Girando entorno a lo que nos domina (II)

"NI CALCO NI COPIA…CONSTRUCCIÓN HERÓICA". J. C. Mariátegui

A Raúl Ramírez: "Pepino". En nombre de la fraternidad.

Por miles de años, nuestros antepasados pudieron construir y articular una manera de SER y VIVIR, que nada tenía que ver con lo europeo. La naturaleza primero, y todas las restantes formas vivas, dentro de ella. Su cosmogonía, implícita con su realidad. Panteístas, todo lo articularon. La llegada del español, marca el inicio de la destrucción de todo lo aborigen. Por las buenas y por las malas, operó la transculturización. A la barbarie colonizadora, se le llamó civilización. Todo lo nuestro les resulta, hereje, bárbaro, pequeño e inferior, y por efectos del coloniaje, todo lo de ellos, nos parece superior, digno de emular. Las ideas que privaron en la mente de nuestros libertadores, fueron europeas. He aquí los resultados fallidos.

Lo español colonizante sobrevivió. El coloniaje ha sido avasallante. La modernidad justificó ésta oprobiosa dominación. Sin embargo, importantes esfuerzos e ideas nacidas allá, en el marco de aquella modernidad, soliviantaron ésta dominación. Ellas pueden ser referentes de descolonización. Hoy, "Inventamos o erramos" Por ejemplo, el marxismo, "Los poetas malditos" y el surrealismo, querellaron contra los contenidos de la modernidad. La lógica y racionalidad cartesiana, el cientificismo y racismo positivista, la economía política, la filosofía idealista, y el Dios pensante antropomorfo hegeliano, estremecido por Feuerbach, Bauner, Marx y Engels, entre otros, son contenidos de la modernidad. La ética, la moral, la política y las ciencias modernistas, constituyen parte del almacén del capitalismo como sistema. Se trata de un inmenso tejido acerado doctrinal y práctico, con el que se nos domina. La dominación colonizante, está presente en todos nuestros actos. Castrados, castramos. La dominación se reproduce. Ciencias sociales diseñadas para el control social. Las ciencias como mercancías. "Ciencia sin consciencia es ruina del alma".

Entre tantos peligrosos venenos, la modernidad afirma que el socialismo saldrá del vientre del capitalismo, es decir, que la historia es universal, gradual y evolutiva. Hegel le puso el sello, que Fukuyama retoma: "El Fin de la Historia". La burguesía no cree en la dialéctica; le descubre sus trampas. Para la modernidad, los cambios sociales, económicos y políticos, deben ser progresivos, evolutivos, ordenados, controlados y tolerados por el capital. Aúpan el consenso entre capital y trabajo. Promueven la falsedad, que las desigualdades sociales son naturales. Consideran "La paz perpetua" entre desiguales como posible y deseable. Sostienen la existencia de una burguesía nacionalista y un capitalismo humanizable. Por el contrario, el socialismo es una confrontación radical, una ruptura con el capitalismo, no su continuación. Es un nuevo episteme teórico-práctico. Una necesaria "construcción heroica". Sin cohesión entre iguales, no hay revolución posible.

Hemos vivido y vivimos con las ideas del opuesto histórico. Los pueblos Ideologizados, defienden y practican las ideas que los dominan. En el peor de los casos, las hacen como propias. La asepsia epistémica y cognitiva, debe ser debeladora. EL METODO DIALECTICO CONCRETO DE MARX PARA COMPRENDER Y CAMBIAR LA HISTORIA, PUEDEN Y DEBE IR EN NUESTRAS ALFORJAS REVOLUCIONARIAS. Es la comprensión analítica y dialéctica de la sociedad, desde lo concreto real y la lucha de clases. Igual consideración tenemos sobre EL MANIFIESTO; retrato del capitalismo de su tiempo y denuncia contra el colonialismo europeo. El colonialismo es columna del capitalismo. El oro y la plata nuestro, el algodón del sur de los Estados Unidos, el descubrimiento de oro de california y Australia, impulsaron el colonialismo. Luego, la esclavitud se transformó en problema para el capital: la eliminaron. Marx propone alternativas: son los sujetos de carne y huesos, su realidad concreta, los factores revolucionarios. Lo objetivo subjetivándose. La carta respuesta de Marx a Vera Zasúlich nos puede orientar. "Con las armas melladas del capitalismo no se puede construir el socialismo".Che.

El progresismo es hijo de estos dogmas de la modernidad. El reformismo socialdemócrata, los usa y avala; son subterfugios del capital. Promueven la falaz información que nuestros problemas lo son, por falta de mercado, es decir de producción, cuando es precisamente el mercado el que produce los problemas y el culpable de la pobreza; es excluyente. El capital lucha para que la lógica del mercado, sea la lógica de la sociedad. Un sujeto individualizado, despolitizado e hiperconsumistas, es el símbolo de su creación. Divulgan la mentira, que los problemas estructurales del capitalismo, son de carácter administrativo. Se trata entonces de saber gestionarlo, no de enfrentarlo y menos de destruirlo. El bárbaro de Bolsonaro, parece dispuesto a mostrarles a los brasileños, de lo que es capaz el fascismo. VENIMOS ADVIRTIENDO ESTE PELIGRO EN NUESTROS ESCRITOS…. "Lula" cuéntales de tus errores progresistas…Los mismos de Dilma, Daniel y Sánchez. ¿Y Maduro? Que va: "Ni aprendemos ni olvidamos". ¿Qué pasará con Cuba? El progresismo nos puede conducir al infierno.

La habilidad del capitalismo es sorprendente. Se mimetiza hasta en formas insospechadas. Han destruido la propiedad colectiva, han expropiado a los trabajadores, convirtiéndolos en pobres, y a los pobres en proletarios. Por la importancia que tiene el consumo y por la necesidad de una burocracia administrativa, han creado la clase media. Hacia abajo vienen sus derivados, casi como detritus.

Las contradicciones insolubles del capitalismo avanzan. Pero su andar no debe ser un asunto mecánico. "No podemos quedarnos en la puerta de la caza viendo pasar el cadáver del capitalismo". Hay que transformar la realidad material y objetiva del sistema, en pasión y hervidero subjetivo, que ilumine nuestra consciencia de clase. Los expropiados, deben estar al frente de lo telúrico social. "De consciencia en sí a consciencia para sí". El orden de la modernidad es contrarrevolucionario, el de la revolución es en todo y por todo su antagónico. "No más deberes sin derechos, no más derechos sin deberes" (HASTA EL PRÓXIMO SÁBADO).

jesusm_vivas@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 758 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: