Es la persona, su circunstancia y su tiempo lo que hace el destino (I)


El venezolano conoce como a Simón Bolívar le tocó vivir una infancia y juventud muy adversa, dramática y dolorosa, sin duda aquello templó su espíritu y en esa circunstancia decide emprender en su adultez lo que su tiempo le presenta, siendo así como ese mismo tiempo lo convierte en Libertador y el hombre más destacado del siglo XIX. Narremos lo que consideró lo marcó en forma definitiva.

María Teresa Josefa Antonia Joaquina Rodríguez del Toro Alayza nace en Madrid el 15 de octubre de 1781 y muere en Caracas el 22 de enero de 1803, a solo 21 año de edad, ella fue la esposa del venezolano Simón Bolívar tras solo dos años de noviazgo y ocho meses de matrimonio; muere de fiebre amarilla y Bolívar jura y cumple la promesa de no volver a casarse. María Teresa fue la única hija de Bernardo Rodríguez del Toro y Ascanio nacido en Caracas, Venezuela, y de Benita de Alayza Medrano, ambos de familia canaria. María Teresa estaba profundamente vinculada a la sociedad caraqueña. Su padre era hermano del tercer Marqués del Toro, Sebastián Rodríguez del Toro y Ascanio, cuyo título heredó el primo hermano de María Teresa, Francisco José Rodríguez del Toro e Ibarra, amigo íntimo de Bolívar, también pariente de los Rodríguez del Toro. Al morir doña Benita, María Teresa, a pesar de su temprana edad, cuida de sus hermanos y ayuda a su padre y a su primo Pedro Rodríguez del Toro, en lo relativo a la administración de bienes y haciendas. María Teresa Conoce a Simón Bolívar en Madrid, en 1800, Bolívar había sido enviado a España a los 17 años para continuar sus estudios. Su vida cambiaría definitivamente en la casa del Marqués Gerónimo de Ustáriz, a quien Simón Bolívar llamaba "tutor", y en cuya mansión residió por algún tiempo y allí conoce a María Teresa, dos años mayor que él y con quien estaba emparentado por varias líneas. En agosto de 1800 María Teresa acepta el noviazgo de Simón Bolívar, quien en ese período la describe como «una joya sin defectos, valiosa sin cálculo». El padre de María Teresa se lleva a su hija a Bilbao y al poco tiempo, en marzo de 1801, Bolívar se traslada también a esa ciudad, y luego a París. De regreso a España, Bolívar propuso formalmente matrimonio a María Teresa. Se especula que el padre de María Teresa, aplacado por el compromiso formal y, probablemente también por razón de los bienes del novio valorados en unos 200 000 duros, dio su permiso y bendición a la pareja. Simón le propone a María Teresa que se casen ese mismo año en el Puerto de La Coruña. Poco después, el 30 de marzo de 1802, Bolívar otorga poder a Pedro Rodríguez del Toro para suscribir en su nombre las capitulaciones matrimoniales. En consideración de «su distinguido nacimiento, su virginidad, sus cualidades personales» y su disposición de dejar España para acompañar a Bolívar, los abogados del futuro libertador le pusieron un valor a su prometida de 100 000 reales, aproximadamente una décima parte de la fortuna de Bolívar. Hoy 26 de mayo se cumplen 216 años de aquel matrimonio.

“En la villa de Madrid a veinte y seis días del mes de mayo de mil ochocientos dos, en la Iglesia Parroquial de San Jose, yo, Don Isidro Bonifacio Romano, Teniente mayor de Cura de la misma habiendo procedido despacho del señor Dr. Juan Bautista de Expeleta, Pro. Vicario Ecco de esta referida villa y su partido, dado en veinte del propio mes y año, refrendado de Diego Alonso Martín, su notario, por el que consta haberse dispensado las tres amonestaciones que proviene el Sto. Concilio de Trento, por la justa causas que concurrieron para ello; recibidos los justos consentimientos; hechas las demás preguntas y requisitos necesarios y no habiendo resultado impedimento alguno desposé in Facie Eclesial, por palabras del presente que hacen verdadero y legítimo matrimonio a Don Simón Bolívar, natural de la ciudad y Obispado de Caracas en América, hijo de Don Juan Vicente Bolívar y de Doña María de la Concepción Palacios, ya difuntos, con Doña María Teresa Rodríguez del Toro, natural de esta referida villa, hija de Don Bernardo Rodríguez del Toro y Ascanio y de Doña Benita Alayza Medrano, ya difunta, precedido los requisitos necesarios, se hallaron presente por testigos Don Pedro Rodríguez del Toro, el señor Marqués de Inicio y otros, juntamente los velé y di las bendiciones nupciales según el ritual y lo firmé. Don Isidro Bonifacio Romano”

Al cabo de unos 20 días, se trasladan a La Coruña. El 15 de junio de 1802 parten los recién casados hacia Caracas, desembarcando el 12 de julio en La Guaira. Allí María Teresa será acogida no sólo por la parentela de su nuevo marido sino también por la suya propia. Después de una corta estadía en Caracas, en la Casa del Vínculo y del Retorno, ubicada en una esquina que da a la Plaza Mayor de Caracas, hoy Plaza Bolívar, se trasladaron a la Casa Grande del ingenio Bolívar en San Mateo, estado Aragua. María Teresa enferma poco después de “fiebre maligna", hoy día identificadas indistintamente como fiebre amarilla o paludismo, el matrimonio regresa a Caracas y en su casa muere el 22 de enero de 1803, tras solo ocho meses de matrimonio y dos años de noviazgo; Bolívar perdía así a su amada María Teresa. Habiendo perdido a sus padres durante su infancia, María Teresa representó para Bolívar un último y definitivo intento de arraigo signado por la tragedia. El dolor causado por esta muerte inesperada y prematura lo llevará a evadir en el futuro cualquier vínculo raigal. Cuando en 1802 regresó a Venezuela: “Entonces mi cabeza estaba llena de los vapores del más violento amor y no de ideas políticas” otro tanto afirma en diversos testimonios. En carta a su amigo Pedro Joseph Dehollain le decía que al casarse se convirtió en un “ente dichoso que cantaba alegre el colmo de sus felicidades con la posesión de su Teresa”. Se nota que Teresa era el centro afectivo de la vida de su esposo.

José M. Ameliach N. Mayo de 2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1477 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a263808.htmlCd0NV CAC = Y co = US