Reflexiones ingenuas: "conditio sine qua non"

En realidad, tal como afirma el periodista J.V. Rangel, el pastel se ve exquisito, refiriéndose a las medidas económicas anunciadas por el Presidente Maduro que empezarán a regir a Venezuela desde el 20 de agosto del presente año.

La propuesta presenta una estructura coherente apuntando a una dirección bien concebida, con premisas bien direccionadas, aunque algunas puedan tener debilidades, con un espíritu popular que rompe el esquema populista y rentístico actual, aunque algunos aspectos parecieran de corte neoliberal en la forma como están presentados, lo cual pudiera ser el tema de una discusión más profunda.

Por otra parte, hay otros elementos que dejan lugar al azar como lo es el anclaje del Petro al precio de petróleo el cual, debido al juego de la oferta y demanda, presenta oscilaciones que pudieran afectar la estabilidad de la economía y del poder adquisitivo del bolívar soberano y con ello la estabilidad del ingreso de la población.

Sin embargo hay aspectos dignos de evaluar, dada la importancia de diseñar mecanismos de control que le den factibilidad o posibilidad real que la propuesta logre su objetivo como lo es la recuperación económica del país.

Nos estamos refiriendo al factor humano, entendiendo por éste, el papel de quienes tienen la función de implementar las medidas, ejecutar los programas, hacer seguimiento, correcciones, ajustes a los mismos.

Entre esos elementos o variables están la cultura de la corrupción que ha sido producto del modelo rentístico petrolero y del clientelismo que, a pesar de haber sido uno de los aspectos que el Comandante Chávez intentó hacer execrar de la sociedad venezolana, los mismos se ha incrementado a niveles dramáticos, constituyendo hoy por hoy el peor flagelo que azota la sociedad venezolana en todos sus órdenes (cultural, político, comercial, económico entre otros) los cuales vienen siendo hasta ahora algunas de las causas más relevantes, (además de la guerra económica y el sabotaje interno) del debilitamiento y casi derrota de revolución socialista bolivariana debido al incremento y enraizamiento de ellos en la manera de gerenciar al país y hacer política durante décadas.

Como condición "sine que non" creemos que si no se corrigen las prácticas delictivas tales como el "bájate de la mula", las "alcabalas" organizadas para pechar a quienes tienen que hacer trámites económicos, fiscales, institucionales, si no se hace un control y seguimiento a las ejecutorias institucionales y personales, si no hay el diseño para establecer las formas de evitar los ilícitos por parte de los funcionarios que tienen la tarea de diseñar estrategias y establecer metas para el logro de los objetivos de los programas elaborados por el gobierno nacional, si no se hace seguimiento y evaluación permanente de los logros, aciertos, desaciertos, el proyecto está destinado al fracaso y con ello una decepción más, y quizás la última, por parte de la revolución bolivariana al pueblo que espera con ansias y optimismo el éxito de las medidas para disfrutar de los beneficios que un gobierno socialista garantiza a la sociedad en su conjunto.

Quizás los lectores de este artículo tengan conocimiento de prácticas, situaciones concretas que pudieran "sabotear" este conjunto de medidas y que constituyen peligros reales, y hacer recomendaciones al equipo que tiene la finalidad de "echar andar" al nuevo modelo de gerenciar la economía del país, a fin de alertar las debilidades y amenazas para ayudar al Presidente Maduro y al país.

Nuestro aporte es importante así como es importante que el Presidente Maduro ponga oído al tambor, tenga ojo avizor, ponga mano dura cueste lo que cueste, caiga quien caiga, y dejar la blandenguería y complicidad que hasta ahora ha caracterizado su gestión, con quienes han ensuciado el nombre de la revolución bolivariana, con quienes han intentado matarlo, porque él sabe están cerquita de Ud., al ladito suyo. Que el pueblo también sabe quiénes son.

El pueblo le da la oportunidad, esperamos no la desaproveche, porque estamos casi seguros pueda ser la última.

En este momento que el enemigo histórico como lo es el imperio, que la derecha ha rondado cerca, que el fascismo ha tenido la osadía de penetrar al ámbito físico del Presidente Maduro, que casi perpetra su desaparición física así como de importantes funcionarios del gobierno y del alto mando militar, el pueblo una vez más ha expresado su respaldo y confianza en las calles, barrios. Ojalá no lo decepcione.

Presidente, despida al que tenga que despedir, castigue al que tenga que castigar, mande preso al que tenga que apresar, enjuicie al que tenga que enjuiciar, condene al que tenga que condenar, haga lo que tiene que hacer, porque el pueblo está con Ud. Si lo hace que Dios y la Patria lo consagre, sino que lo condene. Suya es la decisión.

Hasta la victoria siempre. Venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 421 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos M. Rodríguez C.

Carlos M. Rodríguez C.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a267822.htmlCd0NV CAC = Y co = US