La ingenuidad del presidente y el nuevo cono monetario

El manejo de la economía en general y muy en especial el manejo del monetarismo por parte del Gobierno Revolucionario en especial de Nicolás Maduro, ha dado muestras de incapacidad, por no haber encontrado la forma de controlar la inflación y detener el ataque a nuestra moneda y que tuvieran el éxito que han tenido, obligando al Chavismo a guardarse la lengua en el bolsillo, porque con guerra económica: comercial o financiera, el Gobierno no ha podido neutralizar como era su deber, la tan sostenida defensa del pueblo y los opositores nacionales e internacionales han demostrado que la tan cacareada y acusada de súper inflación del último gobierno de la 4ª Republica de algo más de 100%, era una cifra insignificante ante la presente en el período Maduro, aunque de buena fe esperamos que el nuevo intento de enrumbar la economía hacia un derrotero de progreso se haga presente con el plan de "Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad.

No obstante notamos que el Gobierno sigue mostrándose pusilánime para afrontar los retos y cosas que parecen resueltas siguen pendientes a pesar del inmenso daño que se le causa a la República con por Ej., el aplazamiento de la fijación del precio internacional para los combustibles, y la adopción del mecanismo de subsidio directo diferencial por actividades de transporte en el Gasoil, Kerosina pre Turbosina para Jets, Gasolina y hasta Gas licuado; si era necesario adecuar las estaciones de servicio, debió preverse y adaptarse con tiempo, ya que el daño en el período de espera, supera los mil millones de dólares, según el estimado correspondiente al contrabando mensual de gasolina

Ratificando lo dicho en el párrafo anterior, seguimos observando debilidades en el comportamiento para el éxito del Programa, porque no vemos en los anuncios del Presidente atisbos de como enfrentar el contrabando de productos alimenticios, especialmente aquellos subsidiados de producción nacional y aun más, productos importados para completar la dieta de los venezolanos, que en casos, como el precio diferencial lo permite, hasta pudieran regresar de nuevo como importados.

Ha quedado demostrado que el control de nuestra frontera en el sentido mencionado, hasta ahora, por habilidades de los contrabandistas o por alguna corruptela que no falta, ha patentizado que hemos sido incapaces de contener el importante flujo de nuestros alimentos hacia Colombia, creando escaseces especialmente en nuestros estados fronterizos y de no enfrentarse el problema con nuevas ideas y prácticas, la buena intención se diluirá en lo referente al abastecimiento, en las malas prácticas de control fronterizo.

Voy a terminar tratando el enunciado del artículo, y que se refiere al hecho absolutamente incontrovertible de que, aparte del contrabando de gasolina, o quizá al mismo nivel, el mayor daño a la economía venezolana lo ha causado la inflación "inducida", sí, realmente inducida, porque ha sido de tal manera manejada conjuntamente con la devaluación de la moneda de manera directa, no sólo por el mencionado fenómeno inflacionario, que de hecho es causa de pérdida del poder adquisitivo del signo monetario, sino por un fenómeno único en el mundo del monetarismo, que dando vueltas a compras y recompras de moneda real, billetes y monedas metálicas, casi pudiera incrementarse en una espiral infinita, adquiriendo nuestros billetes al "infinitésimo" cambio Dólar Today, que luego eran canjeados por pesos en el Banco de la República (Banco Central de Colombia) y luego este banco, cambiaba el montón de billetes venezolanos en nuestro Banco Central por dólares al Cambio Oficial de acuerdo a convenio existente. Tamaño negocio.

No podemos entender como nos dejamos llevar en los cachos, y no puede fácilmente explicarse, que ocurrió con el anterior cono monetario, que terminó en grado tal de devaluación, que la supresión de 5 ceros al papel monda anterior, todavía no alcanzaba el grado real de pérdida del valor adquisitivo, al punto de que muchos pensaron que no debió pararse en 5 ceros sino que debió llegarse al menos a 6 ceros.

Como los bancos no han estado entregando el efectivo que pretenden retirar los clientes, sean pensionados o cualquiera que sea el motivo del solicitante, el Presidente ha compulsado a la banca, tanto la oficial como comercial a entregar todo el efectivo que requiera el público, agregando que han provisto de suficientes billetes de las diferentes denominaciones para tal fin, facilitando de manera importante la venta del efectivo con las connotaciones que explicamos a continuación y que el Sr., presidente piensa ingenuamente que tan lucrativo comercio terminará por sus patrióticas admoniciones

El primer magistrado ha tratado de promover el ahorro con el fin de evitar el crecimiento de la masa de efectivo en manos del público, pero es necesario recordar que el gran esfuerzo realizado con el aumento salarial no es suficiente para cubrir las necesidades del pueblo, que mucho de lo que consumimos es importado y que la realidad es que frente al comercio internacional regido por el dólar, nuestro sueldo mínimo es apenas 30 dólares mensuales, lo que nos imposibilita adquirir bienes importados y que infortunadamente cualquier esfuerzo que se haga para aumentar el ingreso es válido, aunque se piense que no es del todo patriótico y ello lleva al público en general entre éste a los "viejitos", a tratar de comerciar el papel moneda del nuevo cono monetario igual que hacían con el anterior.

Parece no haber a la fecha, una medida alternativa para frenar el escape de divisas hacia Colombia; la fijación del cambio DICÓN blinda de cierta manera el cono monetario recién creado, porque al no existir gran diferencia entre el Cambio Oficial y el Mercado Paralelo, la apetencia desmesurada del vecino país por nuestras divisas disminuirá, pero con toda seguridad, que seguirán tratando de comprar nuestro papel moneda, ya no con las inmensas utilidades con que lo comerciaban anteriormente, pero siempre será una buena fuente para ingreso de divisas a Colombia, la compra de nuestro papel moneda, para hacerse de las tan deseadas divisas convertibles, dólares, euros, etc., de una manera sencilla, sin que las mismas provengan de las naturales exportaciones de bienes y servicios como ocurre en todos los países del mundo, sino que recurrirán al extraño expediente de comprar nuestro papel moneda, lo cual pareciera una incongruencia, pero al hacerlo están cambiado bolívares por pesos en precios posiblemente algo favorables al vendedor de los bolívares, en el entendido de que éstos serán convertibles en dólares en Venezuela por el Banco de la República sin limitaciones de ningún tipo, amenazando nuestras indispensables reservas internacionales, limitaciones que sí existen tanto para personas naturales como jurídicas en nuestro Banco Central.

En resguardo de nuestras reservas internacionales, debemos tener muy en cuenta que una considerable compra de nuestra moneda en físico vendido por venezolanos en Colombia, puede convertirse en un peligroso drenaje de nuestras reservas, si no prevemos a tiempo una medida legal que garantice la imposibilidad de la libre convertibilidad de bolívares procedentes del Banco de la República de Colombia.

Como tampoco se han determinado cuales serían los requisitos para adquirir la cuota mensual permitida a personas naturales; no deben dejarse puertas abiertas a esa libre convertibilidad, al menos mientras dure la emergencia económica, porque puede resultar algo parecido al de los "raspa cupos", que gota a gota drenaron decenas de millares de dólares, y que obligaron a ir bajando las asignaciones para dólares al exterior. perjudicando a los que realmente hacían uso adecuado de la divisa norteamericana, cuando ya el daño estaba hecho.

edgarvalerodiaz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



Edgar Valero Díaz.

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edgar Valero Díaz

Edgar Valero Díaz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a269615.htmlCd0NV CAC = Y co = US