La felicidad del pobre es dejar de serlo

Un mensaje a la clase media

Los primeros defensores del capitalismo se enteraron que existían los pobres un poco después de la época de la Revolución Industrial, la producción en serie se convirtió en uno de los instrumentos más eficaces para la acumulación del capital y a su vez, de la más abominable explotación. No fue por azar que Marx descubrió que una de las formas de dominación lo fue la división del trabajo y es a partir de este elemento conjugado con otros de relevancia significativa que se pudo dar con el punto de los conflictos a la primera de cambios de la industrialización. El capitalismo trae consigo no solo la separación entre el capital y el trabajo sino entre los seres humanos con la naturaleza, entre el trabajador y sus semejantes, sencillamente porque la explotación se hace acompañar con la alienación de las necesidades del ser humano.

En la actualidad en Venezuela como en cualquier parte, el régimen sigue siendo más o menos con las mismas características, aunque estemos hablando de una oficina de telefonía celular, o una gran empresa cervecera o de refrescos, o una tienda en un centro comercial, la relación empleador empleado reviste circunstancias de explotación, aunque más sofisticadas de igual agresión, lo que quiere decir y hay muchos ejemplos de ello, que el día menos pensado los servicios prestados pasan a la historia. La razón de ser del capitalismo como se ha desarrollado hasta ahora es la dominación de unos pocos en detrimento de la mayoría.

Muchos dirán, pero en Europa no hay pobres o los países han dado muestras de progreso con su gente, en primera perspectiva podríamos decir que eso es cierto, pero recordemos que la verdadera historia económica capitalista de Europa es a partir de la finalización de la segunda guerra mundial con una excepción Inglaterra, precursora de la revolución industrial. Ahora bien el resto de países con más o menos relatividad desarrollaron esta fase del capitalismo como lo hicieron Inglaterra y los EEUU mucho antes de la guerra, lo que quiere decir que en Europa en los actuales momentos se desarrolla el capitalismo de las corporaciones bajo un engranaje de capitales globales que no los identifican con los mismos países sino que el gran dominador son los capitales trasnacionales y apátridas.

Los signos de debilidad del sistema en Europa comienzan a verse y a veces significativamente como es el caso del mantenimiento de la seguridad social no por casualidad o el desarrollo de los acontecimientos o porque hay mucha población vieja, sino por la filosofía dominadora y esclavizadora de las elites mundiales que le otorgan poca importancia a tales necesidades. La velocidad y continuidad del crecimiento económico se ha visto interrumpido en varios países como es el caso de Alemania y la reticencia encubierta de ciertos sectores al mercado común. En el caso particular de los EEUU la situación es mucho más grave debido a los recortes directos a la seguridad social que de hecho nunca ha sido de grandes proporciones, la enorme deuda externa comienza a afectar las relaciones de intercambio, en fin el capitalismo como prácticamente siempre estuvo escrito, comienza a evidenciar fisuras importantes, es por ello, entre otras cosas que la actitud imperialista obedece a razones de perdida de dominio en lo político y económico.

Estas razones y argumentos deben servir para una mejor ubicación en quienes creen en lo indisoluble del imperio y deben comenzar a visualizar la globalización desde la perspectiva de multipolaridad o dicho de otra manera que es posible considerarlo como el desarrollo de potencias menores como es el caso de Venezuela.

Ahora bien, en lo interno la clase media a quienes le han vendido la inalterabilidad de EEUU como eje del desarrollo, lo cual de la utopía posible pasa a ser la realidad tangible, nos comienza a dibujar una redistribución de las fuerzas no militares sino económicas en aras de la complementariedad de las mismas y la necesidad inalterable de un país con respecto al resto, no a uno solo.

Por otra parte y como elemento político interno, las políticas ejecutadas por el gobierno bolivariano van más allá de la lucha por mejorar la situación de exclusión en todos los aspectos: educación, salud, cultura, etc, sino que está íntimamente relacionada con su política exterior de cara a la oposición al imperio como rector del mundo. Además, las políticas implementadas tocan directamente a amplios sectores de la clase media beneficiándolos en aspectos referidos a las entidades financieras que se han visto en la necesidad de mejorar la relación con la población y el conocimiento cierto de que existe una mayoría de la población que está buscando espacios para el progreso y el bienestar, cosa manifestada a través de las misiones y programas sociales en lo social y la activación económica como participantes de un gran movimiento que está logrando la creación de miles de emprendedores que se están labrando un destino mejor.

Por último, es bueno destacar que el ejercicio de la soberanía económica lo que ha hecho es redimensionar la economía en función de todos, bajo la eliminación de grupos económicos beneficiarios en el pasado de las políticas económicas desarrolladas y es lo que ha permitido el avance social y el éxito obtenido en los indicadores macroeconómicos con justicia social.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2811 veces.



Rafael Febles Fajardo

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a26582.htmlCd0NV CAC = Y co = US