Auge y caída de un "ídolo" del fracaso

1

El tiempo y las estrategias de Maduro, hicieron trizas las apetencias del señor Guaidó y sus seguidores. Su fama se desmoronó y rodo por una pendiente que está a punto de tocar fondo. Hoy día, nadie, absolutamente nadie, cree en él. Ni siquiera la gente que lo apoyó. ¿Por qué esta debacle? Por tres razones fundamentales: ofreció mucho, y no logro nada. Mientras tanto, los gringos perdieron la confianza en él. Les resultó un bate quebrado. Por lo cual, la unión europea y el Grupo de Lima, siguieron el ejemplo de quien se cree el amo del mundo, y de su pandilla. Y por último: la oposición venezolana se cansó de tanto engaño y mediocridad.

2

Las descabelladas acciones que ha puesto en escenario el señor Guaidó, ha generado golpes fulminantes por parte del gobierno. El caso de la sonada ayuda humanitaria, a través del puente Tienditas, y otros puntos fronterizos, inició los reveses del nuevo "líder" oposicionista. Sin embargo, la osada locura del 30-A, ha sido el más desbastador golpe para la oposición, por parte de los organismos gubernamentales. Aún, hoy día, el gobierno sigue propinándole certeros trancazos a la AN, bastión con el cual ha contado el autoproclamado.

3

Es sumamente notorio el silencio de los pocos líderes que le quedan a la oposición. Henry Ramos Allup, calla. Manuel Rosales, calla. Manuel Rosales, calla. Henrique Capriles, en su afán de mantener un hilo de confianza en el sector opositor, acompaña, en algunos actos a Guaidó, pero también calla. Por cierto, ¿dónde está la voz agresiva y amenazante de Trump, Pompeo, Elliot, Pence, Bolton y el virulento senador republicano, Marco Rubio? Callan porque se cansaron del engaño de quien, de un día para otro, hicieron famoso, a cambio de la entrega del país y sus riquezas al imperio. Quienes no se callan son: Patricia Poleo, Nitu Pérez Osuna, Alberto Franchesqui, Orlando Urdaneta, Jaime Bayly, y Carla Angola, entre otros "famosos", residenciados en Miami. Estos personajes desnudan crudamente el comportamiento de Guaidó, y sus compañeros, quienes se han enriquecido de un día para otro, con dineros mal habidos, como es el caso de Julio Borges.

4

En este orden de ideas, el futuro de Juan Guaidó, hoy día, innombrable en el escenario político interno y externo, es muy oscuro. Él creyó que desalojar a Maduro y al chavismo del poder, era pan comido. Pero le salió el muerto. Por allí anda, de un lado a otro, convocando a protestas. Sin embargo, su poder de convocatoria también se ha esfumado. Unas trescientas personas le oyen. Aún mantienen puestas sus esperanzas en este personaje que salió de la oscuridad para encumbrarse, gracias al apoyo y a la promoción del señor Trump y su camarilla, y de los gobernantes lacayos de Latinoamérica. Pareciera, pues, que se acerca la hora final del autoproclamado. Tal vez, no tenga la suerte que han atenido sus cómplices al burlar a las autoridades, y refugiarse en otros países. Sus muñecas están hediondas a hierro, con lo cual sería el fin del auge y caída de un "ídolo "del fracaso.

Villahermosa, México, 15 de junio del 2019



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1895 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279615.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO