Una propuesta para los ediles de Maracaibo I

El recién pasado domingo 9 de diciembre, se eligieron las concejalas y concejales que por los próximos 4 años conformaran los 335 Concejos Municipales del país. En mi caso particular ( puede ocurrir en otros lugares de nuestro país), voy a referirme al Municipio Bolivariano Maracaibo donde la cantidad de problemas es inmensa pero no imposible de resolver, si existe la voluntad política para acometer las tareas más urgentes. En este artículo me referiré a la disposición de desechos sólidos. Esto se ha convertido en uno de los problemas de mayor gravedad que vivimos día a día en esta ciudad. En cualquier lugar (plazas, estacionamientos de hospitales, ambulatorios, cañadas etc.), se arroja basura convirtiendo la ciudad en un gran basurero. Por una parte prácticamente se ha eliminado la recolección casa por casa, y las personas optan por dejarla donde les sea más fácil. Observamos cómo hay personas que transportan en carretillas o cualquier medio a su alcance cantidades considerables de basura a las cañadas las cuales van directo al Lago de Maracaibo. Están los conocidos burreros que con sus carretas tiradas por maltratados burros recogen los desperdicios en las casas y terminan arrojándolos en cualquiera de los improvisados basureros. La popularmente conocida circunvalación 3 (renombrada Corredor Hugo Chávez), es un basurero de extremo a extremo. La Alcaldía ha dispuesto de algunos camiones para recoger la basura, pero no ha pasado un par de días cuando de nuevo observamos la basura en esos mismos lugares. Recientemente han incorporado unas motos recolectoras de basura para ayudar en la tarea, sin embargo algunos de los transportistas siguen con costumbre de arrojar la basura en cualquier parte a tal punto que recientemente fue grabado un video donde los conductores de una de estas unidades arrojaban la basura en una cañada. Ellos fueron despedidos y pasados al MP. Esto nos indica que el problema va más allá de la simple recolección. Hay un problema de operatividad del ente encargado para tal fin, pero también existe una concepción errada en el tratamiento de los desechos sólidos. En este sentido los ediles deben legislar para modificar y adaptar las ordenanzas a la realidad actual. A manera de ejemplo menciono a un pequeño pueblo perdido en las montañas de la isla de Shikoku, en Japón. El mismo se ha convertido en un referente en reciclaje a nivel mundial. Kamikatsu ya que se ha marcado como objetivo eliminar todos sus desechos para 2020, y desde 2002 trabaja en su Proyecto Cero Residuos, todos los ciudadanos tienen el deber de llevar sus residuos a una estación de recogida, y sólo las personas mayores que no tienen coche, están exentas de la obligación. En estos casos unos voluntarios, muy implicados en el proyecto, cumplen por ellos.

Los camiones de recogida no pasan por Kamikatsu, no se ven contenedores por la calle y son las familias quienes se responsabilizan de la gestión de sus propios residuos. Los vecinos de Kamikatsu reutilizan los desechos orgánicos como compost en sus jardines o campos de cultivo. Lavan a conciencia los envases de vidrio, plástico o latas, desmontan y pliegan el cartón, y todo esto lo llevan ellos mismos hasta el punto de reciclaje situado en el centro del pueblo. Allí los residuos se separan en 34 categorías diferentes y se ha establecido un Centro de Intercambio donde las familias del lugar pueden realizar trueques con objetos que no serán utilizados por otros y que para ellos podrían ser de gran utilidad. Por qué no pensar en proyecto donde la basura en lugar de un problema sea una oportunidad de ingresos para las personas. No es algo de la noche a la mañana pero hay que tomar la iniciativa. Hay un gran ejemplo de un niño llamado Jhose Quisocala, un genio ecológico que tiene solo 10 años A los 7 años creó el primer banco ecológico cooperativo para estudiantes del mundo en Perú. Allí intercambian plásticos y otros materiales de desecho para ayudar a otros niños de escasos recursos. El sistema es sencillo: cada estudiante que logre reunir cinco kilos de material reciclable (ya sea plástico, cartón o papel) los puede canjear por una tarjeta del Banco Azteca (que auspicia esta iniciativa) y con ella acceder a microcréditos para útiles escolares, alimentos de primera necesidad, electrodomésticos pequeños o adquirir dinero en efectivo. Con ello se favorece tanto al medio ambiente como a la comunidad. Acá en Maracaibo hay sitios donde se puede llevar el plástico para el reciclaje. Otro aspecto que quisiera resaltar es el uso de animales como los burros para transporte. Es algo que se ha tomado de manera muy folklórica aquí en Maracaibo y urge revertir esta situación. Una propuesta que pienso se está comenzando a implementar es la de sustituir este sistema de transporte de la época medieval por las motos recolectoras incorporando a los burreros a la recolección ordenada de los desechos sólidos. De esta manera se les puede dar un trato más humanista a estos nobles animales (burros). También propongo la creación de una policía ecológica que se encargue de vigilar la disposición correcta de la basura, que tenga la potestad de sancionar a los infractores con multas y servicio comunitario recogiendo basura en los lugares donde la arrojen, La Alcaldía podría llamar a un congreso donde se de una lluvia de ideas para la recolección eficiente de desechos sólidos. Ejemplos hay muchos solo falta tener la iniciativa. Ediles a trabajar por la ciudad. En próximos artículos espero abordar otros problemas como los semáforos, botes de aguas negras y blancas etc.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 438 veces.



Orlando Zambrano Mendoza

Ingeniero de Petróleo. PhD.

 ozambranom@gmail.com

Visite el perfil de Orlando Zambrano Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273056.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO