Nosotros los venezolanos, somos los verdaderos sepultureros de la Patria…

El orgullo de ser venezolano es infinito, nuestra injerencia en los movimientos revolucionarios e independentistas que arrollaron a nuestros hermanos latinoamericanos no dejándoles margen de acción para construir su propia historia lo podemos constatar en documentos y libros, es nuestra gloriosa historia.

Pero esa capacidad intrínseca demostrada en los campos de batalla, sufre una metamorfosis inexplicable cuando se asumen funciones de gobierno; el sujeto que goza de la confianza y es designado en esta posición cree que la Patria le debe todo y debe cobrarlo despiadadamente. Ejemplos existen, la lista es interminable, empezando por generales y soldados en época de la independencia hasta ministros, directores y funcionarios contemporáneos.

Leyendo el artículo de Hugo Moyer sobre el equipo de gobierno de Maduro ¿Este será el nuevo equipo de gobierno de Maduro? (I/II), puedo apreciar como una película trasladándome décadas atrás como el formato es exactamente el mismo: el saqueo, autodestrucción e intrigas internas, destruyen un esfuerzo que pudiera transformarnos en una República Modelo….como siempre he dicho, el que asume la Presidencia de la Nación debe tener intención de hacer una gestión trascendental, pero aguas abajo se desvirtúa el objetivo. Como no emocionarse cuando se construyeron las Empresas Básicas de Guayana CVG, fue un logro de engrandecimiento Patrio sin lugar a dudas, esa grandeza la volvieron añicos los innumerables personeros que transitaron por estas hasta convertirlas en lo que hoy son. Cuando tuvimos un Gigante como El Comandante Chávez, pero rodeado de mortales que padecían este mal, ¿¿quién no podría avizorar el resultado una vez que desapareció nuestro timonel???

El ansia de protagonismo, las zancadillas, el sabotaje a la gestión del adversario político, la pequeña visión de la tarea encomendada donde se ve el árbol en vez de mirar el bosque, ignorancia y excesiva verborrea para complacer, son características que se encuentran en innumerables funcionarios que suman y suman hasta desembocar en una gestión infausta, de destrucción de todo un proyecto que pudo ser tan hermoso como constructor de una potencia digna de ser emulada por cualquier país del globo terráqueo. Ya lo había sufrido nuestro Libertador cuando Mariño y Bermúdez maniobraron para conducir sus tropas a sendas derrotas ante los españoles…igualmente se repite la historia cuando políticos y gerentes maniobran para sabotear la gestión de un adversario político y conducir a PDVSA a la mayor crisis de su existencia.

El ataque histórico que ha tenido nuestra Patria por los imperialismos dominantes, son indudables, pero este flagelo interno es tan o más poderoso que todos los imperios. El tener esta realidad presente es prioritario a la hora de tomar decisiones de gobernanza, tal cual escribió el Libertador "aquí no hay ángeles, por lo tanto no se puede gobernar con decretos celestiales" (interpretación del Manifiesto de Cartagena).

Utilizar las herramientas electrónicas para controlar, auditar y gestionar las políticas públicas sean de inversión, ejecución, mantenimiento y funcionamiento del estado, será la prioridad para de una vez por todas deslastrarnos de malas experiencias gubernamentales.

Para gobernar un pueblo debo conocer la idiosincrasia de este. Ya es tiempo de aprender, ¡¡¡para eso estudiamos historia!!!! Que el raciocinio se apodere de la mente de nuestros dirigentes e ilumine el devenir de nuestra Patria en este año que comienza.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1224 veces.



Jorge Sánchez


Visite el perfil de Jorge Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: