Nicolás Maduro una hoja en el huracán revolucionario

Ciertamente nuestro país sufre "los embates de una profunda crisis económica, política y social", pero las crisis no se producen por si sola, pretender endosar la crisis a alguien en particular es darle demasiada importancia, decir que la crisis social, económica y política que vive Venezuela es principalmente Nicolás Maduro, es ser ciego, parcializado, cuando en verdad una crisis la generan múltiples factores endógenos como exógenos, y como vivimos en sociedad no puede decirse en marco de la corresponsabilidad, que solo Maduro es "El único responsable". Maduro simplemente ha sido una hoja en la tormenta arrastrado por el vendaval de acontecimientos desde Chávez hasta acá, y mas allá del tiempo, un producto, del modelo histórico de desarrollo, característico de la dependencia estructural rentista petrolera.

No es que Maduro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, no tenga la debida importancia, que la tiene como Jefe de Estado y de Gobierno, sino que sus decisiones no son las únicas que intervienen en el país, los órganos de Estados también tienen responsabilidades como también los poderes locales, regionales y en no menos grado los ciudadanos y ciudadanas son del mismo modo por acción o omisión responsable de lo que pasa en el país, asi que "aquí nadie se lava las manos", menos la oposición venezolana quien auspicia el intervencionismo foráneo de los Estados Unidos en Venezuela, forjando una presidencia impostora con la decisión de un diputado de la Asamblea Nacional de auto designarse Presidente de Venezuela, apoyado por el Gobierno de Trump a manera de estimular un Golpe de Estado en Venezuela para salir de Maduro, asi que la crisis no simplemente Maduro la causa.

La crisis integral que vive el país, podemos decir que no solo la ha creado la caída de los precios del petróleo de acuerdo a las características estructurales económica venezolana, lo cual conlleva el estrangulamiento presupuestario, sino también las decisiones externas del gobierno de estados Unidos, de sancionar a Venezuela a petición de la oposición venezolana, bloqueos comercial, financiero, monetario, embargos comerciales y financieros, en pocas palabras el secuestro de los activos y riquezas de Venezuela en el exterior, la intención es debilitar la economía venezolana, estrangular sus fuentes financieras, todo para chantajear un salida inconstitucional de la Presidencia de la República, a Nicolás Maduro.

A tal fin la crisis no solo la genera factores implícitos, también explícitos, "el aislamiento de Venezuela" por parte del Gobierno de los Estados Unidos, el Cartel de Lima como también la Comunidad Europea con sus declaraciones contrarias al orden constitucional, apoyando un gobierno paralelo que el pueblo soberano no ha elegido, revela un plan mal intencionado de hacer complices en derrocar al Presidente Nicolás Maduro, pero no es cierto que Venezuela está aislada, asi lo manifiesta la recién reunión en la OEA, el Consejo de Seguridad de las Naciones como también mas de 100 países No Alineados que lidera Venezuela en el mundo, la mayoría de estas Naciones apoyan la Presidencia de Nicolás Maduro.

Asi pues; Venezuela está amenazada por un grupo de países que violan el derecho internacional un grupo de países forajidos al ordenamiento jurídico de la Carta de las Naciones Unidas, apelando al injerencismo, a la intervención, a la violación de la soberanía y el secuestro de la libertad y la independencia nacional que en nombre de una pretendida crisis humanitaria, creada por ellos mismos mediante una guerra económica encubierta, articulada desde Colombia, han sido los responsables de la crisis en Venezuela, han empujado al país al abismo, a la peor situación de Venezuela en su historia, incluso empujan hacia la guerra, hacia un escenario de guerra regional con la colaboración del Gobierno Colombiano, Brasil y Guyana, e decir una guerra cruenta liderada por el Gobierno de D. Trump.

A la pregunta; ¿como fue que llegamos a esta situación?, a los 20 años de la revolución bolivariana, de asunción de Chávez en el Poder, se desató en el país un encono contra la revolución bolivariana, una lucha contra la presunta dictadura de Chávez, quien alcanzara el poder no por la vía de la insurrección sino por la vía electoral, en el 2002 fuimos testigos de la complicidad del Gobierno de España y los Estados Unidos en avalar el Golpe de estado, seguido del Paro Petrolero, las Guarimbas, elecciones tras elecciones a distintos niveles, municipales, regionales y nacionales, la oposición perdió el poder con excepciones, derrotada políticamente en la mayoría de las veces, de allí su resentimiento, sus planes conspirativos permanentes financiados desde los Estados Unidos para acabar con el modelo socialista de Chávez.

Maduro no ha sido un hoja en la hojarasca, un ligera paja en la tormenta, arrastrado por el huracán revolucionario, luego de la muerte de Chávez, pese a los intentos de magnicidios, guarimbas, saboteos de los servicios públicos Maduro ha seguido en pié, siguiendo el Legado de Chávez, por el contrario de que lo haya dilapidado, las concentraciones antiimperialistas, la defensa por la soberanía y la independencia revela como el caudal se acrecienta, el capital revolucionario crece, se agiganta en su apoyo al proceso político liderado por el chavismo. La consciencia del chavismo se renueva, sus votos de apoyo a la revolución bolivariana, las decisiones de los Estados Unidos de atentar contra la soberanía despierta en el chavismo la conciencia bolivariana, estimula su moral antiimperialista.

Así; ni se ha envilecido, ni se ha dilapidado el enorme capital político revolucionario del chavismo, las concentraciones del 23 de enero del año en curso, del 02 de febrero, el pueblo en la calle atestigua contra su falsificadores ideólogos de izquierdas, pseudosocialístas y traidores al chavismo y al pueblo venezolano, en lo económico ya sabemos lo que ha ocurrido, una encubierta guerra económica, la imposición de un plan que se mueve de manera dinámica de modo subterráneo, imperceeptile, resulta que es un golpe sorpresa de las elites económicas, primero mediante manipulación del dólar luego de bolívar y también mediante los precios, variables conque juegan a su favor, arruinando la economía venezolana, secando el circulante, devaluando el dinero, disipando el poder adquisitivo para condenar al hambre al miles de hogares y familias a pasar hambre.

Nada esto se parece al chavismo, aquel que resurgió del golpe de abril, 2002-2012, doce años de gobierno, de estabilidad económica y política, así como social, un país con el control soberano de PDVSA, además de sus recursos estratégicos, capaz de exportar y sostener la economía, a la par de un sostener un modelo de inclusión social, el chavismo en este período fue un periodo de crecimiento económico y bienestar social, capaz de producir y satisfacer las necesidades así como prestar servicios a la población.

Renovamos la pregunta, ¿que paso después de esos 12 años, en el periodo 2013-2018?, un problema que todos nos preguntamos, ¿como fue que se nos esfumaron todos los logros revolucionarios de los programas sociales, las misiones sociales, los derechos humanos, la inclusión social, etc. Vale decir porque el Estado de bienestar se vino abajo, y nos encontramos en una crisis alimentaria y de salud en el país?.

¿como fue que fuimos reconocidos por los organismos de las Naciones Unidos en ser los primeros en lograr las Metas del Milenio y ahora pasamos vicisitudes, dificultades para lograr los alimentos, muchos están descontentos con lo que pasa, con la mala administración, penurias, colas, escasez, deficiencias en servicios públicos, etc,?. Un país que alardeaba de tener los salarios más alto de la región de América Latina y según las naciones Unidas el Quinto país mas feliz del mundo y ahora tres millones de venezolanos huyen al exterior buscando empleo y como sostener sus familias dentro del país y esto nadie lo puede negar y no era dimensiones reducidas el bienestar como tampoco era necesario recorrer cada hogar para percatarse de las altas cotas del progreso logrado, éramos un pueblo satisfecho.

Mejor dicho; aquella época dorada de Chávez, señala Mauricio Ocando, en "La bancarrota del estado de bienestar social venezolano", Aporrea, 03-02-2019 "habían pocos rostros demacrados, las cifras de desnutrición eran estables, los silos y graneros estaban llenos, y ni hablar de una alternativa migratoria para buscar afuera una mejor vida…." Como así hoy se presenta. La explicación de la reversión social, la hallamos en que fuimos victima a lo largo de nuestra historia de una crisis de estrangulamiento económico estructural y social, de aislamiento político y económico, de acoso político y agresión económica, nacional e internacional, de espejismo petrolero, de mercados volátiles y fluctuantes, los males del rentismo petrolero, de la dilapidación de la riqueza y el hedonismo de un capitalismo atrasado y dependiente

Sin embargo a la mala situación social, el gobierno sustenta el gasto social, el modelo de inclusión social, las misiones sociales en áreas como salud, educación, asistencia gerontológica, viviendas, agricultura, juventud, adulto mayor, milagro, sonrisas, Ribas, Robinson, Sucre, frena los aumentos de los servicios públicos para no impactar los salarios lo mismo hace con el combustible, mejor dicho no le echa mas leña al fuego de lo que los precios han impuesto a los bolsillo con su impuesto de guerra, la inflación de los comerciantes y bachaqueros, comerciantes e importadores.

Para la oposición apátrida se trata de "rectificar el rumbo" de la revolución bolivariana, del Gobierno de Nicolás Maduro, sacrificando la independencia y la soberanía, el socialismo bolivariano y la inclusión social conque la oposición pretende corregir la situación de crisis, ya sea con un proyecto país al peor estilo de Guaidó, cambiar la constitución para privatizar PDVSA, endeudar el país, crear una agencia de hidrocarburos para entregar el petróleo, arrasar con las conquistas políticas, económicas y sociales del chavismo y la revolución bolivariana.

Ciertamente la agresión económica y política de la derecha nacional e internacional ha hecho daño, ha retrotraído el progreso social, ha frenado "la redención de un pueblo del capitalismo, subvertir la constante practica de capitalismo de estado….", (…..), en todo caso, de frenar la redistribución de la renta petrolera de los dividendos y ganancias de la industria petrolera perteneciente a los venezolanos mediante los subsidios, haciendo posible la gratificación del pueblo mediante una política de seguridad social, mayor estabilidad política y mayor felicidad social como Bolívar hubiera implementado, haciendo fáctica la política de igualdad y equidad social, establecida y practicada.

Fuentes:

Ocando Zambrano, Mauricio. "la bancarrota del e stado de bienestar social venezolano", Aporrea, 03—02-2019.

Ramírez Carreño, Rafael. La Patria ante el abismo: dos caras de lo mismo", Aporea, 03-02-2019.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 385 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a275918.htmlCd0NV CAC = Y co = US