"Ladran los perros Sancho"… No mi señor, se equivoca, son hienas (III)

El pasado año 2017, el gobierno cometió un terrible error imperdonable: pagó más de 60 MIL MILLONES DE DOLARES DE NUESTRA DEUDA EXTERNA (ETERNA) a las hienas acreedoras, precisamente cuando los dólares más se necesitaban para alimentos y medicinas. ¿Cuánto les quedaría a los intermediarios? Por lo menos, la mitad de esta deuda podía ser refinanciada a 5 o 10 años.

La manera tan alegre como el gobierno gasta dinero, nos permite decir, que aquí todo es posible, menos el socialismo. Cuántas veces profesionales de alta monta y probos, le han pedido al gobierno auditoria de toda la deuda nacional. Si éste necesario acto democrático se diera, cuanta corrupción pestilente saldría a flote. Nos asombraríamos de los motolitos y "patriotas" que allí están metidos. Este es uno de los motivos (el develar culpables), por los cuales no se permite una auditoria abierta de toda la administración pública. La mayoría de instituciones oficiales, que manejan dinero, ya están endeudadas o sobre giradas. ¿Cuánto debemos y a quiénes debemos no lo sabemos?

¿Por qué no tenemos parques industriales, tecnología propia, producción de medicamentos y agricultura abundante, si para estos rubros, todos los gobiernos han dado dinero? No somos soberanos ni independientes. La división internacional del trabajo, nos coloca en un plano dependiente. El desarrollismo industrial, más no social, es una mentira, una imposibilidad. La configuración geográfica y geopolítica de Venezuela, le ha facilitado la acumulación de capital a la burguesía apátrida y al imperialismo. Nuestro país, andino y marítimo, con abundantes ríos navegables, más de 30 millones de hectáreas por cultivar, biodiversidad enorme y por explorar, excelente ubicación astronómica y geográfica, puerta de entrada a sur américa, poseedor en abundancia de los materiales más estratégicos del planeta, como hierro, Coltán, carbón, gas, torio, níquel, bauxita, plutonio, agua en abundancia, madera, piscicultura, más de mil kilómetros de costas, amén del petróleo, cuya reserva es la mayor del planeta, y con algo que no le gusta a nuestra burguesía parasita: un pasado heroico e internacionalista.

La geografía del país, requiere menos inversión de capitales que en otras naciones. Pero ni estas facilidades geográficas, nuestra burguesía aprovecha. Desde su origen dependiente, se ha dedicado sólo a importar mercancías (economía de puertos) preferentemente ya terminadas, y un poco por la llamada "industria de atornillamiento" (ensamblaje), pero no se proponen la industrialización interna pública ni privada. Tragándose lo mejor de los ingresos públicos, más sus propias importaciones (generalmente con dinero público de los gobiernos de turno), consolidaron fortunas privadas sólidas y cuantiosas. Toleraron y estimularon la formación de partidos políticos, para contener la pobreza que ellos generaban. Hoy, cuando estos partidos están totalmente desprestigiados, estos "empresarios" trepadores, apátridas y parásitos, tiene que salir públicamente a defender sus intereses.

Ésta burguesía nacional, nació parasita y parasita se ha quedado. Nunca ha estado interesa en el desarrollo ni tecnológico ni científico interno. Nuestras universidades no han sido direccionadas a la producción de conocimiento ni técnico ni científico. Importar es su oficio preferido. Menos riesgo y mayores ganancias en menor tiempo.

El tránsito forzoso de la Venezuela rural, a la Venezuela urbana, mucho tiene que ver con la ruina del campo, la actividad petrolera y la miopía de una clase económica dedicada a la acumulación de capital. La tenencia de la tierra fue el centro del conflicto político y social durante nuestra guerra de independencia y posteriormente a ella; durante setenta años, la guerra por el poder, era la guerra por el latifundio. Vinieron los andinos, cuya región no había sido estremecida por la guerra de independencia ni por las guerras civiles, y tomaron el poder. Cipriano Castro con un modesto nacionalismo, prontamente fue sacado del poder; imperio y oligarquía se confabularon para llevar al poder al siniestro Juan Vicente Gómez.

Apareció el petróleo y nuestra dependencia de los Estados Unidos se hizo mayor. Desde entonces, estar cerca de los gobiernos de turno, es garantía para el enriquecimiento rápido y abundante. Exoneraciones, desgravámenes, créditos, algunos de ellos sin retorno (Que de cifras habrá en los archivos de La Corporación Venezolana de Fomento, creada por los gobiernos de AD y Copei, para financiar y enriquecer a esta apátrida burguesía), fueron parte de la escalera institucional para éste rápido enriquecimiento privado. Los partidos políticos han servido en mucho, para estos propósitos viles. 500 MIL MILLONES DE DÓLARES PROPIEDAD DE UN PUÑADO DE VENEZOLANOS FUERA DEL PAÍS, HABLAN A LAS CLARAS DE QUIENES SE BENEFICIAN.

Estaríamos solucionando parte del problema alimenticio nacional, si se hubiera continuado con la instalación de kilómetros y kilómetros de ferrocarriles, como se le propuso Chávez, pero esto se abandonó y se prefieren traer y regalar vehículos, siempre a cambio de votos. Ahora más contaminación y más fuga de divisas para repuestos. Dependientes de las trasnacionales, sin industria propia, hemos sido extractores y exportadores de materias primas, que generan trabajo y riqueza fuera de nuestro país, para luego comprar productos elaborados.

El mercado no está diseñado, ni produce para solucionar problemas sociales, sino para acumular capital. Chávez nos advirtió lo que el materialismo histórico centenariamente ha demostrado: "con el capitalismo ni tantico así". Imposible "con sus armas melladas" poder construir el socialismo. Más que ironía, da ira; "empresarios", pillos, estafadores y desfalcadores de la hacienda pública, parásitos, fagocitadoras del lomito petrolero, en conchupancia con políticos malandros, hienas engañadores de pueblos, ladrones de siete suelas.

Todo parece indicar que el poder para sirios y troyanos, es un fin y no un medio. El gobierno quiere seguir "gobernando", si es que a esta anomia se le puede llamar gobierno, y la oposición quiere volver al poder, para continuar con la misma satrapía, con el agravante, que ésta burguesía parásita, hoy tendría que ser más complaciente con sus amos del norte; esto es, entregarle todas las riquezas del país, asunto que harán con doblez y alegría.

Los alimentos los hay, y se producen en Venezuela, pero a precios por las nubes. El gobierno para enfrentar esta realidad que lo acorrala, inventa unos CLAP, que son bolsas de alimentos básicos traídos del exterior a precios subsidiados. Otro rollo; se traen alimentos que se pueden sembrar y elaborar aquí, y se le da dinero a la burguesía para que industrialice al país, lo que por no hará, tomará estos dólares los venderá internamente a precios bárbaros, o se los llevará fuera, y una mínima parte la colocará en el país. Esta es la burguesía aliada del gobierno, la misma que quiere derrotarlo. Que torpeza creer en la posibilidad existencial de una burguesía nacionalista, como si ella lo quisiera o deseara y el imperialismo lo permitiera.

Hace pocos días en rueda de prensa internacional, el Presidente Maduro, le dijo al país que "se habían robado un millón de CLAP". Mandinga por dios. ¿Qué espacio físico se requiere para colocar adecuadamente un millón de CLAP? ¿Cuántas personas se necesitan para esta movilización? ¿Dónde estaban los cuidadores de estas mercancías? ¿Nadie los vio? Me recuerda al robo de la caja de ahorros de Miraflores durante la Presidencia del Dr. Rafael Caldera. ¿Acaso sería "pimentón"?

Como los sueldos van por escalera y los precios por ascensor, el gobierno viene aumentando los salarios. Como los precios toman estampidas, el gobierno corre detrás de los precios aumentando salarios, sin alcanzar a los precios. Es una abierta y diaria devaluación no sólo de nuestra moneda, sino también de los salarios de los trabajadores, LO QUE FAVORECE A LA ACUMULACIÓN DE CAPITAL. El gobierno fortalece su populismo y misiones van y misiones vienen. Bonos van y van y más van. Millardos y millardos de bolívares inorgánicos entran al torrente circulatorio diario. Los expertos hablan de 162 billones de bolívares circulando. QUE LOCURA… QUE LOCURA. Y EL GOBIERNO JURA QUE SE LA ESTÁ COMIENDO.

Las encuestadoras (quién las pagas) dicen que somos un país lleno de gentes felices, que un 55% está listo para reelegir al Presidente Maduro. Antes se nos dijo que éste mismo aproximado 55%, quería el socialismo, el mismo que los "sociolistos" están impidiendo. El Presidente Maduro ganará las elecciones presidenciales, no tiene contrincante "por ahora", pero, si sigue con la misma política, que es lo más seguro (su terquedad es permanente. Es un Presidente prisionero DE HIENAS), puede venir mandinga el malandrinango. ¿Será acaso que nuestro Presidente sufre del Síndrome de Estocolmo? Salir del entorno que hoy lo rodea, es la primera urgencia del Presidente. Situación que debe ser emulada por Ministros, Gobernadores y Alcaldes. ¿Acaso ellos forman parte de la rapiña? Es urgente una asepsia política, o seguiremos acumulando odios, que despolitizaran al pueblo y cualquier cosa podrá ocurrir, entre ellas, progresivas explosiones sociales anarquizadas. ¿Y La familia del padre de la criatura, qué dice?

Todo ésta indeseada situación reclama opinión pública, pero cuando desde la izquierda se le hacen señalamientos al gobierno, éste responde que somos agentes de la CIA, antipatriotas, traidores, entreguistas, mal pensados, minorías equivocados, mal intencionados, renegados… CHITO Y APARTESE… (Continuará el próximo sábado)

Nota: parte menor de éste tercer artículo, por error mío, salió en la anterior parte II. Ofrezco mis disculpas y doy aquí, la tercera versión corregida y mejorada. EL AUTOR.





 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 977 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: