Los zapatos rojos de Jorgito

Dedico este artículo a los escribidores mediocres, agazapados e infiltrados en toda las Web Bolivarianas Facebook Twitter y entre otras la querida Aporrea. Escriben disfrazados de chavistas y una cuerdita de miserables criticones, al mejor estilo amarillista de los enemigos de la patria, muchos son amigos del imperio gringo camuflados, y otros venezolanos, que retuercen la realidad de los hechos garabateando pendejadas pueriles dignas de mejor causa y al mismo tiempo gozan sus malignas intenciones, de lo que escriben y les publican. Por esto quizá esperan unos dólares como lame botas, o por lo menos una visa para ir a U.S.A. como lacayo servil del imperio.

Quien les dijo a ustedes señores criticones mentecatos de tonteras con mentes llenas de paja, que un comunista, socialista o compatriota chavista, en este caso Jorgito, no puede vestir bien, usar un traje de marca, un reloj Cartier, una prenda Armani o en este caso unos zapatos deportivos marca Valentino.

Claro que se puede, si ese es su gusto y su deseo, o es que acaso el ser revolucionario, se vincula con un voto de eterna pobreza, o el de ir vestido de harapos.

Todo lo contrario, el revolucionario verdadero lucha por el bienestar de todo su pueblo. Es el caso de mi querido Jorgito y su hermana Delcy. Quienes desde pequeñitos los castigó la injusticia de la Cuarta República y sus criminales de oficio, a crecer sin el amor, el cariño y la imagen viva de su querido y buen padre Jorge Rodríguez Q.E.P.D, quien fuese vilmente torturado y asesinado, torturas causadas en su cuerpo por esbirros de la DIGEPOL al servicio de Lepage entonces ministro del interior durante el gobierno de Carlos Andrés.

No hablan de este crimen, ni lo mencionan esta derecha hoy agazapada en los medios disfrazados de chavistas.

Como crecieron estos dos hermanitos Rodríguez, como vivieron sin el apoyo y el amor de un padre, que es el derecho de todos los niños venezolanos. Que aun así, y luchando contra este injusto destino, son nuestro orgullo hoy como dignos hijos de la patria de Bolívar y Chávez, al servicio de un gobierno revolucionario del pueblo venezolano, desempeñando altos cargos de mando y decisión, gracias a su esfuerzo de juventud, estudios adquirido y conocimientos en diferentes universidades nacionales y del exterior.

Qué ejemplo tan digno a seguir el de estos dos hermanitos Rodríguez, y los llamó así pues los considero familia y muy queridos, son mis sobrinos de siempre, la lucha guerrillera y estudiantil de los años sesenta nos unió para siempre en diversas oportunidades, algunas de mucho riesgo y no conocidas todavía. El que esto escribe fue dirigente estudiantil en los años 60 de cuarto y quinto año de ciencias del liceo Lisandro Alvarado de Barquisimeto. Desde entonces Jorge Rodríguez Q.E.P.D, y José Juan, fuimos compañeros inseparables en las diferentes etapas de luchas, contra los regímenes adeco-copeyanos que masacraron al pueblo venezolano. Hay en mi mente aún hoy recuerdos de esos gratos momentos, que no he olvidado a mis 76 años.

Querido Jorgito no les pares bolas a estos criticones, franco tiradores de oficio en los medios, no te pueden acusar de nada malo, por usar unos buenos zapatos de marca Valentino, eso no es ningún pecado mortal, ni traición alguna a la Patria.

De que te pueden acusar Jorgito, Rojas y Medina, escribidores de tus zapatos rojos en Aporrea. No hay Ley que te impida usar unos zapatos rojos deportivos de marca Valentino

Estos dos no leyeron Los Miserables.

Hasta la Victoria Siempre



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3005 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor