Mi palabra

Acepto el reto Oscar Heck, disponga usted de los días

"El que no conoce la verdad

es simplemente un ignorante.

Pero el que la conoce y la llama mentira,

¡ese es un criminal!..."

Bertolt Brecht

El sábado en la tarde, cuando regresaba de Caracas, mi compañera estaba viendo la página (APORREA) a través del teléfono móvil, y al detenernos en una cola en plena autopista, causada por el volcamiento de una gandola, me da la información del reto lanzado por el columnista Oscar Heck; supongo que leyó el artículo, donde lo acuso con base de su manera de incitar a linchar y matar chavistas. La prueba el artículo publicado en este mismo medio, y perdonen por caer en el mismo tema.

Al llegar a mi hogar, me agarré un tiempo muy corto para leer el desafío lanzado por este señor; acostumbrado a escribir con mucha habilidad de manera mala intencionada, sacándole punta a todo para tratar de herir al Presidente Nicolás Maduro, y los que siguen al proceso bolivariano, para satisfacer el odio inyectado por la derecha venezolana a un número importante de sus lectores, que lo siguen a través de esta página; pero además ha aprovechado el desencanto creado por la corrupción de funcionarios, que llegaron para vivir del proceso, sin importarle la suerte del pueblo, aunado a errores en el gobierno, para ir descomponiendo mentalmente a muchos leyentes, el cual se acercan a sus escritos motivados por la grave crisis del país, tratando de calmar la ansiedad creada, para conseguirse con estos venenosos escritos, algo sumamente peligros en cualquier parte del mundo.

Después de leer el escrito, me tomé un tiempo bastante prudencial para complacer el reto del señor Heck. Al abrir el correo electrónico, me encuentro con varios mensajes; algunos defendiéndolo; otros rechazando el ímpetu enfermizo de estos mensajes, incluso dos de ellos llegaron con la copia, donde insinúa a linchar, y además el reto lanzado, dándome la oportunidad de leerlo nuevamente, desde una óptica diferente. La impresión que me dejó, es una inflada soberbia, propia de los niños engreídos, y esto muchas veces se pasa con el tiempo, pero a la edad, y como se están sucediendo algunos hechos, dudo que el señor Heck, pueda reconocer el error, y por eso se atreve a lanzar un reto, desconociendo lo antes dicho, cayendo en la vacilación; un tira y encoje, no quedándome otra: reír por la actitud asumida, al darme un plazo de 7 días, para que me retracte públicamente a través de este medio de lo que he venido expresando.

A todas esta, creo que el muy leído escribiente, está perdiendo su tiempo al amenazarme con darme 7 días para echar para tras lo dicho; debería haber tomado su decisión desde el primer momento, porque así, como el pueblo venezolano, ha dado demostraciones en las multitudinarias marchas, y concentraciones en las gran Caracas, de no digerir chantajes, ni amenazas del gobierno de los Estados Unidos; de esa misma manera siempre he actuado, cuando tengo la razón, y si no la tengo rectifico delante del que sea. Por otra parte, uno de los pocos pensamientos del Libertador Simón Bolívar, que en muchos casos no podemos poner práctica es el siguiente: "A mis enemigos los combato, desde lejos con mi pluma, y desde cerca con mi espada". Estamos en la obligación de responder con la escritura, más no con las armas, porque debe prevalecer la paz por sobre todas las cosas, a pesar de la cantidades de provocaciones del imperialismo, y del señor Oscar Heck. Por mi parte doy por cerrado el caso, pero dispuesto a responder a cualquier actitud que asuma este señor en cualquier tribunal del país, dado las amenazas supuestamente desde el punto de vista legal, que está señalando.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 969 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277911.htmlCd0NV CAC = Y co = US