Basta ya de estar a la defensiva, hay que entrar a la ofensiva política

Tenemos que denunciar a EEUU, como país agresor e intervencionista en todas las instancias internacionales. Ya lo inició nuestro presidente obrero Nicolás Maduro en la Asamblea Nacional de las Naciones Unidas, brillante y valiente discurso, que llevó la verdad de lo que está ocurriendo en Venezuela, fue un discurso respetuoso y cargado de mucha emotividad, sin ofender a nadie, no podía ser de otra manera, pues él es el Presidente de los países no alineados.

Algunos cancilleres y hasta periodistas, ignoraban muchas cosas de lo que estaba pasando en nuestro país. Cuantos obstáculos tuvo que sortear Maduro, para poder concurrir a dicha cumbre, hasta el mismo Presidente de los EEUU, dijo que él no le garantiza su seguridad., para tratar de amedrentarlo.

Como sabemos, los medios burgueses ocultan deliberadamente la verdad, para aplicar la censura que impuesta o autoimpuesta, ideológica o económica representa el parasitismo y la descomposición del capitalismo que,apoyado en policías de la conciencia ( además de otras formas de violencia contra los pueblos), pretende mercadear eternamente con la información que ellos fabrican para asesinar a la realidad, para cercenar la libertad de las ideas revolucionarias y la libertad de expresión de los pueblos en lucha.

Este discurso ha sido objeto de numerosas críticas , tanto del campo de las oligarquías, como de ciertos sectores revolucionarios, que esperaban un discurso más radical, entre ellos, la combatiente y aguerrida abogada internacionalista Eva Golinger, quien lo calificó como una decisión de última hora tras el discurso del presidente Trump, manifestando tajantemente que, el viaje de Maduro, ¨ fue una muestra de debilidad y desesperación¨.

Sin querer caer en polémica, mi querida Eva, el viaje no fue una decisión de última hora , sino que estuvo bien planificado y que por motivos de seguridad, y la existencia de numerosas amenazas, de muchos locos sueltos, inclusive la amenaza de Trump, se hizo de esa manera.

Para la ofensiva política de denuncia contra de EEUU, en toda las instancias, tenemos que recurrir a los países y partidos aliados del polo patriótico. No es necesario hacer los canales, ya están hecho. Cuba tiene gran experiencia en eso y el partido comunista también, que tiene presencia en todas partes del mundo y controla Centrales obreras, sindicatos y comunidades. Hay que dejar el sectarismo a un lado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 627 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: