Asidero

Váyanse de una vez, con su escudería militar falseante



Las redes sociales, están contagiadas de un virus de odio que cualquier persona es ofendida, irrespetando el libre pensamiento y derecho de otras personas a expresar sus criterios y estar informados. Lo que existe es un libertinaje a la mediocridad y el rompimiento del orden ético en la información,

Pero, hay interrogantes y, muchas veces son oportunas y acuciosas. Ahora, ante la vista de todos, nuestra moneda es avasallada de nuevo y todos guardan silencio, ahora se hace más difícil conseguir dólares en el mercado y, hay una pérdida de su valor frente a ésta moneda, irrespetando su soberanía anterior, donde ya nos encontramos al desnudo.

En todo caso, los medios indagan con cuestiones como, ¿De cuánto será la devaluación este año? ¿Van a pagar los bancos y agencias de cobro ahora las remesas en dólares? ¿Se producirá un acaparamiento y aflorará el mercado negro?, ¡en fin! Tantas cosas que dejan al desnudo la preocupación de la gente ante ese monstruo llamado “devaluación”.

Pero, esta allí presente, ante unos incompetentes militares que ocupan ministerios, gobernaciones y controlan toda la red alimentaria y, desde esta visión el presidente Maduro debe operar, es regresando a estos militares a sus cuarteles porque fracasaron en la administración pública y nuestra población muere de hambre.

Pero, ¿qué fue lo que pasó? ¿Por qué tanto alboroto? Bueno, en resumidas cuentas, lo que sucedió es que el Banco Central de Venezuela, responsable de la política monetaria del país, tomó la decisión de “liberalizar” en un porcentaje limitado el mercado cambiario en el país

Es decir, nuestro tipo de cambio ha sido fijado por el Banco Central y su valor se determina en una subasta pública. De esta forma, el banco puede mantener una cantidad de dólares como reserva para prevenir cualquier problema que pueda darse con nuestra demanda por importaciones.

Esto dará incentivos a los productores, para que produzcan más bienes de exportación de buena calidad y al mismo tiempo, hará que los consumidores limiten la compra de bienes importados a lo estrictamente necesario. En resumidas cuentas, un tipo de cambio variable tiende a hacernos más competitivos.

Pero, las mafias bancarias, cortaron de raíz este sueño.

Lo malo es que también tiende a hacernos más vulnerables a los choques externos. Es decir, si hay una crisis internacional, el Banco Central tendrá menos posibilidades de protegernos de una escasez, ya que no dispondría de reservas en dólares para vender a la gente. Es quizás esta la razón por la que el BCV ha preferido hacer este cambio de forma paulatina.

Pero, el dinero cae a redes militares o a una combinación cucuteña y de las islas caribeñas, mientras nuestra población se empobrece más y no puede adquirir ni un par de calzados.

De verdad, deben irse, ya no lo queremos, ni derechistas o izquierdistas, que se vayan de una vez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1025 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a261036.htmlCd0NV CAC = Y co = US