Pa´tras ni pa coger impulso…

"No nacemos donde merecemos sino donde necesitamos evolucionar".

EL PAPA FRANCISCO

"Apreciado camarada" me dijo Anacleto mientras me daba un fuerte apretón de mano, "a veces uno conversa de cosas, que uno considera comunes, pero que en realidad tienen un contenido político más profundo de lo que uno cree y que los sabelotodos de la política toman por babosadas. Ah, pero sus comentarios ‘sí tienen un contenido político valedero". Que coman mamey todos los que piensan así; sus comentarios me ruedan… y los considero personas insensatas. Fíjese como los Consejos Comunales están tomando de nuevo el valor que el eterno Chávez les asignó en sus inicios y que el escualidismo trató de menospreciar con sus comentarios baratos. Es cierto que algunos desvirtuaron o no entendieron el papel que debían jugar como elemento de mucha importancia en la creación de una sociedad más justa, solidaria, participativa y protagónica. Como también es cierto que nuestro partido no le dio el acompañamiento necesario para su formación. Así, que sin querer excusarlos, quedaron a la deriva sin incentivos que los movieran hacia el aprendizaje requerido por la patria. Sí, algunos perdieron el rumbo, pero, a pesar de todo, siguen resistiendo los embates de una guerra, que ya no sabemos de que generación es, promovida por un enemigo muy poderoso que quiere doblegarlos por el estómago y por la salud. Y a pesar de su poca formación política, la que Chávez despertó, aprendieron a reconocer a sus verdugos. Por eso, han sido disciplinados ante los llamados de Hugo y Nico a la paz, porque si no, otro hubiera sido el cantar del gallo. Y a pesar de todas las confusiones que han tratado de sembrarles, de todos los intentos de crearles desesperanza y desasosiego, hoy consideran que la resistencia les ha dado el fruto deseado con las nuevas medidas decretadas por Nico y que se presentan como el camino correcto al logro de un futuro mejor. Parafraseando a Chávez "nadie dijo que sería fácil", sobre todo con una clase política opositora cipaya y bruta, que en lo único que se ha puesto de acuerdo es en querer tumbar, antes a Hugo y ahora a Nico, y que no se han preparado para llegar al poder por la vía democrática, ni tienen un plan de gobierno para mejorar la calidad de vida del pueblo. De ahí la importancia de la explicación, de manera detallada, de cada una de las medidas anunciadas por Nico, para pasar al contra ataque económico y lograr el ansiado y necesario éxito. Sobretodo, el aumento salarial ahora anclado al Petro y éste anclado al precio del barril de petróleo, por un lado, y por el otro las medidas para continuar la lucha por el aniquilamiento del dólar paralelo, que ahora no tiene razón de ser, el bachaquerismo, la venta del papel moneda y el contrabando de gasolina, como primeras acciones. Se me antoja que es el momento en que todos apostemos por un futuro mejor y trabajemos en cayapa por lograrlo; que tengamos fe en las medidas anunciadas y le demos un voto de confianza a su implementador. Al final, el éxito representa el bienestar de todos y cada uno de los habitantes de esta hermosa patria, el final del éxodo de algunos y el retorno a casa de los que se han marchado.

Muchos siguen sin querer entender que el pesimismo no es amigo de nadie, ni buen consejero y continúan con la cancioncita de "cuando éramos felices y no lo sabíamos". Algunos añoran "cosas de su pasado" que quieren que creamos, pero que en verdad no fueron como las cuentan. Otros, para reafirmar sus críticas a la situación actual, narran hechos como de película, pero no se sitúan en el lugar correcto. Sabemos que hubo mucho parásito chupasangre que era lo que ahora llaman "enchufados". Entonces, ¿de qué hablan cuando señalan a los chavistas, que hoy trabajan en puestos de gobiernos municipal, regional o nacional, de vividores enchufados?

No hay que ir muy lejos, ni buscar demasiado, para encontrar esa ralea de eskuacas pesimistas, mentirosos y aduladores, infiltrados en las filas del proceso revolucionario que tanto odian y adversan, disfrutando de todos los beneficios que éste les brinda. No tiene precio ver a un opositor con el carnet de la patria esperando que le lleguen los bonos anunciados por el Presidente Maduro, comprando línea blanca oficial, el carro, el televisor, etcétera etcétera. Son expertos en ser los primeros con los beneficios que tanto señalan como "limosna del gobierno". ¡Dígame con las cajas del CLAP! Son los primeros en censarse. Ah, pero opositor que se respeta no recibe nada del gobierno; no me hagan reír.

Algunos comerciantes y empresarios se han estado jalando los pelos de la cabeza por el aumento salarial que dicen no poder pagar. Pero ¿cuando les importó a ellos que el venezolano no pudiera pagar los precios especulativos que ellos le pusieron a los productos de primera necesidad cuando los dolarizaban a precios del mercado ilegal? ¿Cuándo se pusieron la mano en el corazón para pensar que en los hogares criollos abundan los niños, niñas y adolescentes que requieren proteínas y carbohidratos para su crecimiento, que no eran inaccesibles por los exorbitantes precios que tenían? Ah, poecitos ellos, que no hay nadie que los defienda. Déjense de pendejadas y cumplan con las medidas tomadas, porque Venezuela es el único país del orbe en el que los empresarios se hacen ricos de la noche a la mañana. Y esto, a pesar de la crisis.

Mientras los economajunches siguen haciendo sus pronósticos tenebrosos, el pueblo trabajador saca sus cuentas de lo que tendrá como salario y para lo que le servirá. No podía comprar un kilo de queso con su salario anterior y ahora si podrá adquirirlo junto a otros productos más. Pero debe estar claro en que no debe caer en la trampa de los que le compran el efectivo o tienen dos precios: efectivo y punto, porque esos son los que tratarán de llevarse nuestro papel moneda para obligarnos a revivir esa pésima experiencia, sin importar el daño que nos hacen. Por eso debemos hacer nuestro el "Decreto constitucional de Guerra Contra el Especulador" sin importar lo que los otros piensen u opinen, porque constituye la defensa de los intereses de nuestras familias.

Hay un viejo refrán que dice: "En guerra avisada no mueren soldados". Si especulas o eres hambreador debes saber a que atenerte cuando te alcance el largo brazo de la ley. Ya se avisó que no habrá contemplaciones; se aplicará la ley con toda su fuerza a quien se coma la luz roja y no habrá padrino que le salve. Ah, pero debo criticar que se aumentó el precio del pasaje del transporte, tanto público como privado, sin que el trabajador haya podido cobrar el primer sueldo con el nuevo aumento. A finales de agosto aún se cobrará salario viejo y no será hasta la primera semana de septiembre cuando cobrará el nuevo. Sé que en eso ayuda el bono por la reconversión, que equivale a un tercio del nuevo salario mínimo, pero el transportista pudo haber esperado también esos días para empezar a cobrar el aumento, porque ellos también cobran ese bono. Ya sabes… denuncia al especulador y exige tu factura, por muy baja que sea la cantidad que pagues, para que no evadan los impuestos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 444 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a268473.htmlCd0NV CAC = Y co = US