Una propuesta para socializar el Petro XII (Dejemos de lamentarnos y actuemos con contundencia para cambiar el rumbo del de nuestra economía)

Desde mi último artículo (19/01/2019), la situación económica ha cambiado de forma vertiginosa y cada día se multiplican las dificultades para los trabajadores que cobran sueldo mínimo o cercano al mismo, sobre todo cuando entramos en el mes de mayor consumo. A estas alturas ya no se habla del valor del Petro como unidad de cuenta, sin embargo el salario mínimo sigue siendo calculado con la misma. ½ Petro equivale a 150.000 BsS. mas la cesta ticket del mismo monto, para un total de 300.000 BsS. Esto implica que se sigue utilizando un Petro como unidad de cuenta, aun cuando no se siga mencionando. En fin seguimos teniendo un escenario de 2 montos diferentes para el Petro.

Uno asignado de manera arbitraria cada cierto tiempo por el ejecutivo nacional para tratar de recuperar tardíamente la capacidad de compra de l@s trabajadores y el otro en base al valor oficial del dólar producto de las subastas en las llamadas mesas de cambio que para el día de hoy es 41.675 BsS. Por lo tanto el Petro tiene dos montos, uno de 300.000 BsS para el pago de salarios y pensiones así como el cobro de impuestos y uno 2.500.500 BsS para los tenedores de Petros. De esta manera se está generando una distorsión en la economía y un gran rezago en los salarios y pensiones de l@s trabajadores (eslabón más débil). El dólar paralelo por otra parte sigue dirigiendo la economía cuando incrementa su valor.

Al día de hoy 06/12/2019 está por el orden de los 44.187 BsS. Ya el Presidente no anuncia el aumento en el salario mínimo (se aplica y ya). El Gobierno debe corregir en un primer término la dualidad que existe con el valor del Petro y dejarlo que varíe conforme cambia el dólar (al menos el oficial). Según este simple cálculo solo por salario mínimo los trabajadores y trabajadoras del país debería ser 1.250.250 BsS mas cesta ticket. Yo seguiré planteando el cambio de denominación de salario mínimo a salario base, para que no se siga con la perniciosa actitud de tratar que todos los trabajadores y trabajadoras reciban sueldos cuya diferencia sea mínima (no importando los años de servicio y el nivel de preparación que alcancen).

En la actualidad hay algunas propuestas como la formulada por el colega Profesor Hugo Moyer, de llevar el salario mínimo a 5 Petros. Hay otras propuestas como la de Emilio Hernández de anclar el valor del Petro creando una nueva denominación con el Bolivar Petro. Yo sigo insistiendo en mi propuesta anterior. Se debe corregir el valor del Petro en función de la formula aprobada para su cálculo que es el promedio ponderado del precio del petróleo, oro, hierro y diamantes. Observamos que el valor del Petro con dicha fórmula ronda los 537 USD (268,50 USD para el salario mínimo o base). Si logramos que el Petro alcance al menos ese valor (hay otras criptomonedas y criptoactivos sin respaldo y tienen un valor exponencialmente mayor) pudiésemos tener al día de hoy tomando para el cálculo los 41675 BsS por USD (Tasa del BCV, mesas de cambio) un salario mínimo de ½ Petro ((537/2) USD*41.675 BsS/USD= 11.189.737,50 BsS.), 74,6 veces el salario mínimo actual. Esto es lo que se debería estar recibiendo como salario mínimo, y de allí las escalas salariares de los diferentes sectores con salarios para un profesor titular, un docente de máximo escalafón, un médico de máxima especialización o un general por ejemplo de alrededor de 1200 USD.

Esto permitiría una recuperación importante del salario sin tener que cambiar la actual relación del salario mínimo/Petro. Solo estoy planteando darle el justo valor al Petro. Dejen de castrar al Petro. En artículos anteriores he insistido en que se debe considerar para el cálculo del Petro no solo el valor de las materias primas sino también sus productos derivados. En la formula se puede incluir el coltan. El oro y el coltan se usan en la industria electrónica para la fabricación de PCs, tablets, celulares, electrónica de automóviles etc. En las llamadas zonas económicas especiales se puede convocar a empresas del sector de dispositivos electrónicos para que instalen fábricas que generen empleos y se puedan exportar productos derivados. También se pueden incentivar emprendimientos para la distribución de los componentes electrónicos en todo el territorio nacional.

Hay un ejemplo interesante en las distribuidoras de teléfonos móviles y sus accesorios (Movistar, Digitel, Movilnet). Con las empresas básicas de Guayana se pueden desarrollar empresas mixtas bajo una modalidad similar a las del sector petrolero. Aquí se pueden incentivar aguas abajo pequeños distribuidores de productos de hierro, bauxita etc. Finalmente esto nos permitirá revalorizar al Petro con los productos derivados. Los Petros deberían poder ser intercambiados ya sea por minerales procesados o por productos terminados. No podemos conformarnos con extraer minerales para venderlos como materia prima sin valor agregado. Que no se repita la historia de la extracción del petróleo y el gas. Dejemos de ser simples extractivitas vendedores de materia prima. No pasemos del rentismo petrolero al minero. Preparemos a nuestros jóvenes para que acometan los desarrollos tecnológicos que nos permiten ser más allá del discurso, un país potencia y démosle pues al Petro su justo valor, para que en un futuro no muy lejano podamos recuperar el verdadero valor de nuestro Bolívar para que realmente sea Soberano.

Espero que alguien lo lea y analice. Escribe que algo queda como decía Kotepa Delgado. Enriquezcamos la discusión.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1492 veces.



Orlando Zambrano Mendoza

Ingeniero de Petróleo. PhD.

 ozambranom@gmail.com

Visite el perfil de Orlando Zambrano Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: