Auditórium

Venezuela bajo: ¡Guerra y propaganda!

"La propaganda no engaña a la gente, sino que simplemente les ayuda a engañarse a sí mismos". Eric Hoffer.

En las últimas horas, por las redes sociales existe un bombardeo de mensajes sobre una posible intervención militar quirúrgica de una coalición extranjera a territorio venezolano, y que ciertos voceros gubernamentales no la han desmentido, muchos analistas militares la ven como una "fantasía" de la propaganda de guerra. Al mismo tiempo, notas de prensa, señalan una presunta concentración de tropas, y armamento pesado en la frontera con Guyana, Colombia, y Brasil. No se sabe si estos datos son una fantasía o son las simultáneas advertencias al gobierno bolivariano de la UE y USA sobre el costo de la violación a la calidad de vida del pueblo venezolano, especulaciones van y vienen si estos mensajes de guerra son una advertencia directa al gobierno nacional para que baje el alto costo de la vida en el país.

Mientras tanto, se difunden noticias de un presunto desembarco de un convoy humanitario americano en Panamá en espera del visto bueno de Washington, y de unos trámites de la Cruz Roja para actuar sobre Venezuela. Sobre los contenidos de estos convoyes, se le puede agregar un elemento más de la trágica farsa propagandística urdida en los otros centros de inteligencia contrarios, donde el secretario de Estado de USA le habría dado presuntas garantías al presidente colombiano: de que esto no es una comiquita.

Entre la alicaída diplomacia, y el apogeo de la propaganda de guerra, en Venezuela se ha instalado una rutina de muertes causadas por el hambre y la falta de medicamentos, ya que no se contempla la posibilidad de ganar terreno a las colas, y la escasez. La realidad hiperinflacionaria de las principales ciudades es progresivamente desesperada. Del país han huido más de cuatro millones de sus habitantes. Venezuela en este año 2018 lleva semanas con una brutal escalada de los precios. La dimisión en pocos días del poder de compra de los trabajadores sugiere que las cosas no van bien para el gobierno bolivariano.

Altos voceros del gobierno en declaraciones de última hora dejaron entrever que Miraflores hará lo posible para que la escalada hiperinflacionaria acabe lo antes posible. Y la mala copia de Goebbels (versión venezolana) en una cínica vuelta de tuerca añadía que la política revolucionaria debe ser pacífica. La abrumadora realidad es que de la mano de la mega inflación, Venezuela se ha convertido en un país en guerra. Y que incluso si las fantasiosas tropas intervencionistas no cruzan la frontera, la brecha entre Venezuela, y la comunidad internacional será probablemente tan duradera como lo sea la preferencia del estalinismo por su designio totalitario frente a la coexistencia civilizada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 495 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edgar Perdomo Arzola

Edgar Perdomo Arzola

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a259304.htmlCd0NV CAC = Y co = US