El concierto de Trump, Duque y Guaidó busca iniciar el "secesionismo" desde Táchira

En el "Estatuto que rige la transición a la democracia para restablecer la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela", aprobado el día martes 5 de febrero de 2019 por la sesión plenaria de la Asamblea Nacional en desacato, la oposición política liderada por el presidente usurpador, Juan Guaidó, explica los pasos jurídicos y de interpretación constitucional para llevar a cabo un golpe certero a la revolución por medio de una estrategia de "secesión territorial" a partir del 23 de febrero de 2019, que han denominado "la coyuntura liberadora" con el apoyo del imperio estadounidense y el gobierno colombiano.

En esa sesión parlamentaria ilegal, Guaidó afirmó que "este es un documento histórico para el país, que le da marco, orden y busca gobernabilidad de cara a un proceso de transición". Una transición, que ha dicho reiteradamente, no descartar cualquier medio para alcanzar derrocar el gobierno de Maduro, incluyendo el uso de la fuerza militar externa. Estrategia que incluso, deja abierta las posibilidades para el inicio de una "guerra de secesión".

El día lunes 18 de febrero de 2019, en el marco de la instalación de la Comisión Presidencial de Tecnología, el presidente Nicolás Maduro hizo una breve mención a esa estrategia opositora, insistiendo que "la ayuda humanitaria es una trampa casa bobo", porque busca justificar la entrada a Venezuela de mercenarios y fuerzas imperiales para posicionarse en el territorio nacional y desestabilizar militarmente el país.

De hecho, en el propio "Estatuto que rige la transición a la democracia", los opositores golpistas dan pista sobre su estrategia oculta secesionista que pretenden iniciarlo a partir del concierto musical que han denominado "humanitario", a realizarse el día 23 de febrero en Cúcuta, Colombia, una de las ciudades más pobres de ese país, pero fronterizo con Venezuela.

Luego del concierto, intentarían realizar una gran movilización popular desde esa ciudad colombiana hacia el territorio venezolano por el estado Táchira (gobernado por la oposición), con supuestas medicinas y alimentos para algunos venezolanos, que camuflajearán la penetración al territorio tachirense de armamentos, mercenarios y fuerzas militares internacionales de intervención, y allí asentarse el "gobierno en paralelo" presidido por Juan Guaidó, que ellos llaman "Gobierno provisional de unidad nacional" con la venia de la Asamblea Nacional en desacato.

Si logran ingresar al estado Táchira, crearían en esa ciudad la capital de una región autónoma dentro de un proceso de secesión para dividir Venezuela en varios estados. Situación que sería avalada por esa Asamblea Nacional en desacato con base en una interpretación ilegal del Artículo 14 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que reza lo siguiente: "La Ley establecerá un régimen jurídico especial para aquellos territorios que por libre determinación de sus habitantes, y con aceptación de la Asamblea Nacional, se incorporen al de la República".

En ese sentido, aprobarían una ley que determine la instalación del gobierno paralelo en el estado Táchira, instalar los poderes públicos y entes de la administración gubernamental de facto, una base territorial que daría inicio al proceso de secesión, traspaso de territorio a otros países (Colombia o a Estados Unidos), instalación de bases militares extranjeras, de donde se llevaría a cabo ataques militares, una guerra civil, avances y el desmembramiento territorial venezolano. Como vemos, la secesión es el proyecto original de Estados Unidos para nuestro país, que es el mismo aplicado en Siria, que ha dejado en siete años al menos de 465.000 sirios muertos, más de un millón de heridos y 12 millones han huido forzosamente de sus casas.

Es por lo anterior, que se justifica realizar un gran concierto de defensa de la paz y del territorio nacional junto a una gran movilización nacional cívico-militar hacia la frontera tachirense, para garantizar que no ocurra el paso de la marcha secesionista pautada por la oposición política nacional e internacional. En ese sentido, un concierto por la paz en el Puente Simón Bolívar, en el lado venezolano, es una estrategia para conformar una barrera humana patriota, de solidaridad con el pueblo de Cúcuta y para impedir la entrada de esas fuerzas externas hacia nuestro territorio, abortando cualquier intento de secesionar nuestro territorio.

#victimastoday

#vamosAtriunfar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 971 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276127.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO