Me da dolor de níspero…

  1. Hay quienes tratan de diferenciar al pueblo del gobierno de Estados Unidos. Son idénticos, ¡carajo! Una de las mayores pruebas de que son idénticos ha sido todo lo que sucedió durante la terrible época de la guerra de Vietnam. Durante la década de los sesenta y parte de los setenta, se suponía que surgiría una nueva generación y una nueva clase política en ese imperio, más responsable, más humana, más crítica con todos los errores cometidos en más de un siglo de invasiones y crímenes atroces en el mundo.

  2. ¿Además, por qué ese pueblo ha callado tan solemnemente los asesinatos en masa aquí mismito, cerquita, en América Latina provocados por la CIA en Colombia, en Chile, República Dominicana, Granada, Cuba, Nicaragua, Guatemala, Honduras, México, Bolivia, Paraguay, Argentina, Brasil, Ecuador y Venezuela?

  3. Que habiéndose puesto al descubierto las monstruosidades de sus militares asesinos, de esa política que utiliza a los medios poderosos del mundo para demonizar a todo aquel que no esté de acuerdo con los crímenes de ese imperio; que habiéndose descubierto las reiteradas mentiras para torturar y destruir naciones enteras, todo ello reforzado ahora con las descomunales falsedades utilizadas para asesinar a millones iraquíes, afganos, sirios y libios en pleno siglo XXI, ese pueblo siga tan imbécil y miserable, que no se rebele, que no haga el menor gestos de protesta ante estos abominables delitos; que calle y que acabe por otorgarle el visto bueno a cuanto hacen sus mandatarios contra del mundo.

  4. Y hay una razón elemental para que esto suceda; en esencia ese pueblo se corrompió profundamente, más allá de los tuétanos. Ha sido en esencia moralmente destrozado por el sensualismo, por el consumismo, el hedonismo, el egoísmo y el materialismo más infame. Ha sido seducido perversamente por el vil provecho inmediato que sacan de cuanto el imperio le roba al planeta. Por lo cual es un pueblo inutilizado, envilecido y podrido del cual no se puede esperar sino silencio, sumisión y un pavoroso borreguismo.

  5. Una de las mayores pruebas de que ese es un país profundamente degradado y miserable está en la historia de ese personaje llamado John Kerry, al que llegaron a poner por las nubes durante las grandes protestas contra la guerra de Vietnam. Kerry, fue un militar herido en la guerra de Vietnam, que apareció un día convertido en un gladiador, como un genial héroe, valiente y decidido contra las injusticias de imperio gringo en sus ataques contra pueblos débiles e indefensos. Muchos se tragaron el cuento de que Kerry cual era un portentoso David enfrentando al súper-dotado Goliat de las mil potencialidades del universo conocido y por conocerse.

  6. John Kerry se llenó de gloria hablando a mandíbula batiente en universidades, plazas y en el Congreso contra la guerra de Vietnam. Llevaba en su pecho, el apagadito farsante un baño de espaguetis, es decir un montón de condecoraciones impresionantes por sus valiosos actos como guerrero contra los vietnamitas, y decía que se sentía avergonzado de su papel de criminal de gente inocente. Intelectuales, académicos, religiosos y gente de paz salieron a secundarle en sus críticas.

  7. Kerry había recibido la condecoración Purple Heart (Corazón púrpura), además la de plata y bronce, que se otorgan por heridas en combate, incluso por heridas de "fuego amigo" en el "calor de la batalla", siempre y cuando el fuego sea dirigido "bajo una completa intención de causar daño o destruir tropas o equipo enemigo". Pero se le criticó que se le hubiese dado la Corazón púrpura cuando en realidad lo que tuvo fue un rasguño pequeñito. Pero él se hizo el pendejo y salió a decir que casi lo matan.

  8. Mucho se criticó en aquellos tiempos que se estuvieran repartiendo CORAZÓN PÚRPURA como quien reparte agua de azúcar. Varios conteiners se hicieron con la fulana medalla CORAZÓN PÚRPURA, y Kerry llegó a recibir tres de ellas.

  9. El vivaracho de John Kerry fue cuestionado por la primera condecoración Corazón Púrpura, recibida por una herida sufrida el 2 de diciembre de 1968. Qué golilla: Kerry se mantuvo en deber tras ser herido, y buscó tratamiento en consulta médica del día siguiente. Afirman que la lesión era demasiado pequeña como para merecer una cita porque el único tratamiento que Kerry recibió, tras el retiro de una pieza de metralla de su brazo, fue bacitracina (un antibiótico) y un vendaje, y regresó a servicio inmediatamente. Las otras que recibió fueron por inventos o cuentos de camino.

  10. Llegó a decir Kerry que esa guerra contra Vietnam era criminal e insistimos que mucha gente lo vio como un dios, como un salvador de la sociedad destrozada por la guerra, como un poderoso luchador decidido a desenmascarar a los criminales de guerra, y entonces los grupos que realmente estaban organizados para enfrentar a los militaristas y asesinos de EE UU, fueron disueltos por la actividad de zapa de este farsante de John Kerry. Y resultó a la postre que lo que aplicó fue un enorme truco para salvarle el pellejo tanto al canalla presidente Lyndon B. Johnson como al cínico asqueroso de Richard Nixon (quienes estaban en la ultra-picota).

  11. Luego como John Kerry, siendo Secretario de Estado de Obama, impulsó los mayores crímenes de guerra en el medio oriente. Y ese pueblo de EE UU, borrego, indolente, cómplice y degenerado, calló una vez más, aprovechándose en lo todo que puede de los que sus gobernantes toman del mundo para mantener sus orgias tecnológicas, sus inventos demoníacos y sus robos y masacres en el planeta.

  12. El gran cerdo de John Kerry, aquel héroe defensor de los derechos de los pueblos a ser soberanos, aquel gran farsante, apoyó el uso de la fuerza en Granada en 1983, en Panamá en 1989, en Somalia en 1992, en Kosovo en 1999 y en Afganistán en 2001. Respaldó además un incremento de 40.000 hombres en las Fuerzas Armadas (que algunos ya consideraban sobredimensionadas). Luego votó autorizando a Bush a usar la fuerza contra Irak.

  13. Esos tipos como John Kerry han sido los líderes más revolucionarios que ha tenido ese degenerado país. Y en nada se diferencia del narcotraficante Marco Rubio, por ejemplo. Es gran defensor de todas las actividades ilícitas que hizo Álvaro Uribe Vélez durante su mandato en Colombia. Siendo senador y presidente del Subcomité sobre Terrorismo, Narcóticos y Operaciones Internas, se familiarizó con el negocio de las drogas y de las armas, y amasó una fortuna para proyectar su candidatura presidencial. Se hizo experto en el tema del lavado de activos desde sus tiempos como fiscal, y siempre supo todo lo que ocurría al interior de Colombia y lo que hacían sus delincuentes (hijos de puta todos y amados por ser tan leales al Tío Sam).

  14. Por eso aseguró que de llegar a la presidencia su ayuda a Colombia se mejoraría. Convertido en lo que ha sido toda su vida, Kerry aseguró que estaba dispuesto a enviar soldados norteamericanos a combatir donde sea: "Yo sé algo sobre matar", dijo por todo el cañón. ¡Qué bolas!

  15. Eso es así, queridos bobos que se van a la tierra de los sueños y de las oportunidades para morir como esclavos o pendejos, eso es así digo, porque el imperialismo surge de la necesidad de colonizar a países pobres o "en vías de desarrollo", triturarlos y sacarle la sangre para asegurarse el abastecimiento de materia prima a la vez que crear mercados para sus productos terminados.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3190 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a264348.htmlCd0NV CAC = Y co = US