Guerra económica: algunos aspectos y nuestras responsabilidades (I)

Según algunos observadores y críticos de la vida social y su reproducción como seres humanos, ese enfrentamiento que empezó a producirse cuando unos vivarachos, con poder y con violencia optaron por quitarles a otros sus bienes, tierras hasta las mujeres; podría decirse que se establecían con ello, las bases de la guerra, y se fue produciendo una cadena, yo les quito a estos y otros me quitan a mí y así…hasta nuestros días.

La Economía, la Política y la Guerra, andan juntas, bailan pegao, las tres constituyen una Tesis, que se enlazan y contraponen y, aterrizan en una gran Síntesis; diríamos que este fue otro importante Nudo Gordiano, esta vez en las Ciencias Sociales.

En algún artículo por allí asomé que la Guerra de Troya, no fue estrictamente motivada por un secuestro amoroso, sino que se sospecha que la ubicación estratégica de esta próspera ciudad en la entrada del estrecho de los Dardanelos que conducía a las ricas tierras del Helesponto que les permitía amplias relaciones comerciales con el mundo asiático, le abrieron las agallas a los poderosos Aqueos, habitantes del Peloponeso; eso puede explicar la movilización de mil naves, una guerra de 10 años y la total destrucción de la ciudad . Hasta el rapto de las Sabinas puede considerarse un hecho económico, pues se trataba de mejorar la situación demográfico-productiva del pueblo romano.

En la segunda década de este siglo XXI, en nuestro país, la expresión "Guerra económica" ha impregnado casi todas las neuronas nuestras en uso, maldiciones van y vienen, acusaciones, señalamientos y culpables brotan sin control en nuestro lenguaje; algunos se imaginan a modestos comerciantes y altos empresarios, compartiendo el mismo poste, otros cruzaron la línea ciudadana y destruyeron comercios y, a otros los tienen en la mira; por otra parte, más de un ciudadano diariamente se traga su rabia y se cala su infarto, para el contento de las compinches: el Hambre y la Parca.

Pero así como son de viejos los errores en la política, en la economía con sus consecuencias bélicas, también lo es, ESCURRIR EL BULTO Y CULPAR A OTROS DE NUESTRAS CHAPUCERÍAS. Eso ocurrió con cierta frecuencia cuando algunos reyes y guerreros por tacañería u otra causa, acudían a dioses menores, y hasta sin prestigio y terminaban enredados (¡Ay! asesores hábiles verbales y cacumen famélico) Por eso pienso que es pertinente revisar algunos ASPECTOS de la "Guerra Económica", para identificar NUESTRAS RESPONSABILIDADES, en función de búsquedas de equilibrio para ver si podemos ofrecer respuestas que estén a nuestro alcance.

Hemos hablado de la vejez de las "Guerras Económicas" en el mundo antiguo europeo-asiático-africano, pero también ocurrió en el mundo colonial americano, recordemos que el imperio español, aunque era dueño y señor de los mares, sus navíos que viajaban a nuestro hemisferio y luego retornaban con los frutos de la depredación, eran a su vez acosados por corsarios, filibusteros y piratas, cuestión que les obligaba a organizar grandes convoyes para cubrir sus rutas coloniales.

Pero como este es un tema que pica y se extiende, resultaría necio negar la "guerra económica", que en cada tiempo y en todo el orbe tendrá sus particularidades, conceptos y definiciones, ideas y criterios, abordadas por legiones de especialistas, científicos sociales y hasta improvisados opinadores. En párrafos anteriores y en otros textos nos hemos referido a estos asuntos y no cabe la negación, pues sería como desconocer la historia misma: el colonialismo, mercantilismo, capitalismo, imperialismo, la ambición y la codicia, las contradicciones humanas, y todas ellas metidas en la batidora que conocemos como el planeta Tierra.

En este caso, en la parte segunda de esta opinión me voy a referir a ASPECTOS de "esta guerra económica venezolana" mencionando algunos componentes, tratando de aproximarme en mi ignara situación a su comprensión para ver que hacemos; esto va a significar salirnos del discurso fácil, de la frase corta, y la vocinglería que terminan oscureciendo más que aclarando, con excesos de "rodilla en tierra" y unilateralmente condenando al Imperio, y obviando nuestras RESPONSABILIDADES. No pasa desapercibido y reconocemos que sorprende el asombro de ciertos líderes y su cansona cantaleta de esta "guerra" cosas que repiten y, repiten unos cuantos sin pestañar, como si hubiésemos sido tomados fuera de base.

A Chávez, se le pueden criticar unas cuantas cosas: imposición de militares para regir la vida civil, el lenguaje del cuartel, cierta verticalidad militar, el hiperliderazgo, y algún otro asunto; era un ser humano como nosotros, con defectos y virtudes, colocado ante un mapa nacional y una historia, que obligaba a imaginar y tomar caminos, tratando de evitar viejos manuales, ¿Por eso el Socialismo del Siglo XXI?, pero en definitiva nada que ver con el demonio O ese semidiós que algunos han intentado hacer de él.

Hay los que sin pretender ser " hijos" del Comandante, apreciamos su esfuerzo e intencionalidad para intentar dibujar una nueva figura republicana, que al fin y al cabo es una deuda, expresada claramente por el Libertador en 1830, al resignar el cargo de la Presidencia de Colombia la Grande. "¡ Conciudadanos! Me ruborizo al decirlo: la independencia es el único bien que hemos adquirido a costa de los demás. Pero ella nos abre la puerta para reconquistarlos bajo vuestros soberanos auspicios, con todo el esplendor de la gloria y de la libertad" (1) .Pienso que desde la muerte del Libertador, la construcción de la Nación ha avanzado a trompicones, víctima de incoherencias y confusiones y un desdibujamiento de las ideas esenciales del Pensamiento Político Bolivariano.

Todos sabemos que Chávez acudió a una triada brujular paradigmática: Simón Rodríguez, Simón bolívar y Ezequiel Zamora, y durante muchos domingos, alertó, sugirió, ordenó, criticó, imploró, regaño; recomendó leer textos venezolanos y universales, se planteó erradicar el analfabetismo y extender y acelerar el proceso educativo, mejorar la alimentación, la salud y la seguridad ciudadana, incluir, siempre incluir.

Pero al parecer no había condiciones para que algunos hijos le entendieran; en esa prédica trató lo del Capitalismo-Imperialismo, el Socialismo, la dependencia de la Renta Petrolera, Desarrollo Endógeno, Plan Ferrocarrilero, Puntos y Círculos etc., etc.… Hoy día "la vanguardia" que rodeó a Chávez seguramente habrá hecho sus análisis sobre sus ejecutorias en dicho tiempo; hasta podrían justificarse argumentando aquello de que no estaban dadas las "condiciones subjetivas y objetivas", para un desempeño distinto y, que el mañoso y experimentado capitalismo, logró envolvernos y paralizarnos en nuestros proyectos reivindicativos de lo nacional e inducirnos a tomar caminos que supuestamente estábamos obligados a combatir; con esto habría que ser cuidadoso para no incurrir en evasión de RESPONSABILIDADES. Lo cierto es, que tal situación nos ha llevado a un violento DESNUDO social, económico, político, psíquico y humano, que será difícil VESTIR decentemente en los próximos años.

Ciudadano Stephen Hawking

Usted cual Bolívar, quien anduvo en el siglo XIX, en Suramérica con sueños y tareas de liberación política venciendo dificultades; asimismo lo hizo usted desde su compleja situación física, viajando teóricamente años luz en ese inmenso e infinito cosmos, revisando agujeros negros e intentando liberar a la humanidad de la ignorancia espacial. NUESTRO RESPETO.

LA REVOLUCION ES CULTURAL

  1. Bolívar Simón/Mensaje al Congreso de Bogotá/Pensamiento Político de la Emancipación Venezolana/Biblioteca Ayacucho/pág. 256/Caracas/1988/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1100 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a260815.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO