Partidos y liderazgos políticos populistas decepcionan a la sociedad

Ante las actuales circunstancias por las que atravesamos todos los venezolanos; aprendimos en los tiempos en que estudiamos la materia de Sociología, y que al parecer esta profesión o estos estudios se fueron a los archivos muertos de nuestra sociedad, hubo una época en que esta ciencia social, tuvo su auge en las universidades, se sentía la participación de sociólogos y antropólogos, y de todas los profesiones, que organizaron sus gremios para fortalecer sus luchas gremiales y por el país, en la cotidianidad, trabajamos bastante en el los estudios sociales, en la importancia que debía darse a esta ciencia en la vida social y política del país. Aquello, fue fugaz, de repente la política de partidos, y la fuerte influencia de estos en la vida cotidiana, en el trabajo, en la Administración Pública y su importante papel en favor de la sociedad y su desarrollo; no obstante fue surgiendo el populismo, el politiqueo, el sumar votos en cada período electoral, hasta que la polilla fue dañando y apartando todo estudio sociológico, económico, planes, objetivos y metas, que era como el puntal para elaborar los planes del Estado y desarrollarlos según resultados de los estudios socio-económicos en ciudades, pueblos, aldeas, era primordial.

Junto a esto se trató de desarrollar el aprendizaje sobre el desarrollo comunal. Muy distante del paternalismo de Estado con subsidios, regalías, becas masivas que estimularon fuga de profesionales, recordar las del Gran Mariscal de Ayacucho, y las otras que ningún provecho dieron a la Nación, porque la mayoría de todos esos esfuerzos no orientados y bien dirigidos para estimular el trabajo, garantizar la estabilidad, la inversión reproductiva, los incentivos de los jóvenes para tener su vivienda, sus seguros, la formación de su familia, créditos para el desarrollo de su grupo familiar y brindarles facilidades para que aportaran sus conocimiento aquí e invirtieran aquí; sucedió a la inversa nunca más estuvieron de vuelta a la Patria por el contrario muchos se quedaron en el exterior les alejó del país, formaron sus hogares fuera y solo recuerdos, por lo menos de los que todavía tienen familia en este suelo ubérrimo por sus tantas riquezas, pero derrochadas por malas administraciones. Por el contrario, aquellos tiempos fugaces de las buenas intenciones por parte de venezolanos cabales, amantes de la identidad nacional, no casados con el fanatismo partidista y dañino, pareció ir por buen camino, gobierno y pueblo en forma mancomunada, resolvían aquellos problemas en comunidades, como sistemas de salubridad, acueductos, vías, vivienda, pero indispensable era que el pueblo aportara su esfuerzo propio y el Estado contribuía con la parte material y la orientación profesional, no se percibía el virus dañino de las pasiones extremas o fanatismos, una vez se abrieron estas puertas, hasta el sol de hoy, no ha habido manera de extirpar esos tumores malignos.

Esto lo vivimos en los comienzos de la década del sesenta, y muchos de esas sapiencias venían incluso heredados de gobiernos fuertes que aplicaban la dictadura de la ley, que también hay que ver la parte positiva, en lo económico y desarrollo de obras de infraestructura, la Ciudad Universitaria en Caracas, el Instituto de Investigaciones Científicas IVIC, un ejemplo, otras acciones lamentables condenables, como condenables son también acciones negativas de los llamados demócratas. Hubo un nutrido grupo de profesionales, apartados de los intereses partidistas y de privilegios, ya formados para esos menesteres en la Universidad, que aunque duela a muchos, fueron universidades creadas por la dictadura o de gobiernos fuertes, que lograron emprender, por ejemplo, dentro del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, en especial en la Dirección de Malariología y Saneamiento Ambiental y los programas de Vivienda Rural, fundados en este Ministerio por personas con visión de poner sus conocimientos al servicio de la sociedad.

Estos surgieron en los comienzos de 1958, uno de sus pioneros sustentadores de programas de Saneamiento Ambiental, lo fue el Dr. Arnoldo Gabaldón, y sus colaboradores, los Salas Berti y otros, ganados para esas campañas de dedicación al trabajo de lucha contra la Malaria, creó su ejército de cabalgadores, de ahí aquella frase: ‘’Nos critican porque cabalgamos’’, los arreos de bestias mulares por los caminos rurales para dejar el Aralén o Camoprín, tabletas contra la Malaria, las fumigaciones y combate contra las plagas en el rancho donde se anidaban zancudos y Chipos.

Estos creadores sin torpedos o malicias estimuladas por la mala praxis política; de esa escuela de la salud dedicada al servicio constante por el combate de todas las epidemias y amenazas de los agentes etiológicos y agentes patógenos causantes de epidemias y las graves consecuencias para la salud, lo fueron Juan Francisco Torrealba, combate al mal de Chagas, Juan Jacinto Convit, su vida dedicada para encontrar la vacuna contra la Lepra y la Leishmaniasis, enfermedad muy grave de la piel, incluso las estadísticas vitales daban cuenta de todos los movimientos epidemiológicos y sus consecuencias, y otros servidores a tiempo completo, auténticos alumnos del precepto Hipocrático, hasta especialistas venidos de otros países contribuyeron, aquí se quedaron muchos, y con suprema probidad al país, a la sociedad y la Salud Pública en toda su extensión, cuantas veces esas luchas contra bacilos, bacterias, los protozoarios y sus consecuencias epidemiológicas, como la Malaria, la Fiebre Amarilla, el mal de Chagas, las parasitosis y otras tantas enfermedades que necesitaron el tiempo completo de estos médicos y paramédicos con vocación y al margen de intereses personales, claro nuestro bolívar valía oro, con lo que se ganara se solucionaban las principales necesidades, todo se fue derrumbando por la epidemia política del populismo. Contra esta nadie ha podido erradicarla, ni el pueblo soberano con el derecho al voto, porque la alienación y manipulaciones, son medicamentos populistas muy efectivos.

Recordemos la Escuela de Inspectores Sanitarios, todo eso se fue extinguiendo, no porque no fuera necesario, sino la indiferencia, la burocracia, el populismo, el politiqueo, diseminadores de anarquía y división, que para ese trabajo estos elementos no se entrometían o perturbaban la eficiencia, la que hoy está muy lejos en la función pública. Se recuerda, que muchas veces las necesidades obligaban a permanecer en el campo, el tiempo que fuera necesario, pero todo se originaba por los resultados de estudios de especialistas para poner en práctica esos programas, todo iba bien, hasta que la política partidista y populista todo lo derribó, se fue acabando la escuela de la exigencia, la responsabilidad, las leyes a conveniencia y discrecionalidad, solidaridad, los valores, identidad nacional, cooperación, vocación de servicio, incentivos, aprendizaje, mejoramiento profesional, las relaciones humanas, factores que apuntalaban la eficiencia y la reciprocidad, claro que, también hubo quienes trataban de apartarse de esos principios, pero la escuela de la disciplina los devolvía al reducto de las normativas y objetivos establecidos.

Antes de pensar sobre este enfoque, mi mente como que, ya está saturada de escribir tanto sobre nuestros problemas políticos, económicos, sociales, culturales, sus rémoras, y el papel de los liderazgos políticos, los partidos, sus orígenes, sus prácticas, la democracia, el desarrollo o progreso sustentable, los fracasos o el ocaso de esos partidos y su dirigencia en la gobernabilidad, los planes de gobierno, para aquellos que han llegado al poder con un sin número de promesas al pueblo o sociedad, y el tiempo se les va en pugnacidades, en populismo, demagogia, y los pueblos se van decepcionando de tantas consignas, planes de bienestar, de independencia política y económica, y finalmente todo sigue igual o empeora, vivimos tiempos muy graves, porque se trata del poder adquisitivo para suplir las principales necesidades, y el viejo dicho dice: ‘’Amor con hambre no dura’’.

La verdad, que uno va acumulando en la memoria tantas ideas, tantos pensamientos sobre los problemas que más agobian al pueblo, a toda la sociedad, en lo individual y en lo colectivo, como la presente situación de desasosiego, de fuerte crisis monetaria reflejada en lo económico, porque ya estamos cansados de decirlo, escribirlo, que ya lo que ganamos no alcanza para comer, mucho menos para medicinas y suplir otras necesidades, lo hemos dicho hasta la saciedad, en estos instantes, me niego a creer, que un repuesto que hace cuatro meses costaba, 4 millones de bolívares, al mes subió a once millones, un mes después 17 millones y en este instante, que averiguamos, aunque sabemos que los precios son variables de unos Estados a otros, Margarita sufre los rigores del transporte acuático insuficiente, costos de los alimentos que vienen de tierra firme son más costosos, pues 70 millones de bolívares el jueguito de rodamientos ¿Es posible que un litro de aceite de motor cueste 22 millones de bolívares? Nos preguntamos ¿Quiénes son los responsables de esta anarquía, nunca vista con el valor de nuestra moneda? ¿Dónde están las leyes y las autoridades que garanticen la gobernabilidad?

Ya son ocho años que los precios de todos los productos vienen subiendo, pero como el último año, nunca, como paradoja la pelea se acentuó después de la elección de la ANC, y las presidenciales, vemos las cifras y los porcentajes son astronómicos, un asalto a mano armada, algo inaudito y no hay quien ponga coto a semejante desbarajuste, hablo de un repuesto para un cacharrito del 2006, pues nos dejan fuera de la mínima manera de movilizarnos, para completar no hay transporte a capacidad para atender a los usuarios, el sacrificio es ya sobre humano; sin embargo el pueblo paciente e inteligentemente ha aguantado el azote; herencia de la mala praxis política, porque es eso, una competencia entre los que llegan al poder, los que no llegan y lo desean a como dé lugar, y al final se enfrentan olvidándose que la ciencia política se debe al pueblo, a la real democracia y no a demagogia y falsedades, porque con esas pugnas intestinas, hasta se atreven a pedir auxilio extranjero, como si los venezolanos o la sociedad toda no pudiera salir a flote o buscar la manera de solucionar los problemas, las herramientas legales las hay, pero requiere esfuerzos, trabajo, organización, liderazgos honestos, que quieran a Venezuela.

Y, de los alimentos para que volver a machacar, ya en los artículos publicados en aporrea hay tomos de escritos sobre este grave problema, no resuelto por quienes tienen en sus manos resolverlo, el gobierno y su equipo, que hasta empresas estatales están paradas o a media máquina, otras no se sabe que ocurrió, por ejemplo lácteos Los Andes, Diana y aquellas procesadoras de harina de maíz, las de café, etc., por aquí no volvimos a ver esos productos desde hace más de dos años, y la empresa privada tampoco tiene paz con la miseria, pues muchos se fueron o cerraron porque no aceptaron ni aceptan regulaciones de precios, y el gobierno tampoco trazó una buena estrategia de producción y competencia para abastecer el mercado, porque muchos planes se han hecho, recuerdo que hasta casi de memoria me aprendí el ‘’Plan Nacional Simón Bolívar’’ en teoría viajamos al cielo, pero hoy después de tantos años, no se sabe dónde está la potencia qué íbamos a ser no hubo acuerdos, si graves actos de violencia política, más atraso, sí seguimos hundidos, y las cosas a lo mero macho, no traen buenos resultados, entonces cada quien cogió su camino y dejaron al pueblo huérfano de alimentos, medicinas, repuestos para vehículos, maquinaria y para todo lo que mueve la economía, fábricas cerradas, jóvenes talentos emigrando y en otros países los reciben con buenos sueldos y hasta vivienda, carro, teléfono, y otras mejoras, que no encontraron en su pobre país rico.

Importaciones de alimentos desde México, Colombia, Argentina, Turquía, Brasil, hasta de Estados Unidos vimos un aceite, esto hablando de algunos rubros alimentarios, y nos preguntamos ¿Dónde está el arroz, el maíz, el azúcar, el café, las caraotas, los enlatados como atún, sardinas, la pasta, el aceite, que aquí se produce o producía, pues a precios millonarios en abastos, supermercados y mercados, un litro de aceite de oliva 40 millones, un kilo de café 24 millones, todo, todo millonario ¿Con salario mínimo de 7 millones o un poquito más con bonos, y sueldos de 100 millones o más puede vivir una familia?

Pues no, imposible porque vemos que los sumistros del Estado al pueblo vienen de los países nombrados, y eso para llenar las cajitas del CLAP, que muchas veces no se ven en meses ¿Qué pasa entonces, lo de aquí se exporta o lo acaparan las mafias para ganar divisas y luego venderlas en el mercado paralelo, no es este un negocio de unos cuantos, algunos descubiertos otros disfrutando el Control Cambiario y las bandas cambiarias con divisas preferenciales?

Esto es vox populi, se ha insertado en los medios de comunicación, y en la calle el pueblo lo dice, pero eso es repetitivo y sabido, el mismo gobierno ha develado corruptelas con las divisas, y los productos subsidiados. Pero oímos hablar a los voceros gubernamentales, que todo se está resolviendo, planes allí, planes acá, proyectos en cantidad, arranques de todo lo económico, enroques y enroques de gabinete, que si mueven piezas de ajedrez y jaque mate, porque en la realidad, todo lo que se comercia está quedando solo para segmentos que tienen como financiarse y también descapitalizándose ante la arremetida de esta hiperinflación, a ese paso hasta los que tienen sus capitales en producción se descapitalizan o van a la ruina, cuantos comercios, cerrados en Centros comerciales, en avenidas, calles céntricas de ciudades, aquello pareciera hubiera habido una guerra o una invasión, que el Dios de la Naturaleza nos libre, porque ahí sí es verdad que todo queda en ruinas.

¿ESTAMOS ANTE EL OCASO DE LOS PARTIDOS Y SUS LIDERAZGOS POPULISTAS DE DERECHAS E IZQUIERDAS U OTROS?

Hay gente que se niega a aceptar los hechos históricos, incluso de aconteceres de hace pocas décadas, hurgando en mi biblioteca, encontré el libro ‘’EL OCASO DE LOS PARTIDOS’’ Del ingeniero Agrónomo, Roseliano Ojeda, venezolano guariqueño, estudioso, con un vasto currículo y estudios en distintas ramas, diplomas, reconocimientos, trabajos y posgrados en Venezuela y el exterior, un venezolano que escribió este libro a comienzos de la década del setenta, en este refleja sus preocupaciones, percibidas desde el comienzo de la democracia partidista en 1959, en esta obra plantea el problema económico, político, social venezolano, con profundidad, datos estadísticos, presupuestos, corrupción, derroche, y ante todo plantea con claridad lo que son los gobiernos populistas y las consecuencias negativas para los pueblos o la sociedad, podemos decir, que esta situación ha cambiado o tiene vigencia actual decir ¿Estamos Ante el Ocaso de los Partidos y Sus Liderazgos?

En artículos anteriores para Aporrea, hemos escrito sobre esta temática de los liderazgos positivos, negativos, de los partidos políticos, su origen y papel en la gobernabilidad de nuestra América, sus acoplamientos a doctrinas foráneas originarias del eurocentrismo, y ya caducas o desgastadas en más de 20 décadas, y aún siguen regentando la influencia ideológica política de nuestro continente, sin haber permitido concretar el sueño de héroes de la independencia, que en sus casi proféticas advertencias hablaban del mal que nos esperaba, si no lograban los conductores políticos erradicar las viejas rémoras neocoloniales, y, buscamos material bibliográfico y encontramos que no es por falta de orientaciones y advertencias sobre los peligros de la dominación neocolonial, este modesto libro de un profesional del Agro, de aquellos que junto con ingenieros forestales y peritos se metieron al campo y hubo intentos de llevar al campesino la enseñanza y desarrollo de la industria agropecuaria, pero como los sociólogos y otros tantos profesionales y políticos ganados para el desarrollo sustentable con sus proyectos, sus planes, sus aportes, que finalmente quedaron en el ostracismo, en libros para nuestras bibliotecas o las que guardan los archivos muertos de la República, sin duda se cumplieron esas predicciones de genios como nuestro Libertador Simón Bolívar y otros que en el siglo XIX batallaron por la libertad, la soberanía e independencia, después otros líderes destacados trataron de hacer lo propio, pero sus proyectos fueron torpedeados, así que en pleno siglo XXI, cada día se nos aleja más la luna, después que la hemos tenido casi en nuestras manos.

EL POPULISMO EN ESTOS 60 AÑOS DE GOBIERNOS DE PARTIDOS Y SUS LIDERAZGOS

Algunas definiciones de populismo nos orientan al respecto, extraemos del libro de Roseliano algunas definiciones de personas representativas de la década del setenta, por ejemplo, dijo: ‘’Costa Pino, que, es la forma política más ruidosa y agitada, que no hace nada y deja todo en la misma situación, cuando no, significa un franco retroceso’’.

Y el Dr. José Miguel Andueza, expresó: ‘’El populismo es una concepción política del siglo XIX en donde se supone que existe una completa y total identidad entre pueblo y gobierno’’.

Se dice que, el ‘’Populismo’’ se ha originado de los acuerdos de distintos grupos sociales, el Estado, bajo gobiernos populistas tratarán por todos los medios de equilibrar las fuerzas antagónicas, aunque se sabe de las graves dificultades para encontrar esa coherencia, generalmente las fuertes disputas anteponen sus intereses de esos grupos por encima de los intereses colectivos, en ese sentido los liderazgos populistas tratan de captar las masas de los sectores campesinos, de los barrios populares o marginales producto precisamente de los malos gobiernos que desatendieron los problemas de las mayorías más pobres, y si los atienden es precisamente a través del populismo, la demagogia, las dádivas, las regalías o los subsidios, en vez de emplear presupuestos para desarrollar esos barrios con pequeña y mediana industria, llevando créditos y bien orientados para la productividad y garantizar la recuperación de lo invertido para seguir incrementando ese tipo de planes, que ayudaría a la gente de los barrios al trabajo productivo; y alejarlos del excesivo paternalismo de Estado, ocio, vicios, negadores de la felicidad y el progreso producto de fomentar los populismos.

En su lugar se iría creando la mentalidad para el trabajo, lo creativo, la iniciativa, se imaginan establecer áreas en barrios para que trabajen en su hábitat gran parte de sus moradores de viviendas precarias y muchas veces viviendo infrahumanamente; con los incentivos del trabajo, dándoles créditos y enseñándoles a producir, pequeñas empresas artesanales, textiles, zapaterías, manufactura de productos de fabricación casera, utilizando la materia prima a su alcance, se avanzaría bastante, y se evitaría la orfandad, la mendicidad callejera, que todavía vemos en calles y avenidas, niños y niñas andrajosos, descalzos tendiendo los brazos, o minusválidos corriendo riesgos a orillas de calles o avenidas pidiendo limosna, cuando mucha de esa gente puede ser productiva si la mano creadora de quienes pueden ayudar en planes accesibles a la gente se preocuparan por el país.

POPULISMO DEMAGOGIA HEMOS PERCIBIDO EN 60 AÑOS UNOS MÁS OTROS MENOS PERO POPULISMO HISTÓRICO DAÑINO

Un Jefe de Estado Populista, al estilo del siglo XIX, actúa como un caudillo, que subordina todas las Instituciones Públicas del Estado: Poder Ejecutivo, Judicial, Legislativo, sucedió con evidencia durante los liderazgos y presidencias de partidos políticos que arrancaron con la era democrática en 1959 en Venezuela, después de 40 años, el pueblo percibió con claridad el sistema ‘’Populista’’, y ese pueblo decidió cambiar ante el arribo de un líder, que no se hizo en las calles, sino que salió como fenómeno de la Fuerza Armada, cuando decidió lanzar una Rebelión contra el Estatus Quo, ya agotado en sus promesas, sus fracasos administrativos, la deuda externa, los negocios con el FMI, BM, la hipoteca y las privatizaciones, aunque aún Venezuela no había sentido con tanto rigor una crisis monetaria, se recuerda que la burocracia era financiada desde el exterior a cambio de altos intereses y enajenar patrimonio de la Nación.

Una crisis donde el bolívar se devaluaba, y esto, pareció ser que, con el nuevo liderazgo de Chávez, el país retomaría su rumbo, se invertiría en progreso, se revaluaría la moneda, se haría Reforma Agraria, desarrollo industrial, pues llegó una bonanza petrolera, que llegamos a pensar la hora de la siembra petrolera había llegado, con la aprobación por el pueblo de la primera Constitución dedicada a la Doctrina de Bolívar, todo se encaminaría hacia los anhelos de la sociedad, pero poco duraron esas esperanzas, todo se derrumbó, volvió el populismo, la CRBV, es lo único que queda de esos esfuerzos, Bolívar fue traicionado nuevamente, pudo más el desorden, la corrupción, la burocracia, la lisonja y el culto a la personalidad, que lograr los objetivos propuestos de un país potencia, acontece bajo los auspicios de un Gobierno, que no percibimos de entrada como populista, porque en la realidad el pueblo se volcó mayoritariamente tras ese líder carismático, inteligente, pero que, permitió que las fortalezas fueran arrasadas por sus debilidades cuando todo iba bien, una CRBV respetuosa de muchos principios, pero que en su aplicación hubo las fallas de quienes deberían velar por esta tal como fue aprobada por mayoría, además se le anexo a la ‘’Revolución Bolivariana’’ un Híbrido que no cabía dentro del texto Constitucional, como fue categorizar el Socialismo del Siglo XXI, armas para los enemigos.

EL POPULISMO DAÑINO SUFRE LA ECONOMÍA

Este trata, por todos los medios de mantener a las masas trabajadoras con los incrementos salariales y de sueldos a fin de proteger los bolsillos de la clase más golpeada con los fenómenos inflacionarios, y más cuando se trata de la pérdida de altísimos porcentajes del signo monetario, ya se ha dicho bastante a que se debe, se reflejan los bonos, los subsidios con los alimentos, y todo se ha derivado de las fuertes confrontaciones entre sectores políticos adversarios al gobierno y los sectores empresariales, en respuesta a las medidas restrictivas del gobierno en materia de precios, así que los incrementos salariales, no se han aprobado cuando los precios de todo suben por encima de los porcentajes aumentados, mayo y junio, los precios se elevaron en porcentajes millonarios, inaguantable, inaccesibles e imposibles de adquirir con salarios y sueldos de uno a cinco dólares. Aunque todo se envolvió en una pelea por las divisas, marcadas por el gobierno en diversas etapas, en una forma preferencial, y otras más elevadas para, supuestamente las importaciones de lujos, pero al final todo se empasteló, se perdieron los controles, se distorsionó el control cambiario y afectó el valor del bolívar, el gobierno sosteniendo que el Estado iba camino al Socialismo, que todo cambiaría, pero no crearon las bases para transformar la mentalidad de la gente, y en vez de socialismo lo que se generó fue una anarquía, donde la Ley Suprema quedó sin su aplicación en materia económica, la CRBV respeta la propiedad privada y habla de una economía mixta, pues no, hubo intervenciones apresuradas, no planificadas ni acordadas, que en vez de desarrollo, lo que se trajo involución, ya se ha dicho sobre cómo están las zonas industriales, muchas cerradas otras a media capacidad instalada, se alejaron las oportunidades para la importación de materia prima, maquinaria de reposición y otros tantos elementos que nos han llevado al actual estado de cosas.

CAMBIAR GOBIERNO POR LA VÍA CONSTITUCIONAL ES POSIBLE LA CRBV DA AL PUEBLO ESE DERECHO

Artículos del uno al nueve de la CRBV y sus principios, pero puntual en los artículos 347 y 348, dónde cuatro poderes tienen derecho a convocar a UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, ya el Presidente utilizó ese derecho, el pueblo la aprobó con más de ocho millones de votos, pero ya ésta ANC incumplió con el pueblo en materia económica, resultó peor el remedio que la enfermedad, salvo el logro innegable de haber frenado la aparatosa y desbocada violencia política, pero el problema económico sigue empeorando, la Comisión nombrada se desarticuló, algunos que hicieron propuestas inmediatas, de repente no volvieron a aparecer, caso del constituyentista Isaías Rodríguez y otros.

En ese sentido venimos desde hace más de dos años hablando de una Constituyente del pueblo, la AN electa por mayoría en 2015, tuvo en sus manos un Referendo que lo volvió sal y agua, tampoco se pusieron de acuerdo para convocar a una ANC, si convocaron al pueblo a la calle para actos reñidos con las leyes, lo que generó muerte, luto para muchas familias, destrozos, y más crisis, fue cuando el Presidente en una de esas jugadas políticas les salió al paso, después estos quedaron perdidos en el espacio, ni quisieron participar en la CONSTITUYENTE Y EL QUE SE APARTA LO APARTAN, por eso auto derrotados por sus mismas decisiones, no de ciencia política, naufragaron en el barco de las pasiones y fanatismos extremos, el gobierno ganó con más de seis millones de votos, votaron 9 millones, lo que indica que casi 13 millones de venezolanos quieren un sistema de gobierno que no sea del populismo tradicional.

Y que por cierto se da en otros países, bien populismo de derecha o de izquierda, la derecha domina la escena mundial, con populismo y autocracias, las izquierdas llegan y no cumplen sus promesas de cambio, entonces nadan también en las pasiones y fanatismos, que lo que trae es atraso a los pueblos, en verdad lo que interesa es que los gobiernos cumplan, sean de la tendencia que sean, que administren las riquezas de la Nación para el progreso o desarrollo, que cese la corrupción, la burocracia, la lisonja, el culto a la personalidad, vicios o rémoras muy dañinas; que las leyes sean el imperio de gobiernos verdaderamente democráticos, porque muchos de estos llamados demócratas, son en la praxis autócratas, caso Colombia, las misma Argentina, que aunque los sueldos y salarios aún le alcanzan a la clase trabajadora el camino que llevan con el FMI, es que a futuro tenga una grave crisis monetaria, por sus devaluaciones que comienza, el de Brasil, un autócrata nato, solo fue llevado a la presidencia por un acuerdo burocrático del poder legislativo, desmantelando a la presidenta que el pueblo había elegido, tampoco son sistemas de gobierno que sirvan de ejemplo a la sociedad, y cuantos ejemplos podemos colocar. Venezuela, según las prácticas gubernamentales es un gobierno populista, por las razones que ya expresamos como se tipifica este tipo de gobierno y sus líderes.

ENTONCES LA LUCHA A FUTURO A MEDIANO PLAZO ES ORGANIZAR UNA CONSTITUYENTE GENUINA DEL PUEBLO DEL PODER SOBERANO Y ORIGINARIO DE A VERDAD, SERÍA LA SOILUCIÓN CLARO SE REQUIERE ORGANIZACIÓN, LIDERAZGOS NO UNTADOS EN CORRUPTELAS NI FRACASADOS EN LOS ULTIMOS 60 AÑOS, PARTIDOS QUE TAMPOCO TENGAN RABO DE PAJA, SERÍA ALGO NOVEDOSO FUERA DE LO TRADICIONAL Y COMÚN, HAY GENTE VALIOSA EN ESTE PAÍS, ACASO SE PERMITIRÁ QUE LA ACTUAL SITUACIÓN LLEGUE A MALES PEORES, A LA SOCIEDAD O EL PUEBLO NO LE CONVIENE, VENEZUELA TIENE RECURSOS MATERIALES Y HUMANOS TAMBIÉN PARA BUSCAR OTRO HORIZONTE LA CRBV ES LO ÚNICO PLAUSIBLE QUE QUEDA DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, YA MUCHOS DE NOSOTROS VIEJOS PERO CURTIDOS CON MÚLTIPLES VIVENCIAS Y DERECHOS CONSTITUCIONALES OPINAMOS ACOGIDOS A DERECHO. EN APORREA HAY APORREADORES CLAROS EN SUS PROPUESTAS.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teodoro Guerrero Salas

Teodoro Guerrero Salas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a266058.htmlCd0NV CAC = Y co = US