Recurso de amparo contra la elección presidencial (lo que es bueno pal pavo…)

Espero que todos los factores que procuran el cambio en el país, en especial Falcón, Bertucci y Quijada, no pierdan mucho tiempo para introducir ante el TSJ un recurso de amparo por fraude en la elección de Nicolás Maduro como Presidente de la República para el periodo 2019-2025. Los indicios de tal fraude están debidamente sustanciados en actas electorales y en las denuncias presentadas ante el CNE por el delito electoral de compra de votos. Es importante señalar que existe una importantísima jurisprudencia relacionada con este caso que se refiere al recurso que se declaró "ha lugar" por presunto fraude en la elección de diputados de Amazonas donde precisamente se denuncia el delito de compra de votos.

Esta acción, más que una posibilidad, es casi un deber para Henry Falcón quien declaró: "". Es más, así como Falcón decidió utilizar el camino institucional de la participación electoral (aún con el desprestigio del CNE y de la ilegitimidad de la convocatoria a elecciones), así mismo debe tomar el camino institucional aunque el TSJ esté más desprestigiado. De lo contrario no estaría actuando de una manera consistente.

Una vez que se haya introducido el recurso, el TSJ debe pronunciarse en un breve plazo. Si declara "ha lugar" la medida, entonces quedará sin efecto la elección del 20M hasta que el mismo TSJ se pronuncie sobre el tema de fondo y determine si hubo o no actos fraudulentos. Si la declara "no ha lugar", entonces habrá entrado en tremenda contradicción con lo decidido en Amazonas, dada la similitud de las denuncias y dada la abrumadora diferencia de evidencias entre ambos casos.

No es difícil pronosticar que lo que hará el TSJ es desestimar la solicitud de amparo constitucional para este caso. Sin embargo, tal declaratoria constituye un elemento muy significativo que se agrega para caracterizar la crisis institucionalidad y democrática que existe en el país, dando mayores evidencias del carácter dictatorial del Estado venezolano actual.

En el caso poco probable de que se acepte el recurso, lo más probable es que antes del final del lapso presidencial actual, el TSJ se pronuncie en el tema de fondo sentenciando que no hay suficientes evidencias de fraude. Este escenario tendría para el madurismo la ventaja de ganar tiempo y mostrar una imagen de solidez institucional. Sin embargo, quedaría en evidencia su negligencia en relación con el caso de Amazonas, con el caso de la recolección de firmas para el revocatorio y con muchos otros casos que de manera mañosa han quedado en el limbo (v.g., recurso de amparo en relación con la LOE que mantiene en crisis a la institucionalidad universitaria).

No voy a analizar el caso de que el TSJ sentencie a Maduro y su equipo de campaña de haber cometido fraude porque eso tiene una posibilidad remota. Sin embargo, es importante destacar que, tal como lo mencioné en un artículo anterior, había tres escenarios interesantes relacionados con la elección del 20M: 1. Que ganara Maduro sin evidencias de fraude, 2. Que ganara Maduro con evidencias de fraude y 3. Que perdiera Maduro. Lo ocurrido el domingo implica que se dio el segundo escenario. Ahora nos corresponde a todos los actores que procuramos un cambio para el país buscar los modos para que se haga justicia en relación con ese fraude lo más pronto posible. Más aún, no es sólo el tema del fraude electoral lo que está de fondo, sino un grave acto de corrupción administrativa por parte del comando de campaña de Maduro.

Con todo respeto,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1625 veces.



Felipe Pachano Azuaje

Profesor de la Universidad de los Andes

 pachano@gmail.com

Visite el perfil de Felipe Pachano Azuaje para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a263651.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO