante Chávez cuando en su discurso en Puerto Cabello habló de LOS YANQUIS DE MIERDA! De que ya basta de tanta MIERDA de estos yanquis que nos están tratando de volver un infierno a nuestra patria… y que al día de hoy estamos viendo las devastadoras consecuencias de sus ataques, de sus bloqueos y asedios.

6.- Por ahí andan algunos eternos QUEJONES, valientes para pegar el grito en el cielo y repetirlo una y mil veces por las redes, de que con este gobierno se está pasando hambre, que no hay medicinas, que los sueldos no alcanzan, que millones huyen del país, PERO para nada le echan un tirito a los malditos gringos, y esconden sus juicios como quien tapa sus miserias como condenados farsantes e hipócritas, y protegen indignamente a los MERCENARIOS INTERNOS, quienes son, con TODA LA EVIDENCIA DEL MUNDO, son quienes desde 1998, han tratado de ponernos el país al modo de la colonia española, como decía Simón Bolívar.

7.- No dicen absolutamente nada de lo que han hecho con nuestros activos en el exterior, del robo de CITGO, de la empresa MONOMEROS en Colombia, de las empresas de PDVSA en Costa Rica, del plan para entregar el Esequibo a Gran Bretaña…, ejecutada por una banda transnacional que persigue dejar en las últimas a Venezuela. Todo eso, a ellos les parece magnífico, de maravillas, si contribuye, según el pensamiento estrafalario y muy personalista de sus directores, a acabar con el chavismo y a que se vuelva a la “fabulosa época” en que gobernaban los copeyanos y los adecos con sus barraganas... y todo éramos “felices y comíamos perdices”…

8.- Hay otras expresiones que se han hecho emblemáticas en la historia, además de tergiversadas y modificadas, como cuando Bolívar escribió el Decreto de Guerra a Muerte que en su versión original realmente dice, no ESPAÑOLES Y CANARIOS, sino: “ESPAÑOLES DEL CARAJO, contad con la muerte…!”.

9.- El general Rafael Urdaneta, después del atentado contra el Libertador aquel 25 de septiembre de 1828, al ver que Bolívar perdonaba al jefe de la conjura Francisco de Paula Santander, escribió indignadísimo al general Mariano Montilla: “Me niego a seguir siendo un cabrón de este gobierno…”.

10.- Chávez calificó de PLASTA a la decisión de la Corte Suprema de Justicia que exculpó de delito alguno a los golpistas del 11 de abril de 2002, llegando incluso a decir magistrados como el Arriechi que los asesinos que provocaron tal matanza aquel funesto día, estaban preñados de “BUENAS INTENCIONES”.

11.- EL PUEBLO CHAVISTA está cansado de tantas agresiones, de tantas humillaciones, de tantas perversiones de la derecha, de tantos sufrimientos y penas. El pueblo chavista ya está cansado de tantos perdones, de tanta impunidad, de tanto callar y otorgar, de tanto colocar todas sus mejillas para que lo injurien, lo inunden de MIERDA y lo quemen, y ansía de una buena vez por todas pasar al campo de la acción…

12.- EL PUEBLO CHAVISTA está proponiendo desde hace años lo que en la Revolución Francesa, el diputado Couthon dijo, presentando aquella ley de Prairial: “Con los enemigos de la revolución no se debe
perder más tiempo que el de reconocerles. Lo que se trata es de enfrentarles decididamente. La indulgencia con ellos es atroz, la clemencia es parricida. El que quiere subordinar la salvación pública a las invenciones de los jurisconsultos y a las fórmulas de palacio es un imbécil o un malvado…”.

13.- Los meses por venir serán decisivos en esta contienda con la derecha mundial: o se salva la patria o ellos vendrá a imponer a sangre fuego una esclavitud peor que la que sufrimos con los españoles. Pues bien, aquí los bolivarianos tenemos que dar todos la vida, porque MORIR POR LA PATRIA ES VIVIR, tal cual como reza en el grandioso himno martiano…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2791 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282148.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO