Crítica ácida

Vuelve el perro del Chavo y no viene arrepentido...

Deliberadamente por las redes se desinforma al mundo con fotos trucadas de "niños venezolanos presos", videos de represión policial que no son en Venezuela y sin embargo nos los atribuyen, o afirman que "Venezuela es un caos". La verdad es que algunos adolescentes fueron retenidos por cometer actos vandálicos, planificados por opositores tras la autoproclamación de un Presidente ilegal. Durante desórdenes nocturnos en Caracas se unieron dirigentes identificados, con individuos de la delincuencia común, e infiltrados paramilitares colombianos, hubo algunos saqueos menores a propiedades particulares, y la intervención policial lógica para el orden público.

Usanotra vez adolescentes en acciones violentas, práctica de las güarimbas 2017, exhiben videos de entoncesdonde involucrados en el mando de las protestas dieron alimentos, golosinas y sustancias prohibidas a niños y adolescentes, para alterarlos. Dirigentes del golpe de Estado 2019 muestran su baja ralea moral, al decir que Nicolás Maduro mantiene presos menores de edad, política que sí ha hecho Donald Trump con niños centroamericanos migrantes. La mentira reiterada de EE UU y sus aliados sobre Venezuela, pretende impresionar y erigirse en críticosmediante fake news, para manipular detenciones a zagaletones y drogadictos, con increíble respaldo opositor.

La diplomacia internacional pro gringa, censura al gobierno venezolano sin tener prueba alguna, olvidando que se han hecho de la vista gorda acerca de casos documentados en centros de detención infantil de EEUU, donde han muerto niñas y niños. Entre los desvergonzados están venezolanos que respaldan el golpe impulsado por Donald Trump, aplicando una lógica de guerra, ya que las denuncias son falsas pero las repiten, porque abonan terreno para la intervención extranjera a nuestra amada nación.

Estos pésimos ciudadanos que han reprobado la materia golpismo varias veces..., actúan como la canción de El Chavo que dice "con el rabo entre las piernas y el hocico partido", en la que un perro regresa arrepentido adonde mora, solo que estos alteradores de la paz en Venezuela, no se arrepienten, repiten la actitud asesina del 2017 que les llevó a quemar vivas personas y ser pirómanos de árboles, animales, autobuses y locales, hechos cometidos por disociados contratados, y consumidores de sustancias psicotrópicas. El colectivo honesto los ve, los rechaza y con no disimulado desprecio les ignora, porque sabe que no son demócratas sino homicidas, procurando caos político.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 519 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a275181.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO