La historia que no debemos olvidar (XX parte)

Entre Raúl Leoni y Rafael Caldera: Una desgracia humana para el pueblo venezolano en la Cuarta República.

En el año 1964 cuando en Venezuela el gobierno de Raúl Leoni estaba iniciando su gestión represora, el imperio norteamericano iniciaba la implementación de los métodos de represión selectiva para América Latina, que pasaban desde la tortura hasta la desaparición de todos aquellos seres que no estuvieran de acuerdo con la doctrina hegemónica del capitalismo, mal llamada: "seguridad y defensa nacional", que imponía el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, y demás factores del poder imperial, la cual era desarrollada y enseñada metodológicamente por las escuelas del terror, ubicadas dentro de los Estados Unidos y la de Panamá, (Escuela de las Américas), lo que llevó a la alienante pentagonización sistemática de las fuerzas armadas de América Latina, que se implantó en los países suramericano como "Plan Cóndor" dejando escenas de crímenes en Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Brasil, con el apoyo y ejecución de gobiernos gorilas, títeres del imperio, que desgobernaban a esos países del Cono Sur.

Venezuela fue uno de los países en enviar a esas escuelas de terror, a sus oficiales a especializarse en los macabras técnicas de aniquilamiento y dominación que contemplaba la doctrina "seguridad y defensa nacional", o mejor dicho la aplicación de la Doctrina Monroe: "América para los americanos", en referencia a la reconquista y neo-colonización del gran territorio centro y suramericano declarándolo su "patio trasero", por lo que había que dominarlo por la fuerza, hasta aniquilar las ideas y proyectos revolucionarios y apropiarse de la mente y el alma de los millones de habitantes latinos y robarse nuestras riquezas continentales, a expensa de vidas humanas, que fueron muchas las personas torturadas, asesinadas y desaparecidas en Venezuela y a lo largo y ancho de América Latina.

En lo que se refiere a Venezuela, bajo el gobierno de Raúl Leoni, esos métodos de represión tecnificada fueron practicados sobre la humanidad de hombres y mujeres, revolucionarios de pensamiento libertario, campesinos, obreros, estudiantes, luchadores sociales, y dirigentes políticos de izquierda, en los Teatros de Operaciones (TO) que eran los centros especializados en la práctica de la más cruel represión, donde actuaba la fuerza militar en conjunto con los demás cuerpos represivos, con asesores extranjeros de la CIA, donde torturaban y asesinaban, haciendo gala de ejercer el poder del estado al margen de la Carta Magna. Uno de los Fundadores del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Simón Sáez Mérida, dijo en una oportunidad que, en la puerta de entrada TO que estaba en Cogollar se apreciaba un letrero que decía: "La Constitución llega hasta aquí".

Según el historiador Pedro Pablo Linárez al referirse a Leoni, en su obra Venezuela Insurgente, dice:

"(…) desde el mismo día que asumió la presidencia, activó los llamados Teatros de Operaciones (T.O) en todo el territorio nacional para aterrorizar a la población campesina, dejando como resultado un alto saldo de detenidos, procesados militares, fusilados, torturados, desaparecidos, exiliados, asesinados políticos de todo tipo , al igual que los campesinos expropiados de sus tierras por la alianza ejército-terrateniente ocurriendo los desplazados en masas desde las zonas de represión por parte de las Fuerzas Armadas Nacionales". (Venezuela Insurgente 2012:p.196").

Ante tan deplorable situación política en contra de los campesinos venezolanos, obreros, estudiante y dirigentes políticos se hizo sentir la valiente voz del Diputado y periodista José Vicente Rangel ante la Cámara de diputados del extinto Congreso Nacional, tal como lo reseña una nota histórica, el diario Vea en su edición del 15 de noviembre de 2014 en la columna "Tal día como hoy", que transcribo de la siguiente manera:

"José Vicente Rangel denuncia en la cámara de diputados las torturas aplicadas por el gobierno de AD a los presos políticos

El 15 de noviembre de 1966, el diputado José Vicente Rangel insistió en denunciar en la Cámara de Diputados la aplicación de torturas en los campos de prisiones y en las dependencias de la Dirección General de Policía (DIGEPOL).

Entre los torturados se encontraban Rafael Guerra Ramos, César Pavel Rondón Daza, Iván Hernández, Anselmo Natale, Julio César Valery, Héctor Jiménez y Demetrio Jiménez, Una de las torturas en los campamentos de prisioneros en el Tocuyo (Lara) y La Pica (Monagas) era la llamada "garrocha eléctrica", que consiste en un artefacto usado para levantar el ganado cuando es transportado en camiones, La DIGEPOL y el servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA) aplicaban la "garrocha eléctrica" en los testículos y otras partes del cuerpo de las víctimas, También se aplicaba la tortura llamada "el submarino", que consiste en introducir la cabeza del prisionero en agua hasta casi ahogarlo".

Y así llega el final de este macabro periodo de gobierno de Raúl Leoni con una estela de venezolanos y venezolanas víctimas de la más cruel tortura, asesinato y desaparecidos en todo el país, y en medio tal tragedia, se dan las elecciones presidenciales de diciembre del año 1968, donde es derrotado el candidato de AD, Gonzalo Barrios y asciende a la presidencia, Rafael Caldera, cuya "principal hazaña" en su inicial primer período de gobierno fue llamar a la "pacificación" de las guerrillas, pero las cosas no pasaron de allí, algunos grupos guerrilleros doblegaron, le entregaron las armas a Caldera, en El Charal Estado Falcón, como es el caso Douglas Bravo, ya Teodoro Pekoff y Pompeyo Márquez ya lo habían hecho, mientras otros no consideraron la claudicación para complacer al gobernante asesino de turno, como el caso del Comandante Elegido Sivada (Magoya), que se mantuvo en resistencia.

De nada sirvió la supuesta "pacificación", de Caldera la persecución, los asesinatos, la tortura, los (TO) Teatros De Operaciones Militares continuaron matando, torturando y reprimiendo a campesinos, estudiantes y a todos quienes no estuvieran de acuerdo con la líneas que se imponían desde el Gobierno de los Estados Unidos, en la política del país, a través del nuevo delfín yanki, inquilino de Miraflores: Rafael Caldera. Entonces fueron creados los "Gangs de la Muerte"; conformados por agentes de la DISIP, DIM y desertores del movimiento revolucionario, convertidos en delatores y torturadores de antiguos compañeros revolucionarios.

Veamos lo que Humberto Gómez opina sobre la política de "pacificación" planteada por Caldera en aporrea 29/12/2009:

"Esa fue una política bandera del recién estrenado presidente socialcristiano, quizás su mayor triunfo político aunque un importante sector en armas no se acogió a dicha política y siguió combatiendo unos años más. Pero la pacificación no fue tan pacífica, decenas de revolucionarios fueron asesinados por las fuerzas militares y policiales y el estudiantado puso una alta cuota de mártires en su lucha contra la represión calderista. La siniestra política de los desaparecidos, inaugurada por el gobierno de AD-Leoni, continuó campante y la figura más representativa la constituyó el joven revolucionario Noel Rodríguez, asesinado en Oriente y enterrado en una tumba clandestina de Anzoátegui".

www.aporrea.org/oposicion/a92457.html

Javier Monagas Maita articulista de aporrea 26/12/2009, referente a la "pacificación" calderista nos dice:

"La mal llamada pacificación, fue una jugada estratégica para que sus soplones o delatores, como Teodoro Pekoff, Américo Martin, Pompeyo Márquez, y otros traidores cobardes que se enlistaron en las guerrillas para pajear, se dieran su paseíto de supuesta indulgencia y disimularan sus culpas, ejerciendo cargos públicos para aplicar políticas contra el pueblo". https://www.aporrea.org/ddhh/a92331.html

En el gobierno de Caldera se llevó a cabo la violación del recinto universitario en la UCV, y el cierre por dos años, veamos el siguiente resumen de un artículo publicado por VTV prensa:

El 31 de octubre de 1969 fue allanada la Universidad Central de Venezuela (UCV) por órdenes del entonces Presidente de la República, Rafael Caldera. Esta acción represiva, denominada Operación Canguro, fue comandada por el General Homero Leal y reunió a cerca de 3 mil efectivos policiales y militares de las Fuerzas Armadas de Cooperación, la Infantería de Marina, el Cuerpo de Cazadores, la Policía Metropolitana, la Disip, la entonces Policía Técnica Judicial (PTJ) y Tránsito Terrestre.

-Explica el artículo- Lo que sirvió como excusa inmediata para el ataque en contra de las universidades fue la protesta que se generó el 29 de octubre a las afueras de la UCV, con motivo del asesinato del estudiante Luis Alberto Hernández en la cárcel de La Pica. Esta jornada de protestas dejó como resultado 5 estudiantes heridos, 85 detenidos y las declaraciones del presidente Caldera en cadena nacional de radio y televisión donde anunciaba que el gobierno estaba dispuesto a mantener el orden a costa de lo que fuese. Por ello, con la excusa de pacificar la violencia que se había generado en las universidades, ordenó la penetración al recinto universitario. (VTV Prensa CNH 31/10/09. (Fuente: http//www.aporrea.org).

Este hecho Perpetrado por orden del Presidente Caldera en contra de la UCV, Ha sido uno de los actos más brutales que se ha podido apreciar en los gobiernos Puntofijista, aunado las torturas, desapariciones, los asesinatos y masacres que ordenaban los títeres imperialistas, desde Miraflores durante la Cuarta República. NO VOLVERAN.

HASTA LA PRÓXIMA ENTREGA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 352 veces.



Reinaldo Chirinos

Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural. Facilitador del INCES.

 reinaldoc06@gmail.com

Visite el perfil de Reinaldo Chirinos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Chirinos

Reinaldo Chirinos

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a271039.htmlCd0NV CAC = Y co = US