¿Y ahora qué?

Continuar sin pausa y sin descanso en la profundización de la Revolución, esa ha sido la promesa del Comandante durante la campaña, lo cual ha ratificado desde el balcón del pueblo en su discurso de celebración por el inobjetable triunfo.

Pero, ¿en qué consiste esa profundización?, es lo que todos, desde el más alto poder, hasta el más pequeño de los funcionarios del estado deben tener presente, consiste en eliminar definitivamente los vicios de la IV República, aquellos que siempre han causado el repudio de los ciudadanos y que trataré de reseñar en este escrito que constituye mi despedida, por ahora, de mis lectores de Aporrea, pues mi objetivo al escribir no era otro que contribuir humildemente con mis modestos artículos al triunfo del comandante lo cual gracias a Dios, se consumó felizmente y por paliza como lo prometió el líder.

Veamos entonces cuáles son a mi entender esos vicios:

LA CORRUPCION: desde mi óptica el más importante por el terrible daño que ella significa para el cuerpo nacional. No es posible permitir que un funcionario que desde sus familiares y vecinos conocen como persona sin medios de fortuna y al cual los ingresos que el cargo al que ha accedido le suministra, no le alcanzan para ostentar, de la noche a la mañana aparece que su carrito modesto se transforma en un último modelo de los más costosos, generalmente una camioneta full equipo, y su vestuario antes adquirido a los buhoneros pasa a ser de marca y frecuentemente se le ve en los restaurantes más caros de la ciudad o de improviso se convierte en próspero ganadero con hacienda generalmente en manos de un testaferro y sus vacaciones son en el extranjero; son personas que no tienen la más mínima conciencia revolucionaria y que deben ser echados, investigados, juzgados y condenados para que al fin se comience a establecer medidas efectivas contra ese terrible cáncer, lo cual sirva además como preventivo y barrera para quienes siquiera acaricien el deseo de imitarlos.

Generalmente uno oye a quienes se oponen a la revolución,(unos sinceros, otros cara dura porque fueron corruptos cuando fueron gobierno) que su razón principal es precisamente la corrupción y lo ponen a uno en aprietos cuando señalan con nombres y apellidos a funcionarios que a leguas se les nota su brusco cambio de conducta, es verdad que es un vicio heredado de la IV pero entonces cabe la pregunta, ¿es que es imposible entre 26 millones de venezolanos encontrar compatriotas honestos y pulcros, con temor a Dios que estén dispuestos a servir a la patria deslastrados de ese terrible vicio a quien se le debe el deterioro moral de la nación?. Yo personalmente creo que es difícil pero no imposible porque habría que comenzar por implementar leyes severas y de fácil aplicación que comiencen por infundir temor en quienes tienen la función administrativa en cualquier ámbito del estado, que existan tribunales a todos los niveles sin alzada, que juzguen a quienes delincan, de manera expedita y que quien incurra en actos de corrupción sea desechado de por vida para ocupar cargos en la administración, además de cumplir penas ejemplarizantes, para los que trabajan en ella. Se le debía dar potestad al presidente de la república que es el primer funcionario de la Patria y de quien nadie se atreve a dudar por honesto, a fin de que por la vía habilitante dicte una ley de máxima severidad que obligue sobre todo a los juzgadores a evitar el leguyerismo que generalmente termina frustrando la esperanza de castigo al corrupto y en la cual se establezca una pena única sin ponerse a sopesar la cuantía, pues es tan corrupto el que acepta una comisión para otorgar un contrato como el que solo se roba cualquier cantidad para su propio beneficio, es tan corrupto el cobrador que se roba unos bolívares como el general que utiliza un soldado de jardinero en su casa o el jefe que manda a su chofer a buscarle los hijos al colegio o llevar a su mujer al mercado, es tan culpable el corrupto como el corruptor; o el fiscal de tránsito que matraquea y extorsiona o el policía que decomisa la droga y se queda con ella para comerciarla, etc. etc. Es pues ideal e impostergable buscar correctivos radicales así como se extirpa de tajo un tumor para evitar su propagación.-

El otro terrible mal que junto a la corrupción es una lacra que desangra la Patria y que generalmente marcha de la mano con ella es EL BUROCRATISMO, en donde nunca faltan aquellos funcionarios que deliberadamente obstruyen, retardan, esconden y roban documentos, montan mafias dentro de los organismos, establecen alcabalas para obligar a que los usuarios, se metan la mano al bolsillo o para causarle problemas al gobierno que les está dando el pan de cada día al asignarles un cargo y una remuneración para que cumplan con el deber de facilitar las cosas, más en un estado que se sabe paquidérmico y que requiere agilidad en las tramitaciones. Oí al Comandante en una de sus frecuentes intervenciones hablándole a un grupo de empresarios sobre su decreto para agilizar los pagos de los contratos de construcción y de servicios, ese decreto cumple varios objetivos entre ellos, es un obstáculo a la corrupción, minimiza el burocratismo y agiliza la terminación y entrega de obras. Como ese decreto deberla haber muchos todos dirigidos a erradicar el burocratismo que lo que hace es frenar la rueda de la carreta revolucionaria para no dejarla avanzar. Hay que detectar hasta con lupa a estos delincuentes, estén donde estén y deslastrar al estado de ellos, sólo así la Revolución podrá avanzar con pasos firmes y taparles la boca a los enemigos que con la corrupción y el burocratismo tienen armas que pueden ser contundentes para minar las bases del proceso revolucionario hasta el punto de que si no se toman medidas drásticas, nos puede pasar lo que al Viaducto y terminar en una trocha con un costo terrible para el pueblo venezolano.

Entonces, pues en la Nueva era anunciada por el Comandante, las prioridades son estas dos entre otras, en la seguridad de que resueltas ellas, lo demás va a venir por añadidura y el resultado no podrá ser otro que la consolidación definitiva del proceso revolucionario.- FELIZ “CHAVIDAD” PARA TODOS Y QUE EL NUEVO AÑO SEA EN VERDAD, EL RELANZAMIENTO DE LA REVOLUCION BOLIVARIANA.

yuviliz40@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3607 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: