Convénzase que Venezuela es el Edén y que siempre estará protegido por la Providencia (II)

En el escrito anterior se citó que Venezuela hace miles de años estuvo ubicado al lado de Israel, exactamente en el Continente Africano, y que con el tiempo una inmensa masa de tierra se desprendió, dentro de la cual se encontraba el territorio venezolano, siglos después se estabilizó esa placa tectónica y formó lo que hoy deberíamos llamar el Continente Sur Americano. Esta deducción viene de un profundo análisis sobre el sitio donde podía quedar la tierra perdida del Edén y continuando con el resultado de las deliberaciones de aquella reunión que duró 5 días, con la asistencia de grandes personalidades con diversos y profundos conocimientos sobre este asunto del Edén y su perdida, elaboraron un documento que continúa de la siguiente manera.

Considerando que en El Libro de las Revelaciones, Apocalipsis, comienza determinando 7 áreas geográficas, y finaliza con 24 ancianos alrededor del Trono de Dios, Venezuela al independizarse estaba conformada por 7 Provincias y hoy en ellas se localizan los 24 estados venezolanos, por lo que proclamamos al Mundo completamente de Acuerdo y Convencidos del hallazgo más grande nunca antes logrado en la tierra: EL EDEN PERDIDO DE DIOS FUE HALLADO, Y HOY SU NOMBRE ES EL DE VENEZUELA; el país más rico del Mundo. Y Conociendo la verdad, la verdad nos hará libre; y sobre esta premisa instituimos el siguiente Manifiesto: 1) En aquellas 7 Provincias que conformó la República de Venezuela, se respeta el mérito de personas y empresas en todas sus manifestaciones, quedando prohibidas todas las formas de expropiación violenta de bienes y esclavitud de personas; bajo ninguna circunstancia. 2) La banca pública venezolana será una sola y será mejor que la privada, porque el Estado venezolano velará por alcanzar ser la potencia económica más poderosa del planeta en un corto tiempo. 3) La banca privada tendrá la libertad de invertir y desarrollar su trabajo compitiendo siempre con la banca pública, en un término de justicia y equidad para sus usuarios. 4) Se decreta el Sistema de Pagos por Productividad, para que el que se esfuerce más obtenga mayores ingresos, esto es justicia social, entendiendo que la verdadera productividad radica en la mejor administración del tiempo. 5) Venezuela tendrá su propio sistema de tarjetas de debido y crédito que funcionarán dentro y fuera del país, y jamás un venezolano se quedara sin fondos para lograr sus objetivos. 6) No existirá la necesidad de tener divisas extranjeras porque nuestra moneda será superior. 7) Tampoco será necesario el ahorro en otras naciones, puesto que ellas vendrán a ahorrar aquí. 8) Todo venezolano comerá lo que desee, y su dieta será la mejor, incluyendo productos del cacao, de la cabra, de la tierra y del mar. 9) La moneda nacional se llamara Vencedor, porque vencerá en poco tiempo la vieja y fenecida economía, y desde el día que comience a circular, tendrá el mayor valor en la escala de monedas del mundo. Sietes monedas y 7 billetes que resaltarán las bondades naturales de las 7 regiones de Venezuela, sin que en ellos halla imágenes de muertos, porque nuestra moneda debe estar viva y llamarse Vencedor con V de Venezuela.

10) Viviremos sin limitaciones para la movilidad y acceso a las nuevas divisas venezolanas, electrónicamente y en efectivo, sin embargo todo comercio por muy sencillo que sea deberá tener la capacidad de recibir pagos electrónicos. 11) Se desarrollarán casas con la mejor tecnología para ubicar en 7 meses a todas las familias que las requieran con extrema urgencia, por situaciones precarias, en los siguientes 7 meses a las que viven en zonas donde no debieron construirse, y luego las viviendas comenzaran a planificarse para todo aquel que alcance un título universitario y se case hombre con mujer; exclusivamente. 12) Quienes tienen una segunda vivienda o más, podrán estar tranquilos, nadie les quitará nada, queremos pensar siempre lo mejor y que esos bienes fueron obtenidos del fruto de su trabajo, pero si ellos fueron mal habidos; devuélvanlos voluntariamente al Estado venezolano y le será perdonado. 13) Las construcciones sin terminar, o desocupadas, tendrán un lapso de 70 días para que los edificadores obtengan todo el respaldo del Estado venezolano y las finalicen, de no ser así, se utilizarán para beneficio social. 14) Las tierras serán de todos los venezolanos y en ninguna manera de los gobernantes, teniendo como premisa la ocupación de las mismas por quien las cultive y coma entonces de su cosecha; pues el que siembra tiene derecho a cosechar y disfrutar de su esfuerzo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 572 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a264806.htmlCd0NV CAC = Y co = US