La paradoja de la intolerancia y la responsabilidad social de un medio de comunicación

La sumisión de Aporrea.org a Jesús Silva

Desde la más profunda decepción hacia quienes siguen permitiendo que el señor Jesús Silva utilice Aporrea.org cómo tarima para sus ideas reaccionarias me veo en la obligación de manifestar públicamente mi completo rechazo a la promoción de la intolerancia, odio al diferente, incitación y amenaza de ¨exterminio¨ o ¨barrido¨ de quienes opinen distinto que constantemente hace este señor a través de sus ¨artículos¨.

Yo soy parte de Aporrea.org y desde hace muchos años he venido trabajando hombro a hombro con gente que piensa muy distinto. Ha sido un ejercicio profundamente enriquecedor, revisar y publicar las decenas de artículos de gente muy diversa, una variopinta expresión de nuestro pueblo que por distintas razones sigue creyendo en el gobierno de Maduro, otros que simplemente ya no soportan más esta situación y desean denunciar, explicar o simplemente compartir su indignación.

Nuestro marco de trabajo es explícito y claro, no excluimos a nadie por su opinión en torno a lo político o si apoya o no al gobierno, aquí puede escribir un Elías Jaua o un Javier Vivas Santana y encontrar mucha receptividad de parte de nuestro extensa y variada audiencia. Pero de la misma forma en que desde Aporrea.org se busca preservar la tolerancia y servir de tribuna a nuestro pueblo variado y diverso como es, también se promueven los principios del respeto a la dignidad y se le exige a nuestros articulistas un manejo comedido de los contenidos, en el marco de los principios que guían nuestra acción común como Aporrea.org.

Nosotros, desde siempre, buscamos omitir los insultos, las denuncias sin fundamento, la incitación al odio, la discriminación, las amenazas, constantemente debemos estar haciendo una revisión personal, incluso colectiva, cuando un artículo nos ¨suena raro¨ o creemos que atenta contra los principios de nuestra página, una página decididamente al servicio del poder popular, de las organizaciones sociales y de la lucha de los sectores oprimidos.

En el articulista antes mencionado no solo veo una completa violación de TODOS Y CADA UNO DE LOS ASPECTOS MENCIONADOS sino que veo un problema de alcance público, planteando en términos de promoción de odio e intolerancia, de promoción de antivalores sociales, contenidos retrógrados e intolerantes que dañan la fibra psicosocial colectiva en medio de una crisis tan abismalmente catastrófica como la que vivimos. ¿Qué papel puede tener un medio de comunicación como Aporrea.org en la actualidad? ¿Acaso no debemos promover y difundir el debate sano, ese en el que las ideas son el principal instrumento? ¿Cómo puede desarrollarse un debate de ideas cuando se les permite a articulistas amenazar, disminuir y deshumanizar a sectores enteros de la población?

El marco de debate en Aporrea.org es muy claro y se basa en la más profunda democracia con el más profundo respeto a los derechos fundamentales de toda la población, el derecho a ser informado, a debatir en respeto y confianza. Espero que estas palabras sirvan de recordatorio, o en todo sirvan para abrir una discusión de la Aporrea.org actual y su rol en tiempos tan turbulentos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5565 veces.



Andrea Pacheco

Militante de Marea Socialista- Comunicadora Comunitaria-Investigadora

 milux28@gmail.com      @andreaAporrea

Visite el perfil de Andrea Pacheco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrea Pacheco

Andrea Pacheco

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a263162.htmlCd0NV CAC = Y co = US