Cuando a la impudicia la hacen noticia

"Estados Unidos nos ganó una", comentaba un chavista, profesional universitario de quien me consta su honradez, caracterizado además entre sus amistades por ser excelente padre de familia. Se refería a la votación 9 a 7 en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Washington a sabiendas que sería invalidada su propuesta por el veto de uno de los miembros con derecho a tal, presentó la calculada solicitud de desconocer al Presidente de Venezuela, exigiendo elecciones "creíbles", (así las llaman estos maquinadores), injerencistas e invasores donde se les antoja, si los presidentes electos no son obedientes al capitalismo mercantilista demócrata representativo.

Menor de 40 años, este venezolano preparado profesionalmente, no inmerso en la política partidista, y trabajador como la mayoría de nuestra población, reaccionó preocupado por la votación, sin profundizar el trasfondo de la política gringa, pues al colectivo nuestro se le acostumbró con la fórmula histórica comunicacional de la democracia representativa en 50 años, sembrándonos el chip pro USA, bajo el cual vivimos como cierta la farsa de "the way of life", persiguiendo "el sueño americano".

Venezuela tiene una juventud bombardeada comunicacionalmente en los últimos 20 años, percibiendo a tiempo completo descalificaciones profusas por la prensa, contra los gobiernos socialistas. Jóvenes y no tanto, juran que antes vivíamos mejor, sin analizar por qué fuimos sirvientes de la Casa Blanca y el estilo Hollywood, peligrosamente efectivo en su penetración.

Los titulares al mundo para la matriz falsaria de una "dictadura" y "el dictador" en Venezuela, han hecho su matriz, sería así lícito destrozar la economía de una nación si es factible al interés de USA y el corporativismo mundial, justifican el robo de las riquezas del territorio a ocupar. Si en Venezuela vamos ganándole la pelea desigual al coloso imperialista, aun tropezamos con escasa información del modelo socialista y su acercamiento a sectores de menores recursos.

Arriesgándonos a elegir administraciones vergonzosas que nos sumen a lo que hoy padecen hondureños, argentinos, brasileros, colombianos, paraguayos y naciones donde se elijan jefes de estado complacientes con la vieja doctrina Monroe, la de "América para los americanos de USA", traducidos ahora en la advertencia de declararnos "amenaza inusual y extraordinaria a la vida de su país", así pisoteen la Carta de las Naciones Unidas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 488 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276649.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO