El imperialismo yanqui, continúa buscando apoyo internacional para la intervención militar en Venezuela

Ahora se trata de Costa Rica, que se suma a la iniciativa para que el CPI , investigue supuestos crímenes en Venezuela.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, expresó este miércoles en un comunicado que ¨ en seguimiento a su histórica lucha contra la impunidad, Costa Rica apoya las gestiones¨ , ante la CPI iniciadas en septiembre pasado, por Argentina, Perú, Canadá, Paraguay, Chile y Colombia que presentaron en ocasión de la Asamblea Nacional en la ONU, solicitando se investigue supuestos crímenes de lesa humanidad cometidos por Venezuela, durante el Gobierno de Nicolás Maduro.

El gobierno de Costa Rica, también hizo un llamado a las autoridades Venezolanas, para que ¨se cumplan las obligaciones internacionales adquiridas, al acceder a los instrumentos jurídicos para que se respeten las libertades públicas, se liberen los presos políticos y se ponga fin a la impunidad¨.Esta postura del gobierno de Costa Rica obedece más que todo a los graves problemas que tiene hoy día esa Nación. No dicen nada de la huelga indefinida, que lleva más de 15 días , pidiendo una serie de reivindicaciones y que que mantienen paralizado casi todo el país.

Recordemos el 28 de junio de 2009, cuando fue destituido y expulsado ilegalmente del país el presidente de Honduras Juan Manuel Zelaya. Fue sacado violentamente en piyama y arrojado en el aeropuerto de Costa Rica , todo esto se hizo en complicidad con los golpistas, que obedecían órdenes de EEUU. Estos hechos fueron condenados por gran parte de la comunidad internacional, incluyendo la OEA y las Naciones Unidas (ONU), que los calificaron como un golpe de estado y abogaron por la restitución de Zelaya y exigieron su regreso al poder.

Si bien es cierto Costa Rica es un país hermoso, con un pueblo hospitalario, considerado por algunos como la Suiza o el Jardín de América, por sus campos llenos de flores y en el aspecto político siempre ha dado refugio a exilados políticos, pues no existe tratado de extradición.

En los años sesenta, cuando existían guerrillas en casi todo el Continente, permanecía un tanto neutral.

Cuando estuve, exiliado en ese país, me encontré con venezolanos que también estaban exilados desde el gobierno de Pérez Jiménez y los que como yo lo hacían por el acoso de la política del Puntofijismo (practicada por un terrorismo de Estado ).

Recordemos, las frases ¨de disparen primero y averigüen después¨ del ¨Padre de la democracia´ en Venezuela, Rómulo Betancourt quien fué Uno de los fundadores del Partido Comunista en Costa Rica, sin embargo, cuando el partido decidió convertirse en miembro con pleno derecho de la Internacional Comunista lo abandonó.

Se convirtió en un gran traidor y con ambiciones de llegar al poder en Venezuela, a costa de lo que sea y para ello se entregó en cuerpo y alma al Imperialismo Yanqui, pero primero tenía que demostrarles que había renunciado definitivamente con esa ideología, para ello se convirtió en un anticomunista acérrimo, perseguidor de sus antiguos compañeros de lucha.

Murió como todo traidor, abandonado hasta de sus familiares, y expulsado hasta del propio partido que fundó( AD) y en su amado EEUU. Refugio de traidores, terroristas y delincuentes.

Ahora le toca el turno a otro traidor, Lenin Moreno, presidente de Ecuador, que se arrastra a los EEUU y no encuentra cómo probarle que renunció a su postura de izquierda y expulsa a la embajadora de Venezuela en Ecuador.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 733 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: