Las escuálidas tablas salariales

A un poco más de un mes del 20 de agosto, cuando entró en vigencia legal el nuevo cono monetario, de conformidad con el Art. 318 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), se ha planteado una modificación estructural de la economía venezolana para controlar la progresiva destrucción de nuestra economía. Avancemos una opinión, bajo la observación de la teoría expuesta por Marx, según la cual el capital y su acumulación se sustenta en dos variables o categorías económicas, D, dinero y M, mercancía, las cuales se manifiestan en una severa crisis de hiperinflación y desabastecimiento.

Según este asunto que nos atañe a todos, el gobierno del presidente Maduro inició una estructural transformación de la variable dinero…no solo cambiando las características de la moneda, quitándole cinco ceros al billete representativo del "bolívar fuerte" creado por Chávez en el año 2008, pero aniquilado por el capitalismo trasnacional y del imperio norteamericano y sus operadores venezolanos en actividades económicas formales o ilegales, para poner en circulación una nueva moneda, el "bolívar soberano". POR AHORA, el pueblo venezolano perdió una batalla monetaria más, pero no la guerra contra el imperio.

Maduro incorporó en su terapia de shock, una decisión muy controversial… la variable trabajo asalariado, para este modelo de capitalismo de estado que tiene largos años de imposición, desde los gobiernos del Pacto de Punto Fijo, Acción Democrática y Copei, sobre Venezuela, sin apelar al endeudamiento externo y por ende al Fondo Monetario Internacional.

Sin querer, el madurismo se metió de lleno con Marx, quien escribió: "El afán de atesoramiento es ilimitado por naturaleza. Cualitativamente, o por su forma, el dinero carece de límites, vale decir, es el representante general de la riqueza social. […] Pero, a la vez, toda suma real de dinero está limitada cuantitativamente, […] es un medio de compra de eficacia limitada. Esta contradicción […] incita una y otra vez al atesorador a reemprender ese trabajo de Sísifo que es la acumulación. Le ocurre como al conquistador del mundo, que con cada nuevo país no hace más que conquistar una nueva frontera" (Marx, 1978 pág.162)

Lo de Sísifo…vale recordar que en 1964 Rómulo Betancourt y Acción Democrática, traicionaron a Venezuela negociando con la Reserva del Tesoro de USA, la sustracción a través de Colombia de las reservas en plata de Venezuela, unas 1.200 toneladas que estaban en bolsillos del pueblo venezolano y eran de libre circulación. Con más de 120 acuñaciones del mediecito, el real, el bolívar, la moneda de dos bolívares y el fuerte de plata, acompañados de la locha y del centavo de cobre. Venezuela acumuló una riqueza monetaria, fuerte y envidiable, independiente del dólar, propia y soberana.

Hasta 1964, el dinero venezolano en plata, de altísimo valor mundial, representaba la riqueza de Venezuela, atrayente para el mundo pobre…españoles, portugueses e italianos inmigrantes por el horror de la II Guerra Mundial; sirios, libaneses y turcos, desplazados por la dominación imperial en el medio oriente…latinoamericanos desde México hasta la Argentina, buscaron cobijo en la amable patria de Bolívar. Recientemente chinos y vietnamitas nos acompañan en la construcción de la patria bolivariana. Es nuestra potencia ya lograda, somos una potencia humanista, diametralmente opuesta al hegemón mundial, que propaga el fascismo, la guerra y la muerte.

En 2008, Chávez reinició el trabajo de Sísifo: dotar a Venezuela de una moneda fuerte, que expresara el valor de las grandes riquezas yacentes en el territorio, petróleo y oro, pero lo cierto es que se fue su bolívar fuerte. No supimos defender ese legado de Chávez y cosa curiosa, Maduro cuando le impartió el +QEPD al bolívar fuerte, le dio la razón a unos determinados economistas "rojo rojitos", "marxólogos neoliberales", que de alguna manera han bloqueado al chavismo la teoría marxista original, sobre la supuesta emisión de dinero inorgánico, sin aplicar por temor reverencial al neo liberalismo, la categoría dinero estudiada por rigurosamente por Marx y aplicada por Lenin a la URSS en el año 1921 con la Nueva Política Económica.

En referencia al Fondo Monetario Internacional, Maduro hizo un acto de contricción por haber emitido dinero inorgánico y en un plan de ajuste para intentar cuadrar las cuentas de la República, increíblemente sin déficit fiscal (¿Qué país del mundo no lo tiene bajo la dictadura del dólar?… si USA lo tiene en su propia economía demostrado en 150%, vez y media, de su Producto Interno Bruto!!). Los déficits fiscales son engendrados en los países capitalistas por las abusiva explotación de los recursos del estado por parte de las oligarquías dominantes.

En otras palabras, tal y como se está implementando el espectáculo económico, que se está convirtiendo en tragedia, los que se encuentran favorecidos hoy, son los que siguen aplicando su receta anti comunista y contra revolucionaria.

Los bolívares fuertes emitidos por el Banco Central de Venezuela, fueron destruidos por la banca privada vía transacciones electrónicas fraudulentas para presionar a gran escala la hiperinflación monetaria y por tanto la hiperinflación de precios en mercancías y servicios, emitiendo dinero tóxico a gran escala. Ante esa evidencia, ¿qué espera el gobierno revolucionario, para estatizar la banca?

Maduro también aventuró una intervención drástica en la calidad del salario básico y su distribución territorial, por tanto del ingreso de todos los venezolanos, pues el mismo se encuentra consagrado el Artículo 91º de la CRBV y desarrollado con mucho detalle en el Artº 89 de la Ley Orgánica del Trabajo. Estamos por tanto en presencia de una violación de la Constitución.

D-M-D…D-M-D…D-M-D…esto es: la fórmula originaria del capital. También se le dice formula trinitaria de la acumulación capitalista.

Si el bolívar soberano inicio el 20 de agosto con cinco ceros menos que el valor nominal del bolívar fuerte a su circulación antes del 20 de agosto, y se emitieron conjuntamente unas tablas salariales que aún mantienen un salario miserable, al estilo de la cuarta república, al estilo de cualquiera de los programas opositores, con el agravante burocrático que obliga a resetear innecesariamente los valores históricos de las contrataciones colectivas de los trabajadores al servicio del estado venezolano, en desconocimiento del ordenamiento estructura salarial legal vigente.

El gobierno tiene la obligación de asumir el pago del salario vital, no tan solo a los venezolanos sindicalizados, también a aquellos, como los pueblos indígenas que padecen hoy la exclusión, pues no tienen acceso al salario básico y son sometidos a un régimen de esclavitud por parte de las mafias del narcotráfico y del contrabando de extracción.

El gobierno socialista, debe restituir el poder adquisitivo del ingreso per cápita de todos los venezolanos para que apenas recuperen tan solo el mil por ciento del diez mil por ciento perdido en 8 años según cifras del BCV y recupere de manera inmediata parcialmente el poder adquisitivo que tuvimos para el año 2010, debe respetar los términos y condiciones de las contrataciones colectivas, logradas por años de lucha de los trabajadores, fundamentadas en la antigüedad laboral, el perfeccionamiento técnico, la restitución de la salud y el reconocimiento a exigencias de la calidad de vida de aproximadamente cinco millones de familias, tales como transporte, vivienda, electricidad, agua potable y recreación entre otros, tales como la capacidad de ahorro.

Esta decisión monetaria afecta sin duda la economía real, pero va dirigida a recuperar el ingreso real individual, hoy destruido, restituir los equilibrios vitales del consumo y de la interrumpida circulación de mercancías importadas, negada al pueblo venezolano, por causa de la dolarización real de la economía venezolana inducida por Estados Unidos, a través de la página dólar today en su empeño en destruir la Revolución Bolivariana, conjuntamente con el sindicato empresarial FEDECAMARAS.

Si Maduro coopera con la clase dominante y pro imperialista, liberándola de impuestos y subsidiándole el trabajo asalariado, amén de facilitarle dólares para que continúe el bochinche de la corrupción y la acumulación en el exterior de dólares petroleros, para darle oxigeno a esta suerte de capitalismo de estado, en nombre del socialismo, debe por tanto, transferirle a los 20 millones de venezolanos el dinero necesario para la recuperación de las funciones vitales de la fuerza laboral, hoy precarizada por acción de la oligarquía nacional.

Nicolás, estás castigando al pueblo que necesitas y te defenderá ante la agresión imperial…haz realidad el valiente y audaz discurso que diste al mundo en tu comparecencia ante la ONU.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2770 veces.



Feijoo Colomine


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: