Como Pompeo y Guaidó no hay dos

Mike Pompeo, el flamante Secretario de Estado de Estados Unidos, mandadero oficial del troglodita Donald Trump, se equivocó, de banda a banda, con Nicolás Maduro y su pueblo chavista. Jamás pensó este "cara de perro" que, en su afán de liderar un golpe de Estado burdo y grotesco contra la patria de Simón Bolívar y Hugo Chávez, iba a recibir tremendos trancazos que lo tiraron sobre la lona, y quedó con los ojos vidriosos y la vista perdida en una espesa nube negra. ¡Qué sorpresa, Dios mío! Quedará para la historia la torpe manera de hacer política del imperio estadounidense, al tratar de someter, como pudiera, a un pueblo noble y de paz, como el venezolano. Un pueblo con estirpe guerrera y con los cojones bien puestos.

II

Los dos trancazos aún mantiene a Pompeo bajo los efectos de la anestesia. Pidió una reunión urgente de la OEA (hoy más pobre y trasquilada que nunca) con el fin de que este organismo, prostituido por un señor llamado Luis Almagro, reconociera a un don nadie venezolano que se había autoproclamado, en la calle, como un borracho, presidente interino de Venezuela. Pero Pompeo recibió el primer trancazo. No pudieron lograr los votos suficientes para una resolución que satisficiera las intenciones del imperio por joder a un pueblo digno y de paz, como Venezuela, la bolivariana. Ese fue el primer c…

III

El segundo c… se lo dieron en el Consejo de Seguridad de la ONU. El Pompeito pidió, fanfarroneando, como lo hizo en la OEA, una reunión con el fin de que aprobaran la estupidez de Guaidó, y se declarara la ONU guaidonista… Allí, el representante del imperio, hizo cabildeo de lo lindo. Tratando de ganar para su causa, a través del chantaje, a un grupo de países que le diera la victoria. Pero no tuvo suerte el hijo de …, y, una vez más, la voz digna y de frente en alto de la Venezuela agredida y asediada, lo paró en seco… Ni siquiera tuvo el valor de oír el discurso de nuestro Canciller quien discurseó con argumentos imbatibles. Pompeo, dejó el pelero, al estilo de la oposición venezolana, y se refugió en un baño para pasar la arrechera. Y Jorge Arreaza, zarandeó las pretensiones golpistas del Secretario de Estado, y le volteó la tortilla. Denunció, con pelos y señales, el golpe en pleno desarrollo liderado por Trump y pidió a la ONU que se condenara la osadía de quien pretende seguir siendo el dueño del mundo, como el planificador y financista del golpe, a través de un lambeplatos de Voluntad Popular, llamado "Waydog".

IV

Y a todas estas ¿cómo quedó el bolsa de Guaidó? Sencillamente como lo que es: un bolsa, un mediocre y hazmerreír; en fin, como un pendejo de marca mayor, utilizado por el imperio y, tengan la seguridad, abandonado a su suerte, en pocos días, sin nadie que lo recuerde y lo aplauda, tal como lo hicieran el 23 de enero, después de haberse trepado en una tarima, haber levantado la mano y jurado, como un payaso torpe y bajo los efectos quien sabe de qué, que él era presidente interino de Venezuela, y que, de paso, era por ahora, y por siempre, el nuevo líder de la oposición, desplazando, de un soplido, a Ramos Allup y a otros motolitos que no se atreven a pensar por sí solos, como tímidamente lo han hecho Claudio Fermín y Eduardo Fernández, blandenguemente hablan de los desaciertos de la derecha radical, pero también, como para curarse en salud, de la precaria situación económica que vive el país, producto de la torpeza de maduro para manejar la economía. Pero ni por el carajo se atreven a denunciar a la guerra económica, y al dólar criminal, a través del cual se afincan los especuladores (empresarios, comerciantes y bachaqueros) para joder al pueblo con los precios. No dicen que esa práctica la capitanea el imperio, dado que la oposición no ha podido derrotar a Maduro, y que se ha orquestado, desde Miami, para desestabilizar al país y abonar el terrero para una intervención extranjera. Hablan de sí, pero hablan de no… Por sus bocas salen sólo una parte de lo que piensa, pues, temen ser crucificados por la derecha radical a través de las redes.

V

¿Quién salió victorioso de la intentona de golpe de Estado? En primer lugar, Nicolás Maduro Moros, quien, una vez más ha demostrado tener un temple de invencible. Y, en segundo lugar, el chavismo… El pueblo chavista, noble y guerrero, aguantador como nadie, pero de rodilla en tierra, resteado con Maduro y la revolución. Venezuela es un pueblo digno (aunque hay un grupo que palpita por el país gringo y sueña todas las noches con Trump) y está parado firme sobre la tierra húmeda de Gallegos, y grita en el presente: "la insolente intención del gringo, no pasará". Y salió a la calle a defender junto a su máximo líder, el proceso revolucionario que dejo en marcha, como legado, el Comandante eterno, Hugo Chávez Frías.

LA ÑAPA:

Mucha gente espera que, en el marco de esta intentona de golpe de Estado, la ANC, conjuntamente con la fiscalía y demás órganos competentes, hagan justicia. Que se aprese a todo aquel vinculado, con pruebas contundentes, con el golpe. Que se encarcele a los traidores y se castiguen como se merecen. No más impunidad. No más escape hacia Colombia. Respuesta contundente a la insolencia del gobierno de Colombia y a la posición genuflexa del gobierno español que da un ultimátum de 8 días para que Maduro convoque a elecciones o ellos (España y la vieja Europa), reconocerían al bolsa de Guiadó…. Váyanse a lavar ese palto… y como dice la canción de Alí Primera: "GRINGO GO HOME"…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1161 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a274987.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO