Auditórium

¿La victoria de Guaidó en Venezuela, una alerta para Cuba?

La coalición (política) es el arte de llevar el zapato derecho en el pie izquierdo sin que salgan callos. Guy Mollet.

¿Los problemas reales y más angustiosos del pueblo venezolano aparecen como un espejo de las inquietudes que zarandean a la dictadura estalinista caribeña?

La predecible victoria de la derecha venezolana el próximo 23F, que gobernará por primera vez el país, supone una alerta para la exportadora de ideas totalitarias en América Latina este mes de febrero de 2019. No porque Juan Guaidó, el vencedor pueda paragonarse con ninguno de los lideres electos en procesos electorales en Latinoamérica, ni siquiera con Mauricio Macri, sino porque los problemas que él prometió abordar son tan diferentes de los que aquejan a Argentina.

El futuro de Nicolás Maduro y la Nomenklatura sigue siendo un enigma para Venezuela en esta crisis socioeconómica en estado terminal. ¿Por qué la izquierda venezolana está muda ante el hambre que mata niños venezolanos? 2019: ¿Será con un nuevo Presidente, y un nuevo orden económico como el ‘sueño americano ‘para recomponer a Venezuela?

Los problemas reales y más angustiosos de la sociedad venezolana aparecen como una maldición de las inquietudes que zarandean a Venezuela. Aquí, escogemos tres puntos que el ‘presidente interino’ de derecha prometió enfrentar, son los que leemos entre líneas: el miedo de los ciudadanos a la violencia cada vez más sangrienta del FAES, GNB y los colectivos, la desbordada corrupción que aqueja a gran parte de la dirigencia política, empresarios, y comerciantes especuladores, y una pirámide del pueblo empobrecida cada vez más desequilibrada por las desigualdades hiperinflacionarias creadas por los privilegios de las élites neo colonizadoras de comerciantes chinos y árabes.

Juan Guaidó es, a pesar de su gran proyección de victoria, una incógnita para los analistas políticos nacionales e internacionales por su discurso escueto y la percepción de que esto es un SHOW al desplazarse con total libertad sin ser detenido por la ‘dictadura’. No cabe duda, sin embargo, que con sus propuestas de gobierno a la americana ha logrado convencer a la gran mayoría de los venezolanos a darle su confianza, y lo hacen en unas movilizaciones, consideradas en una de las más pacíficas en los 20 años de gobierno chavista.

La receta económica de Guaidó puede aparecer hasta simplista: lucha a muerte contra la corrupción generadora de la violencia, uno de los más graves problemas. Corrupción e hiperinflación con especulación para este nuevo líder emergente de la derecha venezolana serían a la vez la causa de la gran desigualdad social de Venezuela con 32 millones de habitantes hundidos en la más extrema pobreza.

Pareciera escuchar a todos los pobres pero dando preferencia a los más humildes y enfermos con cáncer, con lo de la ayuda humanitaria con apoyo militar externo, resume así su promesa de lucha a la mísera desigualdad social. Moraleja: Un trabajador petrolero jubilado de la antigua Mene Grande Oíl Company en San Tomé Anzoátegui me dijo entender el mensaje de Guaido y me comentó: Yo empecé con 200 bolívares semanales en la MGO crié a mis hijos los eduqué, tenia finca, dos carros, servicio medico y medicinas, comisariato, hasta los perros estaban gordos , los americanos trajeron progreso a este país y dejaron una infraestructura amigo; los chinos y los árabes son unas plagas lo único que le faltan por agarrase son las loterías de animalitos y las licorerías , el viejo petrolero continuó con su relato: "Nunca pensé que viviría este momento de desgracia, ahora esperamos que las cosas mejoren con la oportunidad a los mas sufridos". Hoy, en Venezuela, las oportunidades son manjar de los militares, concluyo el jubilado petrolero. Fin de la moraleja.

Guaidó ha conseguido arrancar el respaldo de millones de jóvenes, que: "son la generación del siglo XXI con necesidades de un futuro mejor distintas de las de sus padres y abuelos". Y una de esas necesidades es la de oportunidades en una mejor calidad de vida, alejada de la política corrupta, y más cercana a las oportunidades en una sociedad en profunda transformación.

El desafío lanzado por el líder derechista, Guaidó, ha sido escuchado por el 82% de los venezolanos, la mayor concentración de marchistas en muchos años en Venezuela. ¿Y Cuba? ha ignorado el silencio que los diversos partidos de izquierda venezolanos, y sobretodo el GPP de Chávez están haciendo de la invasión de todo lo malo de esa isla caribeña: jineteras, perreras, bachaqueros, babalaos, guaguas, mercado negro, educación y profesionales de mala calidad etc.

Una cosa es cierta así me llamen apátrida, y agente de la CIA, y es que los pilares en los que se apoya Guaidó para conquistar a la sociedad venezolana harta de partidos clientelares son las mismas que preocupan hoy a los ciudadanos venezolanos: la corrupción, la inseguridad ciudadana y la lucha por una sociedad más justa, y más igual, sin especulación, escasez, alto costo de la vida, muerte en los hospitales por falta de insumos, colapso total de la infraestructura publica, social y de servicios incluida PDVSA. Hoy la derecha venezolana presenta, sin dudas, una mayor sensibilidad que la izquierda hacia las angustias económicas y sociales del la población más desamparada.

Hoy lo que cabe preguntarse a 7 días del 23F es si los ciudadanos venezolanos sienten esa misma urgencia por parte de la derecha en relación a corrupción, y a la hambruna, en un país convertido en ciudadanos pedigüeños donde nadie trabaja. La revolución bolivariana ha dejado esas banderas en manos de la derecha este, es el suicidio del chavismo, que como en Argentina y Brasil, tiene hoy una gran posibilidad de volver al poder. No lo conseguirá sin ser tal vez, más clara que la izquierda venezolana en lo que piensa hacer para adecentar la vida política, y contra la improductividad que mata de hambre a gente inocente tanto o más que las guerras.

Poscriptum: Tomaré unas vacaciones que consistirán en no tener nada que hacer y disponer de todo el día para hacerlo, y no tener que escribir después de lo que suceda el 23F. De vez en cuando hay que desaparecer de la opinión pública, tomándonos un pequeño descanso, para que cuando vuelvas a opinar tu juicio sea más acertado. Tomando cierta distancia, porque así el trabajo parece más pequeño, la mayor parte se puede asimilar en un abrir y cerrar de ojos, y la falta de armonía y la proporción será más fácil de ver.

Percasita11@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2827 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276060.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO