Rodríguez Torres y Ángel Prado con su mal ejemplo. ¿Qué se esconde?

Manifiesto, antes de meterme el tema dos cosas: a) Ligo la gimnasia con la magnesia. Como actores políticos, El caso de Rodríguez Torres es distinto al de Ángel Prado y b) Veo, como gallina que mira sal, la ruta que tomó Rodríguez Torres para resolver sus diferencias personales con el gobierno. Inevitablemente cayó en el peor lado de la derecha, después de andar como un papagayo sin cola.

Sin embargo, me interesa el tema de Ángel Prado y Rodríguez Torres a partir de unas luces que me dio un viejo camarada, que son importantes para ver no las volteretas que dio Rodríguez Torres para caer en la derecha, sino un fenómeno que por supuesto no es muy visible desde este lado y que también está presente en el caso de Ángel Prado como candidato a la alcaldía por el municipio Planas del estado Lara.

Pienso que si hay algo muy fácil de demostrar, es la corrupción que lleva en la sangre Capriles Radonski. Corrupción, autoría intelectual en más de 10 asesinatos e incitación a la violencia. Capriles goza de plena y absoluta libertad. Así contamos con otros líderes de la oposición que gozan ´-y es bueno que sea así- de plenas libertades.

No es tan drástico y mano dura el gobierno con líderes de la oposición que tienen su buena carta de mala conducta, como lo es con la disidencia que viene aconteciendo dentro de las filas del proceso. Claro hay disidencias escandalosas como la de Luisa Ortega Díaz. No merece siquiera calificarla de ser disidente. Más bien es una chora vestida con ropa de marca y más o menos bien maquillada.

Baduel después que comenzó a incomodar y pasó a verse como un disidente; el proceso se percató que a partir de ahí, tenía todas las características de un corrupto y creo que por eso lo encanaron. No pongo las mano por nadie en el fuego y no me propongo determinar si Baduel es corrupto o no, pero lo cierto es, que esa corrupción apareció a partir de captarse como una figura incomoda.

No es el mismo caso el de Héctor Navarro, porque su condición no es de corrupto sino traidor. La sentencia con tal carga de traidor, vino como sabemos, porque se solidarizó con Jorge Giordani. Una solidaridad con un amigo, es una razón de peso para esta sentencia. Uno supone, tanto por el caso de Héctor Navarro como con el de Jorge Giordani, que Chávez se equivocó y sus hijos, enmendaron el capote. Lo cierto es que la traición de Jorge Giordani esta argumentada en un documento que escribió y la de Héctor Navarro, se expresó en una solidaridad que mostró hacia Giordani. El gobierno desestimó los argumentos de Giordani y esa disidencia fue administrada con la calificación de traición.

No veo con buenos ojos las volteretas que ha venido dando Rafael Ramírez. A estas volteretas le ha faltado un mea culpa. Rafael Ramírez vino dándose se cuenta de los errores del proceso, una vez que la dirección política de la "revolución" comenzó a ponerle el ojo, porque comenzaba a manifestarse como un disidente. Vino luego la virazón de dólares en las que supuestamente está involucrado Rafael Ramírez. Vino Tarek William Saab con la danza de millones de dólares que al parecer se tomaron familiares de Rafael Ramírez.

No sé por dónde anda Rafael Ramírez. Supongo que si pisa tierra venezolana, será detenido y pasado a un calabozo. Tengo dudas ahora, si esta posibilidad pasa más porque Rafael Ramírez pasó a ser un disidente o porque facilitó la corrupción, que seguro no es nada más que de los disidentes, sino de los están o se mantiene en el proceso.

Rodríguez Torres, según la información generada desde el gobierno se le detiene por: "estar incurso en acciones contra La Paz y la tranquilidad públicas, y en conjuras y complots que perseguían la intención aviesa de atentar contra la unidad monolítica de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana". (https://www.aporrea.org/civico-militar/n322229.html )

Toda la dirigencia opositora -¡TODA!- ha estado incursa en acciones contra la paz y en acciones desestabilizadoras y la mayoría o la totalidad de ellos, gozan de plena libertad y los que están detenidos, descansan en sus casas. Si "la unidad es monolítica", cuál es el problema.

Ángel Prado ganó las elecciones a la alcaldía del municipio Simón Plana del estado Lara. Este caso, es un mal ejemplo político-popular que el gobierno y el PSUV no puede permitirse. Sin recurrir a la expulsión o la condición de traidor; el gobierno y el PSUV no pueden dejar pasar este importante acto de disidencia porque representa un peligro con la posibilidad de multiplicarse. En consecuencia, aplica la guillotina desde el CNE para cortarle la cabeza al luchador social Ángel Prado. Ninguna alcaldía ganada por la oposición se puso en duda, pero esta por ser un mal ejemplo sí. Por ninguna razón, debía permitirse este triunfo del auténtico poder popular, porque es el ejemplo que el PSUV no quiere enterar.

Conclusión. 1) El gobierno y el proceso encontraron el argumento válido para combatir y dejar mal parado a la disidencia. 2) Puedes ser corrupto, pero eso no importa mucho si te mantienes como "revolucionario". Si pasa la raya amarilla, te sacamos la tarjeta de la corrupción. Antes no, se guarda para un seguro. 3) Si no eres corrupto, pero representa un ejemplo a seguir; el poder electoral sabe qué hacer para evitar que la epidemia se propague.

Detrás de Ángel Prado, Rodríguez Torres y otros casos más, lo que se ve por detrás es una política represiva para manejar la disidencia. La oposición casi quema el país y sus líderes están muy bien, como debe ser.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1074 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Dominguez

Claudio Dominguez

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a260905.htmlCd0NV CAC = Y co = US