¿Por qué un obrero?...

Cuando se acercan procesos electorales, ante la terrible campaña mediática contra el pueblo de Venezuela, es preciso preguntarse algunas cosas, entre otras una muy importante ¿Por qué nuestro guía, el padre Chávez, nos dejó a Nicolás Maduro como su sustituto y por qué ahora más que nunca debemos apoyarlo? No solo se trata de las enormes condiciones de líder que ha demostrado tener el presidente Maduro, sino que Chávez además nos envió un mensaje muy claro aquel 8 de diciembre cuando nos lanzó, similar al 4F, un mensaje que fue como un rayo... "apoyen a Nicolás Maduro como presidente", palabras más, palabras menos. Chávez, el guía, el comandante nos señaló el camino a seguir. Muchos nos preguntamos ¿Qué hubiera pasado si Chávez no habla aquel 8 de Diciembre? Seguramente la fragmentación y la confusión nos hubiese hecho perder las elecciones de abril de 2013, la derecha asciende al poder y propina un golpe de estado, la represión deja a Pinochet como un infante de dos años y a lo mejor no estuviéramos escribiendo estas líneas desde la comodidad de un infocentro instalado en una base de misiones, quizás ni el edificio de esta base de misiones existiera, mucho menos estarían estas personas que están a mi lado chequeándose con el carnet de la patria, tampoco los carajitos y carajitas, culo apretado, pequeños burgueses de provincia, no estarían disfrutando gratis de las instalaciones soberbias de una base de misiones como esta, a lo mejor no les quedaría otra cosa que caminar porque sería difícil pagar un gimnasio privado, en fin, estaríamos requetejodidos. Los viejos cabeza caliente desde muchachos como yo a lo mejor estaríamos en alguna fosa bien escondida, si no nos daba tiempo de enguerrillarnos, los gringos serían los dueños de PDVSA, la burguesía nacional llegaría al clímax de la dolarización y un nuevo caracazo estaría en marcha acelerada, aunque no se sabe a costa de cuantas vidas y en cuanto tiempo, Chávez nos evitó todo eso con aquel discurso del 8 de Diciembre. Porque de algo si estamos seguros, somos muchos y muchas que no nos calaríamos esa vaina que nos hubiera echado Chávez si no habla y nos deja en el limbo total… Les confieso algo, a mi no me gustaba Maduro, me parecía mejor Diosdado, pero Chávez es Chávez, con Diosdado estaríamos cayéndonos a tiros con las bandas de paracos desde hace rato, todo esto nos lo ahorró Maduro con su enorme paciencia y eso, luego de pensar en frío, ya cruzando la esquina de los 50, se agradece con el alma.

Pero Chávez, el mismo que nos supo sorprender gratamente siempre, desde aquel 4F que nos enteramos que no era el tal José María, sospechoso de militar pero que a ciencia cierta no se sabía si lo era o no, el mismo que nos llevaba a que un Magoya o un Cleber Ramírez nos repitieran una y otra vez... "no todo se puede saber", ese Chávez, el mismo que nos generá la expectativa full de ese 8 infausto y esplendoroso a la vez, esplendoroso porque Chávez nos dejó el camino claro, triste y amargo porque sentimos el frío de la traición pululando en el ambiente, cosa que hemos corroborado luego, y eso obligó al comandante a descuidar su tratamiento para venir a decirnos el camino, ¡Gracias Chávez donde estés!. Y escogió a este obrero llamado Nicolás Maduro Moros, ese mismo que ha recibido los mayores embates, la mayor de las conspiraciones y la mayor de las traiciones con la gente de PDVSA, los corruptos me refiero, la exfiscala, la cual defendí cuando la derecha la atacó en sus inicios, de buena fe creyendo que un Germán, (traidor después de viejo, ¡Cosa triste! Porque ni siquiera disfrutarás esas cuentas en dólares), pero que luego nos dimos cuenta que la exfiscala no era sino "el caballo de troya" del imperialismo y se le comenzó a ver el bojote cuando afirmaba orondamente, "yo soy la única que puedo enjuiciar al presidente"... Lo leímos en algún lado y allí está la doña entregada con marido y todo a lo que supuestamente combatía, al capitalismo. Imaginemos a ese personaje que ahora dice ser más chavista que Chávez pero que, según él, cerraron al comandante en "un círculo impenetrable". ¡carajo! Mientras se llenan los bolsillos traicionando al pueblo no dijeron "esta boca es mía", basta que se descubriera la tramoya de corrupción en PDVSA entonces ahora ya no es Maduro el que designó Chávez, poco le faltó para que dijera que era él el designado por Chávez para asumir las riendas… ¡Qué pendejos los que creen a este pueblo pendejo!. Pero vuelve la pregunta ¿Por qué un obrero? Pues porque Chávez lo dijo una y otra vez, esta revolución es obrerista, aunque muchos y muchas no le paremos bolas ¡¿Quien mejor que un obrero para conducir la construcción de un nuevo sistema económico, un nuevo sistema distributivo y que pueda llamar a la clase obrera para que asuma el poder definitivamente?!

Pero todavía, a parte de esa pequeño burguesía que se empodera de espacios en la revolución, esos mismos que son muy buenos armando tramoyas pero que tenían dudas de la capacidad de Maduro y todavía se atreven a decir: "es que hay falencias en el camarada presidente". No jodan, pero ninguno de esos y esas tienen las bolas para ponerse ni siquiera un segundo en los zapatos de Maduro. Coño, qué fácil es hablar pendejadas o escribirlas desde la comodidad de una confortable oficina sin preocuparse que el internet en los cyber está por las nubes y que si escribes muchas pendejadas no te quedará ni pa'l pasaje. Ah, desde acá, desde abajo las vainas se ven mejor, más cuando se asume la vida como se predica, esa no es ni de broma la visión de los pequeño burgueses, los que nunca han vivido de un salario, los que son atribulados, no porque no tienen el celular de última generación sino porque a veces no hay ni para comer. Esos, los de abajo, los pobres, los llamados históricamente a plasmar el mayor proyecto que la humanidad se ha planteado, el socialismo, esos, es decir, los pata en el suelo, si entendemos a Maduro y sobretodo si entendemos a Chávez al momento de decir "es Nicolás".

Ahora bien, nos enfrentaremos próximamente a una batalla ruda, no solo se trata de ganar las elecciones de abril con Maduro, sino de quitarnos el yugo de la guerra económica de encima, el bendito dólar, consolidar el petro, distribuir la comida, producir, organizar a la sociedad, defendernos de la canalla mediática, defendernos de las mafias aupadas desde Colombia y otras islas del caribe, en fin, nos enfrentamos a un monstruo mundial y a toda la burguesía del planeta.

A Chávez le jalaban bola muchos burgueses del mundo, a Maduro le ha tocado todo lo contrario, salvo los comprometidos: China, Rusia, Irán, etc, muchos le han jugado feo al presidente, entre otras cosas porque saben lo que representa. Si ellos asesinaron a Chávez porque planteó el Petro como una forma de zafarse de la dictadura del dólar, pues Maduro lo está concretando; si asesinaron a Chávez porque adelantaba el poder comunal, un nuevo modelo productivo y distributivo, pues Maduro avanza en este mismo sentido, entonces finalizo con una pregunta ¿Por qué carajo hay quienes aún dudan que Maduro fue lo mejor que nos dejó Chávez y que por algo nos lo dejó? Pues ya vemos porqué nos los dejó.

Así pues, que nadie se deje manipular, que nadie se confunda y salgamos a barrer a la burguesía con nuestro comandante Maduro al frente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 838 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor