Algunos items a tomar en cuenta por las fuerzas patrióticas

En la campaña militar, emprendida por el imperialismo de EEUU contra la República Bolivariana de Venezuela, en su fase actual de guerra no convencional o según, algunos autores, de guerra híbrida; las fuerzas hostiles a la tierra de Bolívar y Chávez, han entrado en fase de minimización, y las fuerzas patrióticas han ganado las calles, y la ofensiva revolucionaria se encuentra de su lado. Expresión de ello, es que las fuerzas hostiles han tenido que recurrir a campañas de guerra psicológica, en función de intentar desmoralizar a las fuerzas de la patria, mediante brutales campañas de fake news a través de redes sociales, como fue el caso de los supuestos niños "secuestrados" por el rrrégimen, combinado con acciones de guerra económica, mediante el incremento brutal de alimentos y medicinas, imposibilitándoles al pueblo toda posibilidad de acceso a esos bienes fundamentales para su subsistencia. No obstante, el pueblo está resistiendo y se mantiene, en su gran mayoría, del lado de la Patria y la Revolución, en las calles y movilizándose –masivamente- como lo evidenciará la marcha de este sábado 02 de febrero, que culminará en la Avenida Bolívar. Bien podríamos concluir, que las campañas de miedo como elemento multiplicador para caotizar e inhibir a la población de manifestarse a favor del Gobierno Bolivariano del Hno. Presidente Nicolás Maduro, lejos de haber logrado sus objetivos, se han revertido en contra de sus autores, y quienes se inhiben de tomar las calles y ejercer acciones de violencia, son los factores del terrorismo oposicionistas de la derecha, léase: Voluntad Popular. Y, lejos de provocar un caos social que favorezca los intereses del imperialismo de EEUU en Venezuela, han cimentado la idea del orden social en la sociedad venezolana, que –mayoritariamente- se manifiesta a favor de la paz.

El llamado "liderazgo velado", institucionalizado por Obama, como modelo de liderazgo, y velado por éste en su discurso de West Point, en mayo de 2014, en que destacó: "Estados Unidos debe liderar en el escenario mundial [...] pero la acción militar de los Estados Unidos no puede ser el único - o incluso el principal – componente de nuestro liderazgo en todas las ocasiones. Sólo porque tenemos el mejor martillo no significa que todo problema es un clavo". Dejó en evidencia, el fin del unilateralismo estadounidense y su rol de policía del mundo. Fue el reconocimiento implícito, de que el Multilateralismo era una realidad en las nuevas relaciones entre los países en el planeta. Mediante el "liderazgo velado", los EEUU buscaban adaptarse a la nueva realidad del mundo Multipolar. Los EEUU, tercerizan la guerra y no aparecen a primera vista de los eventos que de allí en adelante ocurren en el planeta. En Siria, aparece una fuerza paramilitar constituida por ciudadanos árabes, el Estado Islámico, armado y adiestrado por la CIA estadounidense, con el único propósito de lograr el llamado cambio de régimen, derrocar a Bashar al-Asad y colocar un presidente títere –tipo Guaidó- en dicho país. Con el tiempo, el rostro "velado" del gobierno de Obama, comienza a hacerse visible y en las acciones de guerra, la protección de sus fuerzas militares sobre el terreno y sus aliados de Israel, Francia, Reino Unido y Arabia Saudita, se inclinan a favor de proteger a las tropas del Estado Islámico, Isis o Daesh, nombre que mutan para intentar engañar al mundo y ocultarles su verdadera identidad, tal cual se tratara de un agente de la CIA. Lo concreto fue, que en Siria los EEUU sufren una gran derrota, histórica, si bien vale el término. Tal capacidad militar concentrada, en las fuerzas militares de EEUU, Israel, Francia, Reino Unido, Arabia Saudita, Qatar, e incluso en las primeras de cambio: Turquía, son derrotadas por el Ejercito Árabe Sirio, la Fuerza Aeroespacial Rusa, los Guardianes de la Revolución Iraní y la guerrilla del Hezbolá. Importante, precisar esta victoria de las fuerzas de la Humanidad, para poder entender la incapacidad militar estadounidense de emprender acciones militares contra países alineados en el mundo Multipolar. Si Rusia, Irán y el Hezbolá, salieron en ayuda del noble pueblo sirio, tengan la seguridad que al llamado de Venezuela, no se abstendrán de participar si el imperialismo de EEUU entrara en fase de locura y arremetiera militarmente contra el pueblo venezolano. Estaríamos hablando, entonces, de una tercera guerra mundial, en términos concretos, al final del imperialismo de EEUU sobre el planeta. Por lo demás, importante precisar, que esa opción ya fue descartada por el propio pueblo estadounidense en las pasadas elecciones de noviembre 2018, al votar en contra de los candidatos republicanos a gobernadores, senadores y representantes, en especial, este último cuerpo de representación legislativa en que obtuvo la mayoría el partido Demócrata, con amplia representación de mujeres, inmigrantes y negros. Fue, en ese momento, que el destino manifiesto del gobierno de Trump, cambió. Y, con ello, si bien Trump a cada rato expresa que tiene todas las opciones sobre la mesa, incluida la militar, lo concreto y verdadero, es que no todas las opciones las tiene sobre la mesa, incluida la militar. ¡Deseos no empreñan! Como no las tuvo nunca, en el caso concreto de Corea del Norte, en que no le quedó otra opción sino negociar. En el caso de Venezuela, como afirman algunos autores, "cuánto más las operaciones de desestabilización perpetradas por EEUU, se acercan a los núcleos objetivo (Rusia, Irán y China), menos el riesgo de guerra directa y mayores las posibilidades de que medios indirectos (revoluciones de colores y guerra no convencional) sean aplicados" (Guerras Híbridas. De las revoluciones de colores a los golpes, 2015, Andrew Korybko). Triste conclusión, para nuestros amigos opositores.

Los hechos, confirman esta conclusión. La mejor evidencia, la tenemos en la exigencia formulada por el Presidente Nicolás Maduro del desalojo de la embajada imperialista en Caracas. Así, mientras el Secretario de Estado, Mike Pompeo, afirmaba que no abandonarían dicha sede diplomática pues Maduro no era Presidente reconocido por su gobierno; lo concreto y verídico fue que el día fijado como plazo límite para su estancia en Caracas, ya no estaban en el país, y quienes permanecieron, lo hicieron a solicitud del Gobierno Constitucional del Presidente Maduro, que según Pompeo, no era el reconocido por su gobierno. Concluyendo, ambos gobiernos, a propuesta del Gobierno Bolivariano en establecer Oficinas de Intereses en ambos países. Con ese acto de doblegues, el imperialismo ya dejaba ver las costuras de su debilidad. No obstante, el Hno. Presidente Maduro le extiende su mano, en señal de estar abierto al diálogo constructivo a un gobierno imperialista que no pudo obtener el apoyo en la OEA, mucho menos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y menos aún, en una Unión Europea dividida y fracturada entre gobiernos independientes como Italia, y gobiernos rendidos a las directrices de Trump como España, Francia y Reino Unido.

Una Unión Europea, que siente en tierra propia la movilización de sus pueblos contra el intervencionismo y en apoyo abierto a Venezuela, y la Revolución Bolivariana. Pero, doblegues no implica que el imperialismo de EEUU vaya abandonar a sus agentes golpistas a su propia suerte. Para ello, presionan en la búsqueda de negociaciones que impliquen, como lo han sugerido imperialistas de viejo cuño como Europa, elecciones generales piden, en desconocimiento de la Constitución Bolivariana. Luego, solicitarán amnistía general. En fin, un diálogo para cubrir de impunidad los graves crímenes de lesa patria y lesa humanidad cometidos por los agentes de Trump, encabezados por John Whitedog (traducción: Juan Guaidó) y cía. Mientras que, por su lado, ya Trump cobró por favores recibidos, apropiándose de CITGO, propiedad de PDVSA en territorio estadounidense. Mientras, en otro ámbito, ejercen presiones al gobierno de Duque para que se envalentone y ejecute una agresión militar contra el pueblo venezolano. Un gobierno, que para finales de 2018, al cumplir apenas 100 días de gobierno, tenía un nivel de rechazo popular del 74 por ciento, según encuesta de la emisora Caracol. Un pueblo, golpeado por la subida de impuestos y alimentos. Confrontado con los estudiantes, trabajadores y trabajadoras, campesinos y campesinas, que ha optado por el asesinato del liderazgo social y ex combatientes de la FARC-EP. No la tiene fácil, Duque, si pretendiera satisfacer las exigencias de la Administración Trump de asumir una confrontación militar contra Venezuela. El pueblo que les dio la libertad del yugo español. Sus libertadores, bajo el liderazgo del Padre Libertador, Simón Bolívar. Pesa mucho, Bolívar, en la evaluación que deben estar haciendo las fuerzas militares colombianas. Así, como también pesa mucho, las modernas capacidades militares que ha alcanzado la Fuerza Armada Nacional Bolivariana con el apoyo de Rusia y China. En especial, la unión cívico-militar, principal legado del Comandante Chávez, que elevó –al día de hoy- a 2 millones de hombres y mujeres, el número de combatientes integrantes de la Milicia Nacional Bolivariana. No es la fuerza armada de Libia, disminuida, al entregar Gadafi –voluntariamente- sus capacidades militares al imperialismo de EEUU, a la que tocará enfrentar las fuerzas tercerizadas del imperialismo. ¡No! Se trata de una Fuerza Armada Nacional Bolivariana, unida, cohesionada bajo el liderazgo de su Comandante en Jefe, Presidente Nicolás Maduro, consustanciada con sus principios fundacionales, esos, que les condujeron por todas estas tierras a liberar naciones: Colombia, Panamá, Perú, Ecuador y Bolivia. Pesa mucho, nuestra historia. Jala mucho, nuestra historia libertaria. Y, si hoy nuestros ejércitos tuvieran que salir a liberar esos pueblos, hoy subyugados por una derecha dependiente de directrices imperialistas, deben tener en cuenta, que allí nos tendrían de nuevo en la batalla por liberar esos pueblos del yugo imperialista estadounidense. Entraríamos, en una nueva guerra de liberación continental. A eso, teme el imperialismo de EEUU. Al levantamiento de los pueblos suramericanos, hartos como están, de gobiernos que les oprimen y les restringen sus derechos fundamentales. ¡Venezuela está triunfando y vencerá!

Caracas, 01-02-2019

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 458 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a275315.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO