A 9 años de tu siembra ¡Seguimos en lucha Negro!...

Al Pueblo De Venezuela,

Al Gobierno Bolivariano de Venezuela,

A los Pueblos y Gobiernos del Mundo,

A los Medios de Comunicación Nacionales e Internacionales,

A la Opinión Pública Nacional e Internacional,

Al Mundo entero,

Hermanos y Hermanas:

Earle Alfredo Gutiérrez Rodríguez, nace el 08 de noviembre de 1957, joven combatiente de la Parroquia 23 de Enero, se incorpora a la lucha estudiantil en el Liceo 25 de Julio de la ciudad de Caracas, en el que se erigió como delegado estudiantil por algunos años. Esas inquietudes revolucionarias y sociales provienen de unos de sus hermanos mayores quien pertenecía al Partido Comunista de Venezuela (PCV).

Siendo Earle un niño de unos 10 años de edad, aprendió el significado de las protestas que surgían en Caracas, la mayoría de las veces por reivindicaciones salariales, sociales y estudiantiles, de esta manera profundizó sus conocimientos y se incorporó a la organización CLP Bandera roja, convirtiéndose en un dirigente activo de las luchas sociales y combativas de Caracas.

Earle venía de una familia numerosa, conocidos como los ciclones, por ser sobrino de un gran Luchador, de lucha libre. "El Negro", así le decían en el bloque 7 de Monte Piedad, donde creció y se incorporó a las luchas de este pueblo. Por allá en 1.972, él solía ir a la Casa de la Cultura del Pueblo en el bloque 3 y 4 de Monte Piedad en la Parroquia 23 de Enero.

Para el año de 1.975, se acercaba tímidamente al movimiento en las luchas por el agua, que se desarrollaban en nuestra comunidad en el 23 de Enero. En esa época establece contacto con Marcos Parejo, conocido como Marquitos. Este camarada formaba parte de una célula de BR y marcos enroló a Earle y otros chamos del Bloque 7. Un tiempo después se sumó a una movilización que traía fuerza por el bloque 6. Su madre la vieja Elba, lo persiguió ese día gritándole que se saliera de la marcha, pero ya su determinación por las luchas sociales, regían su accionar y su conciencia.

Earle era asiduo lector de Marx, a partir de lo cual asentaba sus discusiones respecto al tema de la formación. También leía a Mao, pues encontraba en esos fundamentos, argumentos que le permitían enriquecer y elevar las reyertas de formación política en las que participaba.

Secundó muchas acciones de calle, de propaganda, en la clandestinidad, más adelante se unió, como toda la militancia y sin dudar a Bandera Roja Marxista Leninista BR/ML. Desde donde participó en acciones militares para buscar recursos a la organización.

Al desaparecer BR/ML, formó parte de las Milicias Populares, que llegó al pináculo en aquella acción político-militar de los secuestros de vehículos del estado, en diciembre de 1980 con una gandola del diario Universal, acción que comenzó en el bloque 7 de Monte Piedad y en enero, febrero, y marzo, ya se había extendido por toda Monte Piedad.

Es propicio recordar que esa protesta fue de las más significativas e históricas de la Parroquia 23 de Enero, aquel secuestro de camiones y unidades gubernamentales como acción, para exigir de inmediato el funcionamiento de todos los servicios públicos, agua, luz, teléfonos y mantenimiento de los ascensores.

La referida acción activó a los cuerpos represivos del estado PM, Disip, y GN, y ello en lo adelante representó para Earle y su familia el ser víctimas de una persecución implacable durante toda su vida, en la que fueron fustigados con allanamientos, detenciones, maltratos físicos y emocionales, torturas, cárcel y toda herramienta de amedrentamiento que para la fecha utilizaban los organismos de inteligencia en la Cuarta República.

De la militancia de BR a las Milicias Populares se consolidó una amistad muy fuerte y duradera entre Earles Gutiérrez, Gustavo Rodríguez, Frank León, Freddy Parra, Juan Contreras y otros camaradas.

Años después, lo apresaron en San Juan de los Morros y fue a dar al calabozo que heredó de Juan Topocho, quien por cierto iba de salida en Tocoron. Allí por varios años lo mantuvieron pagando una condena infundada e inmerecida, gracias a la acción criminal de jueces vendidos al gobierno de turno en la IV República. Tres años después logramos liberarlo y se incorporó a trabajar en el área de mercadeo y publicidad.

Earle siempre será recordado como la persona amable, consciente, entregado a la lucha, trabajador y alegre que en vida fue. Su saludo característico decía mucho de él, "¡Buenos días alegría!"

Hoy solo nos queda su legado de combatividad y perseverancia en las luchas sociales, ya que el infortunio nos lo arrebato de este plano, el 05 de agosto de 2009, desde entonces, con mucho dolor lo sembramos en nuestros corazones, como se siembran a los verdaderos revolucionarios.

Earle, el negro, vive en el corazón del pueblo. Que viva la alegría en su nombre y su eterna sonrisa!!!!

Rescatando la Memoria Histórica Revolucionaria.

Desde la Coordinadora Simón Bolívar manifestamos en carta abierta que "La solidaridad es la ternura de los pueblos".

Con Bolívar y Chávez, decimos ¡a la carga!

Desde Venezuela, Tierra de Libertadores, a 525 años del inicio de la Resistencia Antiimperialista en América, y a 207 años del inicio de Nuestra Independencia,

Suscribe:

La Coordinadora Simón Bolívar, una Organización de Base, Revolucionaria, Solidaria, Internacionalista, Indigenista, Popular y Socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 518 veces.



Coordinadora Simón Bolívar


Visite el perfil de Coordinadora Simón Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Coordinadora Simón Bolívar

Coordinadora Simón Bolívar

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a267426.htmlCd0NV CAC = Y co = US