Dilemas económicos de la acumulación del capital en el gobierno de Maduro

En Chile protestan por aumento del salario, solicitando un aumento del 7%, los trabajadores públicos entre otros sectores son reprimidos por el aparato del Estado, al parecer recibirán tan solo un 3,5% y un bono cercano a los 300 dólares, no todos los trabajadores están conformes, el gobierno reprime las protestas. En Argentina, el pueblo se halla sometidos a las políticas del Fondo Monetario Internacional, en tanto que en Colombia los estudiantes luchan por presupuesto por la educación al mismo tiempo los trabajadores protestan la reforma fiscal de Ivan Duque. Todas esas políticas de acumulación de capital frenando el salario reprimen el consumo social, frenan el crecimiento económico, ralentizan la economía con tal de frenar el desarrollo social, políticas orientada sistemáticamente del imperialismo para seguir con su política del anti desarrollo de los pueblos, frenar el derecho a la soberanía, la independencia y el desarrollo.

En Venezuela estamos ante diversos dilemas económicos, por un lado aumentar o no el salario, dolarizar o no la economía, congelar, regular o liberar los precios. ¿Qué hacer?, unos son partidarios de una posición u otra, con tal de aminorar el sufrimiento social, algunos prefieren sacrificar la libertad e independencia nacional a cuenta que el gobierno que preside Nicolás Maduro se sometan a los dictámenes del FMI y la banca Internacional que hegemoniza los Estados Unidos, en tanto que la mayoría del pueblo ha preferido resistir, la agresión económica, hasta ahora nadie ha salido como en Colombia, Chile o Argentina a protestar contra el alto costo de la vida, el aumento inducido de los precios por parte de la burguesía industrial, comercial, contra la conspiración del dólar, al parecer el gobierno es responsable de todo por acción o por omisión.

Movilización nacional contra el aumento de los precios y el dólar

No se ha visto una movilización nacional de gremios de trabajadores, de estudiantes luchar contra el aumento de los precios contra la empresa privada, responsable de la distorsión de los precios, de la especulación de precios, ya es hora de que la clase trabajadora salga a protestar contra el poder económico de la burguesía, --apenas el gobierno ostenta el poder político, social y militar--, el capitalismo dispone de empresas, comercio, servicios ofertantes de bienes y servicios cuyos precios aumentan constantemente, acumulando sostenidamente capital de manera frecuente a cuenta de la depresión del salario,del empobrecimiento de la clase trabajadora y su calidad de vida.

El Estado si bien dispone de empresas, comercio y servicios, sus precios así como el combustible permanecen mas o menos constantes, accesibles, como es el caso del combustible, el agua, la electricidad, cuyos precios no han aumentando e impactando como así lo han hecho la empresa privada, por eso el pueblo no tiene motivo para protestar contra el Gobierno, por las tarifas del servicio, con excepción de la calidad de los mismos, vale decir del servicioconstante de la electricidad, así como la transparencia y potabilidad del agua, su buen funcionamiento que hacen calidad de vida. Respecto a esto; si de calidad de vida reconocemos, debemos decir que la política de precios del libre mercado, de la burguesía ha deteriorado las condiciones sociales de vida de la clase trabajadora, ha pulverizado el medio Petro que el Gobierno fijo. Los 1.800 Petros ha sido evaporados, el aumento de los precios lo han logrado mientras que el gobierno ha fracasado en la recuperación del salario y el crecimiento económico.

La burguesía empresarial ha burlado en común "los precios acordados", el gobierno sigue cancelando el aumento del salario al sector privado a cambio del acuerdo de "no aumentar los precios", sin embargo, la realidad es otra, la burguesía sigue aumentando el alto costo de la vida, ¿Cuál es la salida, dolarizar los precios y los salarios?. Este el segundo dilema, ya hemos hablado en el anterior artículo: "La guerra de precios (inflación) y como derrotarla con políticas estructurales" https://www.aporrea.org/economia/a272349.html. Ahora responderemos a la idea si debemos dolarizar, las consecuencias son evidentes, sacrificar la libertad y la independencia nacional políticamente hablando, eso significa sacrificar territorio del poder, espacio soberano, capacidad de decisión política que aliena el país que dolariza, a cambio de redependizar el país, seguir con el subdesarrollo, someterlos a las redes del poder económico de las transnacionales y del poder hegemónico del imperialismo a cambio de convertirlos en simples consumidores, país sometido al dominio de la división internacional del trabajo, donde los exportadores productores decisivos son los países centrales del capitalismo y los periféricos países satélites, son los importadores y consumidores de bienes y simples exportadores de materia prima.

Desarrollo sin devaluación, inflación y dolarización de la economía

He allí el sacrifico del dilema de dolarizar los precios, los salario, y no solo eso, moldear el modelo de consumo, someterlo a los designios de patrones foráneos tanto de consumo como de producción. El país que dolariza se reduce a simple exportador de materia prima, controla los aumentos de salario, impide el desarrollo social, científico y tecnológico y simple consumidor de productos importados, cuyos bienes abundan en los anaqueles de los mercados de estos países, cuyo acceso a los mismos es limitados, no todos pueden acceder a ellos. ¿Es lo que queremos para Venezuela, reducirla a lo que en toda su historia republicana ha sido, simple exportadora de petróleo, rentista y consumidora de bienes y servicios importados? ¿De que ha servido la independencia política si no hemos alcanzado la independencia económica?, ¿Cómo nuestras comunidades científicas universitarias no disponen de lo necesario para alcanzar la creación e innovación científico-técnica?.

¿Cómo esforzarnos por el desarrollo de Venezuela sin que haya inflación, devaluación y dolarización?, no hay otra alternativa sino creando una nueva economía social a lo interno, blindarnos a lo externo, rompiendo con la economía productiva tradicional, el patrón monetario del dólar en las transacciones internacionales a través del Petro, potenciar las capacidades científicas técnicas de las universidades, ensamblarla a estas a las necesidades del Estado, a los complejos productivos públicos, a los lineamientos estratégicos del desarrollo del país, romper con la hegemonía del poder monopólico y oligopólico de la burguesía interna, organizar la economía de los servicios comunales, trasferir competencia de servicios al poder popular con responsabilidad civil y económica.

Alianza Productores-Consumidores de alimentos en lucha contra la guerra de precios

¿Puede Nicolás Maduro continuar apoyando la acumulación del capital, el estimulo a los empresarios financiando los salarios, ofertando dólares, Petros, permisivos con la liberación de precios sin consecuencias políticas?. En absoluto, Maduro ha colocado en riesgo la herencia de Chávez, el Legado de Chávez se está desmoronando los logros en salud, en educación, se deteriora la calidad de vida, peligra el apoyo a la revolución bolivariana, e amenaza el viraje a la derecha en el horizonte, la economía venezolana hoy no es sostenible, el plan de recuperación de crecimiento del gobierno no es creíble, entonces,¿como frenar la agresión del dólar, cómo impedir que nos inflacione la economía el impacto del dólar?.

La clave está en potenciar la agricultura familiar, cooperativa, campesina, pública y todo privado hacendado que se sume a la alianza de producción de alimentos para el pueblo, aumentando su capacidad y producción de alimentos, asumir las redes de distribución de alimentos en conjunto con las organizaciones de los Clap, a cielo abierto, atacando los precios oligopólicos y monopólicos, frenando el aumento de precios privados con la oferta pública de alimentos a precios justos, con tales políticas públicas atacamos la especulación, la escasez y el acaparamiento, evitamos el chantaje de precios, potenciamos la oferta social al mercado libre.

El Gobierno de Maduro debe diversificar la oferta de bienes, desmonopolizar la economía, desmonopolizar los precios, desmontar esa estructura perversa del mercado distribuidor, esa red de negocios privados seducidos por la cadena de precios que incentivan los aumentos de precios elevando la acumulación del capital a costa de la depresión del salario, sin que el Estado tenga poder económico de influir en el mercado libre del capitalismo, incapaz de cambiar la situación a favor de los trabajadores y su familia. Todos nos preguntamos si el gobierno debería aumentar el salario, muchos no quieren, no desean arriesgarse a la contraofensiva del castigo de la burguesía, a cada aumento del precio, otro aumento del salario, un círculo vicioso infernal donde el gobierno es el mayor perjudicado, ni que se diga el pueblo, maltratado en su calidad de vida.

Del Circulo vicioso al circulo virtuoso del frente económico antiinflacionario

¿Que se puede proponer?, controlar precios, no, la burguesía los evaden, rebotando los precios, regulando, los burlan, congelarlo peor aún escasearían los bienes, hay que contraatacar con producción social, con las redes sociales del Clap, con producción mixta, pública, con aliados en un frente de sujetos económico antiinflacionario, productivos, capaces de organización optima, eficiente, eficaz articulados con las comunidades consumidoras, la pregunta es si este Plan Productores-Consumidores puede ser organizado por el Gobierno, cuanto tiempo requiere, quienes se incorporan a este frente económico, a esta alianza antiinflacionaria, es una cuestión decisiva, el organizar a los productores y consumidores, planificar, dirigir, controlar el abastecimiento, la calidad de los productos, su presentación, envoltorios, refrigeración, etc. Urge planificar la economía social.

Frente a la demanda de dinero por efectos de la hiperinflación, del gasto en la emisión de papel moneda, forzando el déficit público del gasto social y la inversión, debemos apelar al rol del Carnet de la Patria, un instrumento creado por el gobierno de Maduro para cancelar subsidios, en especial el combustible, otros caso un forma de billetera móvil, una tarjeta útil para cancelar pagos, comprar bienes y servicios, ahorrar dinero, con este medio de pago ahorramos papel dinero, lo utilizamos como medio de pago de los bienes, sería muy útil empleándolo en las transacciones de unidades de cuenta entre la alianza antiinflacionaria productores y consumidores.

Carnet de la Patria, un instrumento antiinflacionario

Siguiendo la idea de vencer la inflación, primero potenciando la capacidad de oferta de bienes, luego desmonetizando el papel billete, usando el Carnet de la Patria para construir la economía virtual, la economía monetaria hay que ajustarla, asimismo la economía de bienes, el carnet puede ayudar, a facilitar la circulación de bienes, a compensar aquellos que requieren compensación en su canasta básica. El Clap en la comunidad debería hacer uso de un Lector del Carnet de la Patria, el gobierno debería centralizar los medios de pagos y asignarlos a este instrumento, cancelar los trabajadores con esta Tarjeta Electrónica, vincular a esta solo a la Banca Pública, los pagos de los trabajadores públicos deben centralizarse en estas instituciones y manejarse ya sea por vía celular, computadora o tableta, incluyendo también tarjetas.

Así pues; podemos pagar los servicios a las cuentas públicas, pagar los alimentos, medicamentos, combustibles, paquetes vacacionales públicos previstos contractualmente, aportar a los trabajadores beneficios socioeconómicos, clínicas y otros pagos, el asunto es desmonetizar la economía, eliminar los efectos inflacionariosque provoca la creación de dinero, las causas monetarias de la inflación así como las fiscales.

Aumento del impuesto al ingreso, a la ganancia, a la herencia, al capital

Hay que disminuir los impuestos a los bienes básicos, a los servicios básicos, a los medicamentos esenciales, así como la reforma fiscal descarga el peso de la crisis sobre los trabajadores, la economía política del socialismo debe redistribuir la riqueza, descargando el peso de la crisis económica, entendiendo esta como una crisis de acumulación del capital, para romper con esto se necesita estimular el salario, aumentar la capacidad adquisitiva del salario, siendo así, a diferencia del capital, que la disminuye para elevar su crecimiento, el gobierno revolucionario, estimula el crecimiento disminuyendo el iva a los bienes esenciales, con ello eleva la capacidad del salario, estimula el consumo y con ello el crecimiento de la acumulación del capital. La disminución del iva se compensa con el aumento de los impuestos al crecimiento del capital, del ingreso, de la fortuna, redistribuyendo a la sociedad el excedente económico, con dicho fondo fiscal se pude financiar las Misiones Sociales y se renueva el ciclo económico al estimular el consumo. No olvidemos la economía socialista defiende los intereses de los trabajadores por encima del capital.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 790 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: