El PSUV reconoce sus errores y corrige: ¡Bravo!

"La crítica y la autocrítica es un método para hacer revolución, para consolidar fuerzas, para consolidar bases, para consolidar valores, para perfeccionar el camino…Hagamos la crítica nosotros mismos pero sin ningún complejo de que le hará daño al proceso. No no le hace daño, le hace bien al proceso, siempre que se haga con lealtad a los procesos y a los principios, siendo la ética la que prevalezca"

Hugo Chávez Frías

http://www.psuv.org.ve/temas/noticias/chavez-critica-y-autocritica-es-un-metodo-para-hacer-revolucion/

DUDE ASISTIR, SUPERE OBSTÁCULOS Y HOY ME SIENTO FELIZ

A veces las dudas nos asaltan. Se unieron varias cosas a la vez: Día del padre. Reunión Social en mi casa. Varios eventos coincidiendo esta semana y la próxima. Limitaciones para trasladarme de un lugar a otro. No sabía ¿qué hacer? Consulté a mí ser superior y a mi consciencia: Si dejo de ir y pierdo esta experiencia ¿Cómo me sentiré? Y mi ser interno, mi alma conectada con el universo y mi intuición respondieron.

Vengo de asistir, como responsable de formación del Equipo Político Municipal del PSUV, del Municipio Cárdenas del estado Táchira, al II Encuentro Nacional del Sistema de Formación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Realizado durante los días Lunes 17 y Martes 18 pasado, en las instalaciones del Centro Nacional de Formación Simón Rodríguez, del PSUV, ubicado en San Antonio de los Altos, en el Municipio Salias del estado Miranda. Donde antes funcionaba la Universidad de los Trabajadores de América Latina (UTAL) y, posiblemente funcioné, en adelante, el Instituto de Estudios e Investigación del PSUV. Evento en el que tuvimos la oportunidad no sólo de compartir con los responsables estadales, regionales y municipales de formación del PSUV, sino, además, con los responsables estadales de organización del partido. Fue una jornada intensa y productiva, plena de confianza y fe en el futuro del país. Conducida por jóvenes que despuntan en el horizonte como generación de relevo de la época de oro que anuncia el porvenir. A tod@s ell@s mis felicitaciones. En especial, mi agradecimiento a Jonathan García, responsable de Organización y a Edith Guerrero Lugo, responsable de Formación, del equipo político del PSUV del estado Táchira, por el esfuerzo y el entusiasmo que pusieron para que la delegación del Táchira estuviera no sólo representada sino que tuviera, como tuvo, una activa participación. Por supuesto, felicitaciones y nuestra gratitud, a los organizadores del encuentro nacional, en particular a Oswaldo Carrasquero, coordinador del evento y figura principal en el nuevo Sistema Nacional de Formación del PSUV, así como a Cristopher Oropeza – a quien me referiré más adelante – Lenin Sosa, Félix Nava y a la profesora Raiza Vásquez, entre otr@s, a quienes felicito por sus esclarecidas intervenciones y sus aportes en el evento. Muy especial felicitación y agradecimiento al Vicepresidente de Formación del PSUV y actual gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez. Por fin nos conocimos personalmente, aunque no tuvimos oportunidad de conversar, para mí fue suficiente escuchar tus sabias y contundentes palabras y confirmar que eres admirador y seguidor de Carlos Matus Romo y eso para mí es más que suficiente ¡Gracias! Tus aportes y tu apoyo será tan importante que recordaremos aquella frase del libro sagrado: "por sus frutos los conoceréis" Por eso pienso que:

LA FORMACIÓN SERÁ EN ADELANTE UN BUEN CATALIZADOR

No estoy autorizado ni soy el vocero de los más de 300 voceros que participaron en tan magno y productivo evento. Sólo quiero decir, a través de este breve artículo, que el PSUV bajo la dirección de la Vicepresidencia de Héctor Rodríguez, ha validado y fortalecido el pregón que hemos traído desde hace 20 años de que era, y es, necesario tener una Escuela de Formación de Líderes Políticos y, en particular, para ayudar a formar Buenos Gobernantes. Una Escuela de Gobierno, decíamos nosotr@s. Por eso nos hemos empeñado en la ESCOLAG, como herencia de Carlos Matus. Hoy me siento reivindicado y hasta más tranquilo, por eso, ahora más que nunca, estoy comprometido a ayudar, dentro de mis posibilidades y limitaciones, a que esta idea-fuerza se haga realidad. Y que sea una realidad real y contundente. Que no se preste a dudas.

Así lo anuncié, hace poco, en uno de mis artículos anteriores.

"¿En el PSUV se volvieron loc@s?"

https://www.aporrea.org/actualidad/a279325.html

Y así lo hemos venido diciendo desde el 06/12/1998, cuando ganó Chávez:

https://www.aporrea.org/actualidad/a249797.html

Cuando expresamos en: "Lo hemos venido alertando" (1998)

"Tenemos, a lo menos, que dar tanta importancia a la tecnología para gobernar como la que le otorgamos a la de ganar elecciones o conquistar el poder por la fuerza ¡Tenemos que formar nuestros líderes, con la ayuda de las universidades y los gobiernos de América Latina! Así de fácil es nuestro reto, el reto de los gobiernos que aspiran a mantenerse en la conducción del juego social; es una exigencia para nuestras instituciones de educación superior y, en especial, una exigencia a las universidades; es la sentida necesidad de quienes aspiran construir una auténtica y profunda democracia, porque, como se señala en el proyecto de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG): "Los problemas del futuro requerirán equipos de gobierno excepcionales para enfrentarlos, o la democracia será imposible. Podemos perderla por desilusión sobre sus verdades o desesperarnos por transformarla". Matus lo dice con meridiana claridad: "Nadie atribuye las deficiencias de nuestra democracia a las herramientas de gobierno". Por lo que poco se piensa en formar y capacitar a los gobernantes, para que gobiernen con eficacia y efectividad. Preferimos achacarle nuestros males al golpismo, a la rebelión militar a la insurrección popular, al FMI, al comunismo, a algún fenómeno natural, a los astros, y no a nuestra incapacidad para gobernar situaciones creativas, plenas de incertidumbres, de poder compartido, cargadas de crisis, difusas e ingobernables. He allí una oportunidad para los gobiernos y las universidades del país: Contribuir a formar, con adecuadas herramientas de gobierno, a nuestros gobernantes."

EN TÁCHIRA HEMOS SIDO PIONEROS

Aunque no se nos puso mucho cuidado cuando vinimos en el año 2000 para proponer la creación de la Escuela de Gobierno del Táchira, misma que por cierto fue aprobada por unanimidad, apenas el año pasado, en el Consejo Legislativo del estado Tachira (CLET) y aún mora (no por Luis Mora) en su implementación (por razones que nunca entendimos y desconocemos) hace unos meses, como lo hemos expresado antes, logramos por iniciativa de la ex Diputada y ahora Secretaria General del PSUV-Táchira, Haydee Zoraida Parra, iniciar un Diplomado en "Ciencias, Técnicas y Tecnologías para el Arte del Buen Gobierno", mismo que no hemos podido culminar y que espero podamos hacerlo a más tardar en el mes de julio, pues este será, sin duda alguna, un antecedente importante de lo que hoy es una política del PSUV expresada varias veces en el evento al que hemos hecho referencia:

"Nadie que aspire a ocupar cargos directivos y de participación popular, inclusive los líderes de la base popular, podrán optar sino han sido formados por el Sistema Nacional de Formación del PSUV, por lo cual deberán cursar los Diplomados. Especializaciones, Maestrías y Doctorados que se diseñen para tales fines"

Por eso, quienes hoy ocupen cargos directivos en la estructura del PSUV y de gobierno, deben cursar dichos programas de formación. A tales fines se han planificado iniciar Diplomados a partir del 01 de julio de 2019, dirigidos a líderes de la estructura de base, tales como Jefes de Comunidad de los CLAP, jefes de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (UBCH) y, además, Diplomados dirigidos a la estructura directiva estadales y municipales del PSUV, sin excepciones. Como mecanismo que contribuya a elevar la capacidad de gobierno, la eficiencia directiva y ayude a nuestro pueblo en la solución de sus problemas: La formación integral como herramienta de transformación y de liberación.

En tal sentido, en el Táchira hemos venido adelantando varias iniciativas que han sido pioneras de esta nueva exigencia política del PSUV.

La más inmediata la haremos este fin de semana en una "encerrona" de tres días para culminar el Diplomado en PLANIFICACIÓN Y RESOLUCIÓN CREATIVA DE PROBLEMAS MUNICIPALES, que comenzamos el año pasado y que, a pesar de los contratiempos y dificultades presentadas estaremos culminando con la presencia del señor Alcalde del Municipio Cárdenas, Richard González, y buena parte de su equipo de gobierno y de invitados especiales, como Cruz Yayes, Abraham Blanco y Antonio Daza, a quienes les corresponderá ahora la tarea de multiplicar por toda la geografía del Municipio Cárdenas y más allá, la experiencia compartida. Llegó el momento que tanto esperábamos.

Nadie puede quedarse sin tener la oportunidad de mejorar su liderazgo y de ponerlo, cada vez más, al servicio de nuestro pueblo. Continuaremos fortaleciendo con los Círculos de Estudio y reforzaremos la formación presencial y semi-presencial. El Táchira ya arrancó y ahora nos toca tod@s ayudar al camarada Edith Guerrero Lugo y al resto del equipo político estadal y a los equipos municipales para que esta gran oportunidad, que tiene tant@s enemig@s y oponentes, llegue a tener el éxito esperado: No podemos fallarle a nuestro partido y, sobre todo, a nuestro pueblo.

HUGO CHÁVEZ, NO SIEMPRE, RECONOCÍA SUS ERRORES

"No vinimos aquí a hacer un buen gobierno. Vinimos a hacer revolución". Dijo en alguna oportunidad, Hugo Chávez Frías.

Frente a esa expresión equivocada del comandante y ex Presidente, Hugo Chávez Frías, aunque la dijera en un contexto diferente al que vivimos, nosotros sostenemos que:

"No hay nada más revolucionario, desde siempre y para siempre, que estudiar, formarse, investigar y luchar por hacer un buen gobierno"

Así lo acabamos de decir, recientemente, y hoy, nuevamente, lo sostenemos. Inspirado en esta convicción, escribo estas breves líneas, con afecto sincero, a Cristopher Oropeza, a quien ofrezco disculpas públicas por la forma y el estilo equivocado con la que le hice, recientemente, una crítica directa y pública, probablemente, desconsiderada. A ti hijo y a tod@s l@s jóvenes entusiastas que ofrendaron sus esfuerzos para el éxito del evento y que ahora, supongo, están conscientes que nuestro comandante, Hugo Chávez Frías, como todo ser humano, también se equivocaba. A veces, luego lo reconocía y corregía. Supongo que luego, con sus palabras y actos reconoció que debíamos hacer buenos gobiernos. Otra cosa es que él mismo y quienes le acompañamos no supiéramos hacerlo, entre otras razones, porque no estábamos preparados para hacerlo. Y, sobre todo, para hacerlo bien.

A ti te dedico estas breves líneas. Porque, con cabeza fría, fuera de la molestia que me causó que hicieras tuya esa frase de Chávez, pensé luego que pude hacerte la misma crítica de otra manera, con un estilo más pedagógico o, para decirlo con las estrategias del evento, en forma más andragógica, más empática y considerada. Esto me hizo pensar autocríticamente que, sin intención, herí tu susceptibilidad y reaccionaste impulsivamente como lo hice yo. Esto nos obliga a revisar - ojalá lo hagamos juntos, más adelante - la necesidad de: fortalecer nuestra inteligencia emocional, aprender a usar adecuadamente nuestros "actos de habla" y saber utilizar apropiados métodos de negociación y, en definitiva, revisar la manera de hacer las críticas - de manera más respetuosa y humana - a nuestros camaradas e incluso, ¿por qué no?, a quienes hoy adversamos. En mi caso, normalmente, tiendo a ser muy frontal y hasta desconsiderado en mis críticas. Lo reconozco. Yo mismo me autoflagelo y soy demasiado exigente conmigo mismo. Valga pues, la crítica y la autocrítica. He tratado de cambiar y no he logrado superar esta debilidad mía. Por eso te abordé afuera del evento y te ofrecí mis disculpas personales, te ratifiqué y argumenté porque no estaba de acuerdo contigo y con el Presidente Chávez. Y ahora te lo ratifico públicamente. Nos equivocamos ambos. Al menos, yo me equivoque.

NUNCA SE NOS OLVIDE APRECIADO COMPATRIOTA:

No sólo vinimos a hacer revolución, vinimos también a hacer buenos gobiernos y sí somos bolivarianos y respetamos los mandatos del Libertador, Simón de la Santísima Trinidad, debemos construir un buen sistema de Gobierno que nos garantice: estabilidad política, estabilidad social y, sobre todo, la máxima felicidad posible a nuestro pueblo. Como lo remarcó Bolívar, hace 200 años, en el Congreso de Angostura.

Vinimos a hacer REVOLUCIÓN, no hay dudas, a la vez, vinimos a lograr estabilidad política y social y favorecer la FELICIDAD SOCIAL de nuestro pueblo y para ello debemos EVOLUCIONAR y no sólo revolucionar. Y una manera de lograrlo, en tiempo de estabilidad e incluso de inestabilidad, es fortalecer la lucha por hacer BUENOS GOBIERNOS. Y eso supone hacer gobiernos eficaces, eficientes y efectivos. Gobiernos pulcros, honestos donde prevalezca la moral pública. Otra cosa es que discutamos o debatamos, más adelante: ¿Qué entendemos por un Buen Gobierno? Al menos, conformémonos, por ahora, con los anhelos del Libertador:

¡Moral y luces son nuestras primeras necesidades!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2240 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279770.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO