Incrementar posibilidades físico-espiritual en la formación integral familiar del futuro ciudadano

Con una observación de segundo orden a una muchedumbre humana, que confiadas, escuchan un concierto. Todos concentrados en observar el espectáculo, entre risas y gritos, sin pensar en ningún inconveniente que lamentar. Sin embargo, en otros escenarios similares, una minoría con pretensiones de sabotear por caprichos, o para generar caos; para pescar. Generan desordenes y al no controlarlo acaban con el espectáculo y pueden originarse daños a las personas, y a la propiedad pública. Con la falta de previsión, se corre el riesgo de hechos que lamentar. Resaltando dos aspectos fundamentales: seguridad y comportamiento público.

Seguridad Pública.

Así como muchas personas esperan, que los gobiernos de turno les resuelvan los problemas que generan las necesidades comunes, sin tener la mínima iniciativa de hacer algo, por él y las comunidades. Porque es innegables, que, hay ciertos momentos que los gobiernos no tienen los suficientes recursos, para enfrentarlas, de igual manera, la falta de seguridad pública, son las más significativas, por la inacción de las instituciones. Por lo tanto, las grandes inversiones sociales que se puedan hacer; son inefectivas para asegurarlas. Y, sin embargo, se invierte grandes cantidades de recursos financieros, para asegurar que los periodos de vacaciones públicas, se hagan con seguridad; aunque por los resultados, se puede inferir, que existen elementos exclusivistas.

Un país, no tiene que asumir completamente las responsabilidades que no le pertenecen; aunque, les afecten significativamente; porque la responsabilidad, NO SE DELEGA. Lo cual se puede inferir, que son muchos los problemas que se pueden resolver, cuando los ciudadanos internalicen voluntariamente, que tienen que protegerse él y la familia. Por ejemplo, evitar todos los riesgos que se les presentan, al transitar y menos sólo, por una calle o un camino, a altas horas de la noche, sin una razonable explicación. Acostarse, sin asegurar, puertas y ventanas; haciendo caso omiso, de slogan publicitarios, para proyectar como concepto ideológico, una seguridad pública ficticia, que los pueden llevar a situaciones catastróficas, o visitar una playa peligrosa, sin las debidas previsiones.

Las personas que provocan hechos de inseguridad, normalmente son una minoría; aunque en caso extremos; habidos en manejar armas. No obstantes, se puede inferir, que uno de los problemas más graves de la seguridad pública en las ciudades, son originadas por negligencias catastral, en las tomas de decisiones. Donde pululan lugares, fácilmente identificable, donde se instala el hambre. Y dada la vulnerabilidad, es penetrada por una minoría, con aptos indebidos generan procesos delictivos; generando el miedo y el terror. Los gobiernos de turnos, se hacen los desentendidos y cuando, se presentan hechos delictuosos, actúan, sin asumir responsabilidades, que sí, les pertenecen.

Con solo hacer un análisis de los lugares donde el hambre se instala. Y planificar, la reubicación de todas las familias de ese sector, en lugares donde se les puedan brindar protección. Y en el lugar desalojado, desarrollar, por ejemplo, un parque recreacional y ornamental, o una institución que traiga beneficios por la Comunidad; combate la delincuencia con mayor efectividad, que una academia para formar miles de policía, que, por falta de protección familiar adecuada, muchos de ellos engrosan las filas de la delincuencia, por no tener otra forma de asegurarla. Y hay muchos más ejemplos, que al enunciarlos pueden generar susceptibilidades, por carencias, que es menester evitar anunciarlas.

Comportamiento Público.

Conceptualmente significa, estar presente en un espacio público de cualquier índole y al tener plena conciencia, tienen que proyectar un modelaje común, para que todos se beneficien, de los productos, procesos y servicios, que se les ofrecen. Quien puede refutar, que en la familia se inculcan, las primeras reglas sobre comportamiento humano "No afectar al otro" que se puede modelar. El afán de muchas organizaciones políticas, de sumar, sin importarles quienes. Es algo que hay que revisar, porque si se aplica equidad y justicia, es factible, que un actor político, o politiquero, se cuele por las gradas y llegue a posiciones importantes. Y cuando se le dé responsabilidades, las utilicen para beneficios propios, sin importarles a quienes se llevan por delante.

Se observa en sentido general, una ausencia en aceptar responsabilidades. Por ejemplo, en una muchedumbre humana, se observa como los niños hacen los que les vienen en gana y pareciere, que no tuvieran padres. Basta que algún adulto lo reprendan y de inmediato, los padres, reaccionan con una inusitada violencia, que muchas veces son inexplicable, al menos, que se investigue la intimidad, para centrarse, como falla de previsión personal y publica. Y las consecuencias, son imprevisibles y, sobre todo, cuando los piquitos de oro, que tratan de afianzar argumentaciones, amparados con leyes, principios psicológicos y sociológicos, para convencer a propios y extraños, de la matriz que quiere implantar. Situaciones más complicadas se presentan con adultos y adolescentes.

Conclusiones.

El Mundo está convulsionados y son muchos los expertos que afirman: que la educación tiene que fundamentarse, en una exaltación pedagógica, que permita educar al futuro ciudadano. Pero se puede inferir, que lo que se necesita es una exaltación paternal, que permita estructurar las bases fundamentales de la individualidad, en la conformación del futuro Sujeto, capaz de conformar equipos de trabajos, para consolidar posiciones comunes. En vez de alinear todos los esfuerzos para la producción de productos, procesos y servicios. Es considerar posibilidades equitativas espiritual-físico, en la formación integral familiar del futuro ciudadano, para incrementar la eficiencia humana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 583 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: